De la Cruzada Nacional de Alfabetización sólo quedan los recuerdos, no los resultados

Cerca del 20 por ciento de la población nicaragüense no sabe leer y  ni escribir, y además se desconoce el impacto de programas de alfabetización del gobierno

Alfabetización

En el año 2007 el Gobierno de Nicaragua propuso a la Unesco declarar la Cruzada Nacional de Alfabetización como Patrimonio Documental del Mundo. LA PRENSA/ARCHIVO

Al cumplirse 37 años de la Cruzada Nacional de Alfabetización expertos en educación aseguran que de este hecho histórico sólo queda el recuerdo, debido a que en el país persiste un alto porcentaje de personas iletradas y se desconocen resultados de las nuevas campañas de alfabetización como el programa “Yo sí puedo” que promueve el Ministerio de Educación (Mined).

“Ha quedado muy poco (de la Cruzada de Alfabetización) pero los que participamos siempre sentimos el orgullo de haber sido parte de algo muy grande y que pudo ser mucho más. Creo que faltó la visión de que acabar con el analfabetismo era solamente un primer paso, luego había que hacer una transformación profunda del sistema educativo”, expresó el director del Foro Eduquemos Ernesto Medina.

Le puede interesar: Analfabetismo persiste en Nicaragua

Varias décadas después, el Gobierno ha realizado algunos intentos para erradicar el analfabetismo, uno de ellos es el programa “Yo sí puedo” a través del que los estudiantes de secundaria deben enseñar a leer y escribir a las personas iletradas de su comunidad; sin embargo, no se conocen los resultados de este.

Para el especialista en temas educativos del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Alex Bonilla, una de las razones por las que el programa “Yo sí puedo” no ha logrado disminuir el analfabetismo es porque los estudiantes de secundaria no cuentan con una formación sólida como para enseñar a otra personas a leer y escribir correctamente.

Lea también: Critican alfabetización forzada

“En aquel momento (1980) los equipos docentes tenían la formación adecuada para la época. Ahora, más de 30 años después, nuestros estudiantes de secundaria (…) no cuentan con las competencia necesarias para poder desempeñarse por sí mismo. Entonces la pregunta es ¿podrán estos estudiantes enseñar a leer y a escribir adecuadamente a otras personas?”, se preguntó Bonilla.

Tanto Medina como Bonilla coinciden que para salir de la pobreza no basta con saber leer y escribir, ambos destacan que la población necesita alcanzar al menos el tercer año de secundaria, una de las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que Nicaragua no logró cumplir.

Analfabetismo en cifras

El Informe Nicaragua en Cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN), revela que de 3,895,447 personas que conforman la población mayor de diez años, 784,174 equivalentes al 20.1 por ciento, no tiene ningún grado de instrucción académica.

Lea además: “La Alfabetización tuvo un interés político”

La estadística específica que de estos 784,174 iletrados absolutos, 397,501 son mujeres y 386,673 son hombres; sin embargo, la cantidad de analfabetos podría ser mayor ya que 644,440 personas sólo cursaron entre el primero y tercer grado de primaria, por lo que se les considera analfabetos funcionales.

Memoria de la Cruzada Nacional de Alfabetización

La Cruzada Nacional de Alfabetización es la mayor proeza educativa y cultural de la historia de Nicaragua. En 1980 tras el derrocamiento de la dictadura de la familia Somoza más de 60,000 jóvenes vivieron en las zonas rurales del país para enseñar a leer y escribir a más de la mitad de la población pobre y analfabeta de Nicaragua.

Además, brigadas de profesores voluntarios de 16 países se unieron a la Cruzada de Alfabetización para respaldar su organización técnica, la preparación de materiales didácticos y formar a los jóvenes para su misión. Con ese esfuerzo a gran escala, la tasa de analfabetismo se redujo en cinco meses de 50 por ciento a 12 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: