Sector industrial de Nicaragua se hunde por el elevado costo de la energía eléctrica

La industria nacional representa el 0.88 por ciento, o sea menos del uno por ciento de todos los clientes de la empresa distribuidora de energía, pero consume entre el 23 y el 28 por ciento del total

Actualmente la industria es una de las principales generadoras de empleo formal en el país, lo que representa un 21 por ciento. LAPRENSA/ARCHIVO.

Si la tarifa eléctrica industrial de Nicaragua se compara con Guatemala, donde cada industria en promedio paga diez centavos dólar por kilovatio, significa que la industria aquí paga el doble.

“Ciertamente es la más alta. Esto significa que nuestra industria es menos competitiva que la de Guatemala, por ejemplo. Vemos que producir en Nicaragua es más caro que en otros países de la región, que históricamente han sido nuestros competidores por excelencia”, aseguró Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin).

Lea además: Consumidores pagan las pérdidas millonarias del negocio privado de electricidad

La industria nacional representa el 0.88 por ciento, o sea menos del uno por ciento de todos los clientes de la empresa distribuidora de energía, pero consume entre el 23 y el 28 por ciento del total de la factura vendida en el país.

“Esto significa que contribuye con importantes economías de escala a los costos del sistema energético, lo que debiera traducirse en una tarifa bastante más baja que el precio promedio de la electricidad, como ocurre en todos los países”, explica Maltez.

Lea también: Factura energética ahoga al sector industrial

Nicaragua no solo se encuentra en desventajas con Guatemala, pues si se compara con Costa Rica, donde la industria eléctrica es íntegra, es decir que no hay mercado, la energía en el sector industria es un 15 por ciento más barata que en este país.

Comparación internacional

Para tener una idea comparativa, en Nicaragua se paga 22 centavos dólar en la tarifa eléctrica industrial, mientras que en los países nórdicos (Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia) ronda los diez centavos el kilovatio; en Francia es de 12 centavos el kilovatio; en Estados Unidos el costo es de 6.8 centavos dólar el kilovatio hora.

Lea más en: Industrias buscan reducir costos en la tarifa energética

Es decir que si nos comparamos con Estados Unidos, una de las tarifas industriales más competitivas del mundo, Nicaragua tiene una tarifa 214 por ciento más cara.

“En Colombia por ejemplo es de 9.4 centavos dólar el kilovatio; en Perú es de 7.3 centavos, en Brasil 7.6 centavos, en Chile 8.9 centavos dólar. Mientras que nuestra tarifa eléctrica es de 210 dólares el megavatio hora (o sea 22 centavos dólar el kilovatio), estamos hablando que es más del doble de lo que pagamos”, explicó Maltez.

Qupe dice la cámara de energía

Por su parte César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), asegura que no es cierto que el sector industrial de Nicaragua tenga la energía más cara de la región.

“El industrial panameño paga cerca o igual aunque hay poca industria, la mayoría es servicio, esos números están en la Cepal”, asegura Zamora.

Le puede interesar: Preocupa silencio por venta energética

Sin embargo los datos actualizados del Consejo Nacional de Energía (CNE), revelan que Panamá paga 12 centavos dólar en este sector, de manera que es un 83 por ciento más barata que en Nicaragua.

Zamora considera que el sector industrial no tiene problemas con su tarifa de energía y asegura que son “los mimados” del sistema.

“Todo mundo se queja, ellos (la industria) pagan 0.22 (22 centavos dólar por kilovatio) en Guatemala pagan 0.12 (12 centavos dólar) si yo veo la diferencia entre 0.22 y 0.12, son 0.10 centavos menos por kilovatio hora, claro que va haber molestia y claro que se van a quejar, pero hay sectores de la sociedad nicaragüense que pagan 0.45, ¿quién está más fregado?, ¿el que paga 45 o el que paga 22?, ¿por quién nos deberíamos de preocupar?”, dijo.

Nicaragua no resulta atractiva

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), manifestó que en materia de atracción de inversiones eléctricamente intensivas, resulta más atractivo ir a un país donde la energía es más competitiva que a un país donde la energía es más cara. “Con una energía estable y costo energético competitivo, Nicaragua podrá atraer nuevas inversiones, sobre todo de industrias energéticamente intensivas, creando nuevos empleos; podrá generar mayor valor agregado en su producción nacional diversificando su oferta exportadora. Esta situación, de tener una energía costosa, hace que nuestra industria busque mecanismos más eficientes”, dijo Maltez.

Buscan eficiencia energética

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin), manifestó que al tener una energía más cara están tratando de implementar medidas de eficiencia energética y algunos están tratando de generar su propia energía.

Lea además: La industria es clave para el desarrollo del país

“Desde hace tres años Cadin promueve distintos programas de eficiencia energética, actualmente tenemos una certificación que lleva por nombre Administrador de Energía, Administrador de la Iluminación y

Administrador de Calderas, avalados por la universidad alemana Steinbeis. Con este programa instruimos técnicamente al personal que labora para las industrias en las áreas de consumo energético, transformándolas y volviéndolas más eficientes”, dijo Maltez

Puede leer además: Ley de energía en Nicaragua no indica monto de subsidio

También están ejecutando el proyecto implementación de un Sistema de Gestión de la Energía, basado en la norma internacional ISO 50001, que reducirá el consumo energético.

En las industrias más electrointensivas, como la del cemento, la fundición, la de papel y de alimentos y bebidas, el costo de la energía puede representar entre el 15 y 30 por ciento de los costos operativos”.
Sergio Maltez, presidente de la
Cámara de Industria de Nicaragua