Jairo Beras: «sueño con lanzar en Nicaragua»

Hijo del ex pelotero leonés Harold Herdosia, de 6’6 de estatura y una recta que ha tocado las 100 millas por hora, Jairo Beras es ahora lanzador.

Jairo Beras pasó de ser un jonronero, a un ponchador. LA PRENSA/CORTESÍA MILB.com

Después de una temporada de 22 jonrones en las Ligas Menores, debe ser duro escuchar que  tu futuro está como lanzador.

Sin embargo, Jairo Beras, el prospecto dominicano de padre nicaragüense, de los Rangers de Texas, aceptó el reto con tal de cumplir el sueño de todo pelotero, jugar en las Grandes Ligas.

Hijo del ex pelotero leonés Harold Herdosia, de 6’6 de estatura y una recta que ha tocado las 100 millas por hora, Beras ahora es visto como un futuro tirador de cierres de juegos, de esos que llegan a apagar el fuego con recta humeantes, pero antes debe someterse a un largo proceso para aprender los secretos del picheo y actualmente está dando sus primeros pasos en Clase A.

¿Cómo reaccionaste cuando te informaron que te harían lanzador?

“Cuando me dijeron que me iban a hacer pícher, me quede como sorprendido y pregunté ¿Por qué? Los jefes me dijeron que de esa manera yo podía llegar más rápido a Grandes Ligas y que ellos tenían en mente que yo fuera lanzador porque creen que puedo llevar el mismo proceso que el ex pícher Alexis Ogando. Me dijeron que tengo la mismas condiciones de él y que estoy joven y que toman la decisión con tiempo para que aprenda a lanzar”.

Lea además: Jairo Beras se emocionó como nunca jugando con la Selección de Nicaragua en el Preclásico de Mexicali

¿Y vos estás contento con el cambio?

“Me gusta jugar beisbol y por jugar uno hace lo que sea. No me siento incómodo lanzando, sino con confianza porque mis compañeros de equipo me animan y me dicen que puedo llegar a Grandes Ligas como pícher o bateador, que las herramientas están ahí y debo desarrollarlas. La organización de Texas se siente contenta con todo lo que estoy haciendo. Estoy fortaleciéndome en el gimnasio, trabajando duro en el campo y  me siento bien y bendecido con mis habilidades y por todo lo que Dios me ha dado”.

En las redes sociales has creado un vínculo fuerte con Nicaragua, hay mucha gente que te anima también desde aquí…

“Le mando un saludo a todos los fanáticos en Nicaragua, me gustaría conocerlos pronto a todos y me gustaría jugar en la liga profesional de allá. Cualquier equipo que esté interesado en invitarme a jugar con el corazón le diría que sí, conmigo tienen las puertas abiertas”.

¿Qué recuerdo te dejó tú participación con la Selección de Nicaragua en el Preclásico Mundial de Mexicali?

“Fueron inolvidables recuerdos. Me gustaría juntarme de nuevo con la Selección, hablar con ellos, darle la mano y tengo el deseo  de ir allá y jugar aunque sea unos cuantos partidos”.

Pronto se va a inaugurar un nuevo estadio en Managua y en diciembre se armará otra Selección para los Juegos Centroamericanos, ¿te gustaría ser parte de ella?

“Uno de mis sueños es lanzar en Nicaragua, la tierra de mi padre, de mis hermanos, de mis tías y algunas amistades. Sería un honor volver a jugar con la Selección de Nicaragua”.