Cartas al Director

Un candidato sin un programa de gobierno anda perdiendo el tiempo en los procesos electorales. El pueblo ha aprendido mucho del pasado.

Cartas al Director, farsas electorales

El tiempo libre
Los padres y educadores saben que el juego ocupa un lugar destacado en la vida del chico. Para el niño gran parte de su vida es jugar. Además de su vertiente divertida, el juego tiene un gran valor educativo, porque desarrolla facultades como la atención, la resistencia física, la disciplina personal ante las reglas establecidas, el dominio de sí y el razonamiento, entre otras cosas.
Junto con los juegos hay otras ocupaciones muy positivas como el deporte, las excursiones, estar con los amigos, ver un buen programa de televisión, leer un libro y hacer juegos que impliquen la creatividad. También hay otras ocupaciones positivas que se pueden desarrollar, como tocar un instrumento musical, el dibujo o la pintura, las construcciones o mecano, el coleccionismo o los juegos que enseñan a pensar, como el ajedrez.
Tanto en el juego como en el deporte, el chico tiene una inclinación natural a la competitividad y aspirar a sobresalir y vencer. Esta inclinación puede ser algo positivo si se encauza bien, pero hay que cuidar que la emulación no se convierta en una excesiva rivalidad. Se debe rechazar el fanatismo y la obsesión por la victoria a cualquier precio. Comprender lo negativo y lo ridículo de estas actitudes. Por el contrario, se debe desarrollar el espíritu deportivo y cuando se pierde saber felicitar al vencedor, aceptando la derrota y cuando se gana, llevar con elegancia la victoria, sin caer en el orgullo o la soberbia.
Los juegos y el deporte deben ser una escuela de virtudes como la lealtad, el compañerismo, el pensar en los demás y la reciedumbre. Se han de evitar, en cualquier caso, los enfados y las trampas, comprendiendo que el mejor medio de divertirse es hacer que los demás se diviertan.
Es más positivo y formativo usar el tiempo libre en ocupaciones activas como el juego y el deporte, que en otras pasivas como pasarse las horas viendo la televisión.
Arturo Ramos.

 

Listado del Nica Act
La Unión Europea, el  Parlamento Europeo, la OEA y muchas organizaciones democráticas internacionales han denunciado y condenado los fraudes y farsas electorales que realiza el corrupto Consejo Supremo Electoral de Nicaragua con el único fin de mantener en  el poder al dictador Daniel Ortega.

Cada fraude electoral  supera al anterior. Las elecciones  municipales del próximo 5 de noviembre no animan a participar ni siquiera a los orteguistas,  a pesar que se pueden asignar las alcaldías y el número de concejales que se les antoje, dejándole a los partidos colaboracionistas o zancudos una cuota de pordioseros.

Las condenas del mundo libre no afectan a esta  dictadura que parece alardear y repetir como  eslogan la recomendación de Tomás Borge: “digan lo que diga, hagan lo que hagan,  debemos mantener el poder a cualquier costo”. Y  repiten su antigua consigna; “construiremos el socialismo con los dólares del imperialismo”.

La ley Nica Act. nace por la insistencia de Ortega de mantenerse en el poder violando las leyes, la Constitución y los derechos humanos, además de no permitir elecciones limpias,  pero sí  permitir la galopante corrupción estatal. Esta ley sí afecta al orteguismo porque puede parar las ayudas y préstamos internacionales.

Es fácil hacer la lista de los que se hicieron millonarios bajo el alero del Estado, lo difícil es defenderlos, aún así aparecen personajes  defendiendo a los primeros nombrados, aunque lo que realmente defienden  es el beneficio que reciben del orteguismo “por su gran colaboración” , que se los  pueden quitar en cualquier momento cuando  sospechen infidelidad hacia el dictador.
Leopoldo Villalta López.

 

Programa de gobierno municipal
Estamos a menos de tres meses de las elecciones municipales a  realizarse el domingo 5 de noviembre del corriente año,  y los ciudadanos aún no conocemos a los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales, mucho menos que conozcamos el programa de gobierno que estos candidatos ofrecen para que voten por ellos.

En el caso específico del municipio de Matagalpa, en lo personal, no conozco a ninguno de los candidatos de los llamados partidos políticos democráticos, mucho menos que conozca sus  programa de gobierno municipal.

Recuerdo que en un proceso electoral municipal que se llevó a cabo en el municipio de La Concordia, en el departamento de Jinotega, iba de candidato un ciudadano que no hizo ni el mínimo intento de escribir y dar a conocer  su programa de gobierno municipal, porque decía que a él todo el mundo lo conocía. Se confió en eso y los resultados fueron una gran derrota  electoral.
Los ciudadanos ahora vamos a votar —los que vayan a votar— por  candidatos que en sus programas de gobierno tomen en cuenta las demandas  sociales y económicas de nuestra gente, porque sino va reflejado el sentir del pueblo entonces para qué perder el tiempo en ir a votar, y más aún.
Debemos de estar seguros de  que el candidato por el que vamos a votar realmente cumpla con ese programa de gobierno, para que el día de mañana no vaya a cambiar de partido político y deje burlado a sus electores como sucede a menudo en nuestra sufrida Nicaragua.
Un candidato sin un programa de gobierno anda perdiendo el tiempo en los procesos electorales. El pueblo ha aprendido  mucho del pasado.
Máximo M. Castillo (Mexicano).

 

Malos manejos del Seguro Social
El pasado 29 de julio del corriente  el Diario LA PRENSA publicó sugerencias del Fondo Internacional Monetario (FMI) para que el gobierno de Nicaragua haga reformas al Seguro Social.

De las cuatro propuestas de reformas, los jubilados podemos dar un pequeño aporte en cada uno de estos puntos o reformas.
Reforma No. 1. Incrementar las pensiones al tipo de cambio imposible. El córdoba que no tiene poder adquisitivo ante el dólar por no tener valor. Incrementar a los 63 años, pues esto sería como una acumulación de capital para autodefender al Seguro Social con el sacrificio de las futuras generaciones aumentar la tasa de contribución en dos puntos, esto es con los empresarios que no están de acuerdo, pero que deberían de tomar en cuenta que son los trabajadores quienes cooperan con el mantenimiento de capital y las mismas, por lo tanto, deberían de aceptar estos dos puntos.

Trasladar pensiones de guerra al programa de invalidez y muerte. ¿Por qué no a Gobernación,  que es a quien corresponde? Al mismo tiempo, la pensión mínima o reducida que sea trasladada a cualquier institución de beneficencia o en otra instancia que el Gobierno determine.

El Seguro Social está en la obligación de liquidar a los asegurados con 750 cotizaciones o más, ya que la Ley Orgánica del INSS lo contempla. El cargo con la pensión mínima no debería estar establecida ya que no cotizaron lo suficiente. Todo esto es el resultado de un mal cálculo efectuado al momento de  aprobar esta Ley. Algunos técnicos en seguridad social opinan que no hay que andar buscando responsables de esta situación, pero  claro que hay responsables,  uno de estos es el Gobierno que sin tomar en cuenta la autonomía del Seguro autorizó u ordenó préstamos a particulares,  entidades bancarias, fincas,  etc. De los informes de los pagos al

Seguro de estos préstamos no hubo publicación alguna ni la ejecución de parte de la oficina jurídica del INSS para captar la cancelación de estos préstamos.

El Fondo Monetario ausente de la administración interna del Seguro no tomó en cuenta los gastos excesivos administrativos de salario y un excedente de personal supernumerarios y salarios fuera de lo común.

Un funcionario del Seguro Social dijo que el Gobierno no está en condiciones de resolver nada en esta situación. Pero cómo es que algunos proyectos están en ejecución y se hacen transferencias de fondos. De la misma manera se puede buscar transferencias de alguna parte  y así solventar esta situación monetaria.

El Gobierno debería amortizar unos 5 millones de córdobas mensuales durante los cinco próximos años como un abono a los malos manejos del Seguro.

Se puede aportar más  ideas. No solo el Fondo Monetario Internacional las puede dar. Los asegurados estamos en la obligación de defender lo que tanto nos ha costado.
Carlos Leonte Romero Sánchez.