Cenizas del volcán San Cristóbal dañaron alimentos y dejaron enfermedades en la piel

Vecinos de los sectores afectados solicitaron a las autoridades de salud un equipo médico para que les asistan con mascarillas, lentes y medicinas contra la comezón provocada por la lluvia de cenizas.

Volcán San Cristóbal, San Cristóbal, Chinandega

50,000 personas fueron afectadas este viernes por la expulsión de cenizas del volcán San Cristóbal, en Chinandega, según autoridades locales.

La ceniza que el volcán San Cristóbal arrojó este viernes sobre sitios boscosos, viviendas y cultivos de las comarcas La Grecia 1, 2 y 3, ha provocado daños a productos perecederos y molestias en la piel de los pobladores.

El volcán ha afectado a 178 comunidades en Chinandega y El Viejo; pero las comarcas La Grecia están más cerca del San Cristóbal, el volcán más alto y activo de Nicaragua.

Vecinos de esos sectores solicitaron a las autoridades de Salud un equipo médico que les asista con mascarillas, lentes y medicinas contra la comezón. En la comarca La Grecia una decena de familias se trasladó a sitios menos afectados, como la familia Ordóñez, que retornó ayer a su casa, pues la caída de cenizas ya era menos intensa.

No obstante, los fuertes vientos de ayer sábado hacían descender la ceniza desde los árboles y los tejados hacia los patios, cocineros y salas, por lo que muchos pobladores tapaban todo, en especial los alimentos y el agua.

“Han quedado los residuos de la ceniza y el azufre que nos provoca picazón y sería bueno que nos ayudaran para protegernos”, dijo Sergio Meza, de La Grecia Número 1, en la entrada conocida como Los Almendros.

“Cuando hace el viento se nos viene el cenizal sobre la comida, los trastos, el piso y la ropa, pero nadie se aparece”, refirió por su parte doña Lidia Meza.

 

volcán San Cristóbal
Todavía quedan muchos vestigios de la lluvia de cenizas del viernes pasado en Chinandega.

Ayer los habitantes de las comarcas esperaban lluvia para que el agua lave todo lo que está cubierto por cenizas, en especial un trecho de cinco kilómetros de la Carretera Panamericana, de Chinandega a Somotillo, donde esta se levanta y se introduce a los automóviles.

Francisco Villanueva, acompañado de su familia en comarca La Grecia, relató que la caída continua de ceniza no les permitió salir.

En el garaje “El Jabalí”, frente a la estación de transporte público de la comarca La Grecia, un trabajador lavaba y despojaba de ceniza a una decena de vehículos ahí aparcados. “Era bonita (eufemismo) la capa de la ceniza que cayó ayer y pensé que no se iba a detener”, dijo.

La lluvia de cenizas se detuvo al atardecer del viernes.

volcán San Cristóbal
El viento de este sábado hizo que las cenizas cayeran de los techos de las casas y de los árboles.