Cultivar con sistemas de riego es un lujo en Nicaragua

Pese a que el riego en el país tiene un subsidio cruzado, aún no es suficiente para ser competitivos en comparación con los otros países de la región.

Plan de Riego de Nicaragua

500,000 dólares contempla en Plan Nacional de Producción del ciclo agrícola 2017-2018. LA PRENSA/ARCHIVO

El cambio climático ha obligado a los productores a trabajar bajo sistema de riego, pero no todos tienen la capacidad de sustentar esa herramienta por el costo que representa poner a funcionar los equipos.

Pese a que el riego en el país tiene un subsidio cruzado (o sea que parte del costo real de la energía que consume lo absorbe otro sector económico), aún no es suficiente para ser competitivos en comparación con los otros países de la región.

Los productores aseguran que el pago de energía absorbe hasta el treinta por ciento de sus costos.

Lea además: Comercio nicaragüense ahogado por la tarifa energética

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), y Ulises Espinoza, presidente de la Asociación Nicaragüense de Arroceros (ANAR), indican que el subsidio lo logran porque son regulados los horarios de riego y no porque tengan una tarifa diferenciada.

“En Guatemala la tarifa es 109 veces más barata que en Nicaragua. En el sector riego se nos hace complicado competir con nuestros homólogos centroamericanos en lo que es agricultura. Estamos totalmente en desventaja”, dijo Healy.

Esa posición es secundada por Espinoza, quien indica que pese a que el país es el mayor productor de arroz de la región, no cuenta con un distrito de riego o una política que les favorezca para fomentar este sistema.

Lea también: Sector industrial de Nicaragua se hunde por el elevado costo de la energía eléctrica

“Me atrevo a decir que la energía en Nicaragua es una de las más caras, porque en el caso de Costa Rica cuenta con un distrito de riego y Nicaragua no tiene una política de distrito de riego. Nicaragua es el que más produce arroz de todos los países de Centroamérica. El Salvador no es de gran impacto lo que ellos tienen (producción de arroz), ni Guatemala, ni Honduras. El más perjudicado es Nicaragua”, mencionó Espinoza.

En los últimos cinco años el precio de la energía eléctrica para los productores bajo el sistema de riego, ha incrementado 3.57 por ciento. Ese aumento cala en el presupuesto, sobre todo para los arroceros y los pequeños productores, como los de hortalizas, afirman las fuentes citadas.

Le puede interesar: Transparencia podría abaratar la energía en Nicaragua

Espinoza señala que alrededor del treinta por ciento de los arroceros del país hacen uso del subsidio cruzado. El otro 70 por ciento no lo hacen porque la tarifa entre las 6:00 de la tarde y las 10:00 de la noche es la más cara y está excluida del acuerdo del subsidio. Eso obligaría a todos esos productores a suspender el riego durante cuatro horas, lo que pone en riesgo la calidad y niveles de producción del arroz.

“Sobre todo cuando se abastecen de pozo porque necesita agua las 24 horas, más aún en el verano es bastante complicado el uso. Si hay gente que hace uso de ello (subsidio cruzado), me atrevo a decir que solo es el 30 por ciento. El problema es que hay que apagar las famosas cuatro horas que se convierten en cinco, porque tenés que apagar media hora antes y encender media hora después porque si no te multan. Hemos hecho el análisis y no es gran cosa, al final es como un disimulo nada más (el subsidio)”, enfatizó Espinoza.

Energía cara, una realidad a enfrentar

El presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora, dice que la realidad es que la energía en Nicaragua es cara y no barata, que por más que haya subsidios o beneficios, no es comparable con los otros países de la región.

“Yo conozco gente que está haciendo riego por goteo con energía perfectamente… Tenemos que hacer enormes esfuerzos racionales de todos de invertir un poco hoy para que mañana sea más barata”, enfatizó Zamora.

Le puede interesar: La tarifa energética achica aún más a la pequeña y mediana empresa de Nicaragua

Por su lado, los representantes de los productores afirman que ese costo de operación que representa el precio de la electricidad, bloquea la expansión de la zona de producción bajo el sistema de riego.

En el IV Censo Nacional Agropecuario (Cenagro) 2012, que es el estudio más reciente en ese sentido, detalla que en el país existen 11,598 fincas que producen bajo sistema de riego. Eso representa el 4.41 por ciento del total de las fincas destinadas para explotación agropecuaria.

Lea más en: Crece uso de sistema de riego en fincas de Nicaragua

En la actualidad el crecimiento no ha sido tan exponencial, según Healy, porque los productores no sienten ese incentivo en el costo de producción que representa el subsidio cruzado.

Espinoza dice que en el caso de los arroceros no pueden expandirse a otras áreas, porque las zonas óptimas para la producción de arroz ya están ocupadas. Además que no todos tienen la capacidad para pagar el precio de la energía.

Uso de equipos eficientes

Los productores que trabajan bajo el sistema de riego han optado por ir reemplazando los equipos de trabajo paulatinamente, porque buscan mayor eficiencia.

“A base de tecnología nos hemos ido mecanizando. Se ha ido mejorando bastante, en lo personal he invertido en eso. Antes se usaba un motor de 50 caballos de fuerza.  Ahora se usa el de 30 (caballos de fuerza), que son más económicos”, afirmó Espinoza.

Energía solar, una opción

Healy dice que los productores están haciendo un análisis para trabajar con plantas de energía solar y adaptarlas a los sistemas de riego para bajar los costos de producción y poder invertir en otros aspectos para ser más competitivos.

Puede leer además: “Resucitan” Plan de Riego

En el caso de los ingenios que también producen bajo el sistema de riego, en la actualidad no son afectados en su totalidad porque tienen la capacidad de producir energía hasta para vender.

En la zafra 2016-2017 solo para el sistema de riego de los cuatro ingenios azucareros destinaron 19.17 millones de kilovatios hora, según datos del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA).

Transparencia en sistema

Healy insiste que es el momento de que los representantes de los diferentes sectores económicos del país busquen la forma de abaratar los costos de energía del país.

“Nosotros siempre hemos dicho que el tema de la energía es un diálogo nacional abierto, donde veamos todos los números y tengamos una decisión definitiva en cómo apoyar”, agrega.

Lectura recomendada: En Nicaragua los viveros y autolavados gastan más agua que los pozos

Zamora indica que es tiempo de modificar la estructura tarifaria y revisar cuánto tiempo han ocupado ese subsidio y cómo se han beneficiado.

“Los subsidios no pueden ser por siempre, independientemente que sean directos o cruzados, pueden ser externos. Debería de tener un tiempo. Y ya es tiempo que Nicaragua, en este tema, todos los empresarios veamos este tema no como impositivo, sino de costo, y cuál es el costo real de llevar la electricidad a la demanda. Es absurdo que yo pague porque tengo riego por un kilovatio hora, muy diferente al que yo pago a mi casa”, explicó Zamora.

INE no perdona

Los productores que obtienen subsidio cruzado tienen que contar con un medidor independiente, el cual registra la hora de encendido y apagado. Los productores deben estar pendientes de que el sistema no esté desconfigurado, porque de lo contrario, serán objeto de multas por parte del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), las que superan los siete mil córdobas por kilovatio hora. Las horas de riego no pueden darse entre las 6:00 y 10:00 p.m., ya que en ese tiempo el subsidio no aplica.

En contra de la Ley de Canon

El presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, se opone a la creación de Ley de Cánones que permita establecer un pago por el uso y aprovechamiento de las aguas nacionales.

Lea también: Energía solar una opción para riego

“Ya pagamos diferentes tipos de impuestos, por lo tanto creo que es erróneo venir a cobrar por el agua; pagamos a las alcaldías, pagamos al Estado, ahora tenemos otro cobro. Entonces yo creo que es ilógico, porque lo que estás haciendo es incrementando los costos en el riego, donde por un lado estamos tratando de promover el mismo Gobierno y la empresa privada que se instalen más sistemas de riego, pero por el otro lado lo estás entorpeciendo, porque querés cobrar canon”, sostuvo Healy.

Además, dijo que si se aplica la Ley de Canon, menos productores aplicarán al sistema de riego y afectaría la productividad.

 

1,500
Productores registra la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), que trabajan bajo el sistema de riego en el país. En su mayoría producen arroz.