Medio siglo de psicología en Nicaragua

Para contribuir al servicio que brindan los sicólogos a la población, al intercambio profesional, a la formación continua del profesional y a un mejor posicionamiento de la profesión, es importante la organización gremial

Medio siglo de  existencia académica y profesional de la Psicología se cumple el próximo año 2018.  La creación de la carrera de Psicología en el país obedeció en un primer momento a la necesidad de la profesión en los distintos niveles de educación en el país.
En 1966, la Universidad Centroamericana establece la carrera de Psicopedagogía como respuesta a esta demanda, según refiere la psicóloga Dinorah Medrano.

En 1968, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) aprobó  la creación de una Escuela de Psicología que funcionaría en Managua, adscrita a la Facultad de Humanidades. En 1970 la Universidad Centroamericana (UCA) abre la Carrera de Psicología.

La fundación de la Escuela de Psicología en la UNAN obedeció a necesidades de índole educativas y psicoterapéuticas. El licenciado Nassere Habed, primer psicólogo nicaragüense de quien tenemos registro y un fundador de la Escuela de Ciencias de Educación en la UNAN, junto al profesor Fidel Coloma, narra que después de graduarse en Chile a inicios de la década de 1960, retornó a Nicaragua y siendo director general de Educación del Ministerio de Educación se percató de la necesidad de establecer una escuela de Ciencias de Educación, ya que no existía en Nicaragua un centro de formación de profesores de educación media; la iniciativa fue aprobada por la UNAN. Para atender la docencia de las clases especializadas de Psicología General, Psicología del Niño y Adolescente, Psicología del Aprendizaje, fueron invitados los  psiquiatras doctor Mario Flores Ortiz y doctor José Pasos Marciaq. De aquí empieza a surgir la necesidad de formar psicólogos en Nicaragua.

El doctor Luis Humberto López, rememora que un grupo de psiquiatras conformado por los ya mencionados Mario Flores, Pasos Marciaq, Rafael Gutiérrez y, el mismo doctor López, en conjunto con el licenciado Habed, proponen a la Junta Universitaria la fundación de la Escuela. Ante la objeción de falta de presupuesto, los ponentes deciden servir la docencia sin cobrar salarios.

Es meritorio señalar los nombres de quienes gratuitamente iniciaron la formación de sicólogos en Nicaragua: doctor Mario Flores Ortiz, doctor José Pasos Marciaq, doctor Humberto López,  doctor Wilfredo Álvarez, doctor  Florencio Saavedra. La necesidad de psicoterapeutas es la motivación fundadora. Para la elaboración de los planes de estudio se revisaron los planes de universidades en México, El Salvador y Costa Rica.

En los primeros años se incorporan los sicólogos graduados en el extranjero, Víctor García, Amparo Gutiérrez y Ricardo Morales.
En la UCA, también en 1968 se inicia con el doctor Alberto Merani, argentino, la iniciativa de la carrera, la cual se abre en 1970, siendo su primera directora la psicóloga Rosemary Bohemer.

Actualmente operan once escuelas de Psicología en diversas universidades de Managua y los Departamentos del país, con cerca de ocho mil psicólogos graduados, en este medio siglo. Se imparten cursos de maestrías y de posgrado en las diferentes especialidades sicológicas  en las universidades del país.

Los sicólogos se desempeñan en los campos educativos, desarrollo infantil, desarrollo personal y grupal, social, deportivo, empresariales, salud ocupacional, comunicación, mercadeo, publicidad, clínica, familiar, sexología, mediación, forense.

Estos son aportes a la sociedad nicaragüense, a veces poco visibilizados. Para contribuir al servicio que brindan  los sicólogos a la población, al intercambio profesional, a la formación continua del profesional y a un mejor posicionamiento de la profesión, es importante la organización gremial, por ello uno de los esfuerzos de los sicólogos del país es reactivar la Asociación de Psicólogos de Nicaragua (Anips), quienes tendrán asamblea general el sábado 19 de agosto en el Recinto Universitario Rubén Darío.

El autor es psicólogo social.