Analista asegura que la «forma de gobierno conlleva a malestares sociales»

Descontento también fue público en las municipales de 2012.

Partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), encabezado por Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, inscriben candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales.

Ortega y Murillo mantienen a Rivas en el cargo de presidente del CSE porque quitarlo significaría mostrarse débiles. LA PRENSA/ ARCHIVO

El sociólogo y disidente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Óscar René Vargas, siempre ha advertido que la crisis de este partido será por implosión, debido al descontento de sus propios militantes, un señalamiento que recuerda a propósito de las protestas por la imposición de candidatos a alcaldes en diferentes municipios del país.

Lea también: Rechazo sandinista al dedazo orteguista

Vargas aseguró que ese es el destino de todos los partidos autoritarios, que concentran el poder y las decisiones en unos pocos, porque —según el sociólogo—, una organización así no puede responder a las necesidades de su militancia.

“(El FSLN) está demostrando de que su forma de gobernar, tanto a nivel nacional como a nivel interno del partido por parte de la pareja presidencial, conlleva a malestares sociales que no sabemos todavía cómo se van a desarrollar ni la amplitud que puedan tener”, valoró Vargas.

Más abstención

Aunque Vargas considera incierto el rumbo que pueda tener este descontento, a corto plazo cree que se va a traducir en una abstención mayor a la que se observó el año pasado en las votaciones nacionales, cuando fue evidente la escasa participación ciudadana en los centros de votación.

Lea también: Bases del partido sandinista amenazan con voto castigo

El sociólogo también valoró que la inconformidad de los militantes sandinistas se suma a un sinnúmero de malestares sociales contra el Gobierno central del FSLN, que lleva 10 años en el poder por la vía de fraudes electorales.

Inconformidad

El exdiputado y miembro de la organización política opositora Frente Amplio por la Democracia (FAD), Eliseo Núñez Morales, valoró que el descontento de la militancia sandinista es “síntoma de las inconformidades internas en el Frente”.

Núñez no espera que el descontento actual de las bases sandinistas sea una “crisis terminal” del partido, porque además de que en otros períodos de votaciones municipales se han dado esta clase de protestas y se terminan solucionando, considera que la dirigencia del FSLN debe de estar buscando cómo bajar los ánimos de cualquier manera.

“El régimen es capaz de reprimir o hacer cualquier cosa para acabar con esta crisis, pero con lo que no va a acabar es con los resentimientos internos en la estructura, simplemente van a postergar el problema”, opinó Núñez.

Reclamos por las imposiciones en el FSLN también se hicieron públicas en 2012.

Inconformes

En municipios de los departamentos de Masaya, Madriz, Nueva Segovia y Chinandega, los sandinistas se niegan a aceptar la reelección de los alcaldes o la imposición de los candidatos.

El pasado 26 de junio, en el Congreso del FSLN, se anunció que la selección de candidatos se haría a través de encuestas populares. Ahora se consideran engañados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: