El nica JC Ramírez colocado en la lista de lesionados en las Grandes Ligas

JC Ramírez estará fuera de acción por al menos 10 días, diagnosticado con tensión en su codo derecho tras exámenes del lunes.

JC Ramírez quiere ser abridor pero respeta la decisión de los Angelinos. LA PRENSA/CORTESÍA DEL ORANGE COUNTY REGISTER

El bigleaguer nicaragüense JC Ramírez fue colocado en la lista de lesionados de 10 días por tensión en su codo derecho, pero en realidad los Angelinos de Los Ángeles no tienen un tiempo estimado para su regreso.

Juan Carlos fue sometido ayer en Anaheim a un examen de resonancia magnética, luego que el pasado sábado debió salir de juego al sentir una molestia en la sexta entrada frente a los Orioles de Baltimore, la cual fue calificada como irritación en su antebrazo. Ese día consiguió su triunfo 11 y dejó su efectividad en 4.15, cifras que lo sitúan como el mejor tirador del  equipo este año.

“Creo que todo se debe al exceso de trabajo. Este ha sido el año en que más innings he lanzado desde que estoy en las Grandes Ligas y al parecer el brazo se resintió. Pienso que es algo muscular y no de ligamentos, lo que sería más grave”, explicó JC, el mismo sábado a LA PRENSA.

Lea además: JC Ramírez valora sus primeros pasos como abridor en las Grandes Ligas

J.P. Hoornstra, de The Orange County Register, habló con el mánager Mike Scioscia y el gerente general Billy Eppler, quienes no descartan la posibilidad que el nica no vuelva a lanzar en el resto de la temporada.

“JC se había recuperado muy bien de todas sus aperturas y nunca tuvo problemas antes. Lo vigilamos de cerca, hizo su trabajo de rutina y sus sesiones de bullpens fueron buenas, así que no sabemos exactamente que causó su problema”, dijo Scioscia, quien opinó poner a descansar al nica era lo ideal por precaución.

JC ha lanzado este año 147.1 entradas, la mayor cantidad de su carrera. En 2011, cuando era abridor con los Filis en Doble A, llegó a acumular 144 episodios.  En 2013 subió a las Grandes Ligas como relevista y desde entonces su carga de trabajo había bajado considerablemente, pero esta temporada estaba siendo el “caballo de batalla” de los Angelinos, quienes le dieron la oportunidad de abrir juegos, lo que dio un nuevo aire a su carrera, la que ahora luce más prometedora.