Urge delimitar la frontera urbana de Managua, de no ser así se pone en riesgo su futuro

Si el desarrollo urbano continúa de forma horizontal y no hacia arriba, se disminuiría de forma alarmante la infiltración de agua al manto acuífero

La proyección de los japoneses, plasmada en el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de Managua, es clara para los próximos 22 años: si no se densifica, para 2040 la mancha urbana ocupará 20,200 hectáreas, cuando la cifra óptima para esa fecha es de 14,300 hectáreas.

El cálculo se vuelve preocupante cuando se sabe que no solo son números, sino que significa que al tener una ciudad más extendida se sacrificará una importante capa boscosa y por tanto incrementarían las escorrentías superficiales, que por el tipo de pendiente descienden a la parte media y baja inundando a la capital.

Lea además: La capital con la que Nicaragua sueña plasmada en un plan maestro de desarrollo urbano

Asimismo, si el desarrollo urbano continúa de forma horizontal y no hacia arriba, se disminuiría de forma alarmante la infiltración de agua al manto acuífero porque al permear los suelos el agua escurre en vez de absorberse.

Arquitecto analiza desarrollo de Managua

El arquitecto Gerald Pentzke, exdirector de Urbanismo en la Alcaldía, explica que “casi duplicar la ciudad de tamaño a esa fecha (2040) técnicamente estaríamos haciendo un gran daño a las hectáreas que tenemos ahora porque todo se tendría que desarrollar en zonas que son altamente vulnerables”.

Lea también: Japón propone transporte masivo para Managua

Y por si fuera poco, a esto se le suma la demanda de inversión para llevar los servicios básicos como agua, alumbrado eléctrico, sistema de alcantarillado sanitario, red vial y servicio de recolección de basura.

Ante esto, la solución salomónica de los nipones es que se delimite una frontera urbana en el sur de Managua, para que más allá de allí no se permita construir. La propuesta ha creado alarma en los desarrolladores de complejos habitacionales y han pedido una exhaustiva revisión de la misma por parte de las autoridades locales.

Alcaldía baraja alternativas

En la presentación oficial del Plan Maestro de Desarrollo Urbano, el secretario general de la comuna, Fidel Moreno, aclaró que la sugerencia de poner una frontera a la huella urbana tiene que revisarse en detalle y llegar a un consenso con todos los actores e instituciones claves.

Le puede interesar: Urge intervención urbana para Managua

Por ahora, a lo que se apunta es condicionar las construcciones. Por ejemplo, que solo un porcentaje del área verde se impermeabilice y que otro siga siendo verde para infiltrar las aguas pluviales. Esto es lo que ha mencionado Moreno como la solución razonable.

La propuesta de densificación apuesta a que se erijan edificios de mediana y alta altura para alojar a una parte de la población, en sitios que por su ubicación son aptos para crecer hacia arriba. Esto provocará que los funcionarios municipales revisen algunas normativas vigentes y propongan ajustes.

Japoneses regalaron el Plan Maestro

Durante 18 meses la cooperación japonesa elaboró el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de Managua, con fecha meta a ejecutarse en 2040. Su presentación fue el jueves 17 de agosto en el Parque Japonés, ubicado en el Distrito Uno de Managua.

Lea más en: Managua tiene que planificar transporte, recomiendan japoneses en el Plan Maestro

El documento plantea densificar la ciudad, mejorar la vialidad y poner a funcionar cuatro sistemas de transporte masivo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: