Jacinto Suárez tilda a Oscar Arias como «empleado destacado de la Casa Blanca”

“La falta de consolidación de la democracia en Centroamérica la vimos hace nueve meses cuando Daniel Ortega ganó su tercer mandato consecutivo al frente del Gobierno de Nicaragua", expresó Oscar Arias en un artículo de opinión.

Freedom House, Jacinto Suárez

Jacinto Suárez, jefe de la Comisión de Asuntos Exteriores. LA PRENSA/WILMER LÓPEZ

El secretario histórico de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista, Jacinto Suárez, dijo que mucha importancia se le da a la posición del expresidente de Costa Rica, Oscar Arias Sánchez, quien sostiene que los acuerdos de paz de Esquipulas II, firmados hace 30 años por los gobiernos centroamericanos, no se han cumplido a cabalidad.

“Vamos a darle un título a Arias: Empleado destacado de la Casa Blanca”, dijo el diputado Suárez vía telefónica.

Lea también: Oscar Arias critica proceso electoral en Nicaragua

Según Arias, quien es uno de los protagonistas de aquellos acuerdos, el actual gobierno de Nicaragua es un ejemplo de retroceso democrático.

“La falta de consolidación de la democracia en Centroamérica la vimos hace nueve meses cuando Daniel Ortega ganó su tercer mandato consecutivo al frente del Gobierno de Nicaragua, incluyendo sin empacho a su esposa en la papeleta, con el favor del Tribunal Electoral y la descalificación de la oposición en plena contienda”, sostuvo el también Nobel de la Paz.

Le puede interesar: Nicaragua evidencia la falta de consolidación democrática en la región, dice Premio Nobel de la Paz

La posición de Arias coincide con la del exdiplomático Mauricio Díaz, quien el pasado 7 de agosto cuando se cumplieron 30 años de la firma del acuerdo, participó en un conversatorio en Managua, en el cual se abordó la “Trascendencia de los Acuerdos de Esquipulas II: 30 años después”.

Lea además: El reto pendiente de Esquipulas II

Aunque Díaz aseguró que se mantienen los fundamentos de estos acuerdos en la constitución política de los cinco países centroamericanos, añadió que no todos los gobiernos de la región han cumplido.

“Quienes debieron haber impulsado el respeto y cumplimiento a lo firmado no lo han hecho. Aquí hemos venido viviendo un proceso involutivo. ¿Hay elecciones libres en Nicaragua? No. ¿Se respeta la voluntad popular? No.”, dijo Díaz.