FSLN sepulta de un «dedazo» el liderazgo local, dice politólogo

"Reparten con menos gente la torta del poder", dice sociólogo Silvio Prado

Un afiche con la foto de Daniel Ortega y Rosario Murillo fue dañado por los mismos simpatizantes del FSLN en Jalapa. LA PRENSA/CORTESÍA.

Un afiche con la foto de Daniel Ortega y Rosario Murillo fue dañado por los mismos simpatizantes del FSLN en Jalapa. LA PRENSA/CORTESÍA.

Las recientes imposiciones de candidatos a alcaldes sandinistas a la reelección son una muestra de un estilo de gobierno que ha violentado la autonomía local.

Desde 2008, el Gobierno central, dirigido por Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, ha defenestrado a más de treinta alcaldes de su propio partido y ha delegado la autoridad local en los secretarios políticos del Frente Sandinista.

Silvio Prado es sociólogo y politólogo. Manifestó que el temor a los liderazgos locales radica en que “el desarrollo de un liderazgo implica el desarrollo de un poder político, que puede entrar en conflicto con el poder central, porque el líder local está más cerca de las bases”.

Lea también: Dora María Téllez: “Dedazos y fraudes son gemelos”

Prado dijo que la naturaleza de los gobiernos autócratas es “que a mayor poder que acumulan se vuelven más desconfiados”, explicando así la necesidad de Ortega y Murillo de mantener al frente de las alcaldías a personas leales y de su confianza, no líderes locales.

“Cada cuota de poder que acumulan (los autócratas) le genera más enemistad, tiene que excluir a más gente, (porque) reparten con menos gente la torta del poder. Los autócratas ya no confían en todas las personas e incluso llega un momento que desconfían de sus más allegados”, expresó Prado.

Lea además: Murillo defiende elección de candidatos a alcaldes del FSLN mientras en las bases se habla de “dedazos”

En el caso particular del partido gobernante, Prado manifestó que “no quieren que les pase los que les ha pasado con otros alcaldes, que se les han puesto muy gallitos”.

En los últimos años, los casos más notables fueron los de Herty Lewites, exalcalde sandinista de Managua en el período 2000-2004, quien en su calidad de candidato presidencial se convirtió en rival de Daniel Ortega hasta su repentina muerte en julio de 2006.

Aunque está alejado del foco público, el exalcalde de Managua Dionisio Marenco (2004-2008) es recordado por expresar sus diferencias con Ortega, y en especial con Murillo, a lo que el caudillo sandinista le respondió alguna vez “zapatero a tu zapato”, al decirle que no debería inmiscuirse en las decisiones del Ejecutivo, si su ámbito era el municipal.

Lea además: Frenan marcha contra “dedazo” en Masaya

Prado también mencionó los casos recientes de alcaldes y funcionarios municipales, que han sido defenestrados o han tenido que renunciar por diferencias con el Gobierno central. Dijo que es lógico que los líderes locales tengan aspiraciones, pero “para una mentalidad de un partido como el Frente, eso es una amenaza”.

“Que el FSLN pueda escuchar”

Mientras las protestas de las bases sandinistas contra el “dedazo” han sido frenadas con amenazas y las imposiciones de candidatos a alcaldes sandinistas por la reelección están siendo vistas por los críticos como un síntoma de crisis interna en el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el cardenal Leopoldo Brenes expresó que son una demostración de democracia y que el FSLN tiene que escuchar.

Lea también: FSLN evade explicar “dedazo” con candidaturas para elecciones municipales

“No es retroceso. Yo creo que más bien es una consolidación democrática, porque estas personas, aún perteneciendo a un partido, están levantando su voz. Es bonito y hermoso que el partido del Frente (Sandinista) pueda escuchar a sus cuadros que están manifestando un pensamiento. Lo importante es que sepan escuchar”, aseguró Brenes, también presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y arzobispo de la Arquidiócesis de Managua.

Dedazo, práctica política

El sociólogo Silvio Prado explicó que la falta de democracia en los partidos no es exclusiva del FSLN, porque la mayoría de las organizaciones políticas en el país actúan bajo la lógica de imponer a candidatos por “dedazo”. Esta semana se reportaron protestas de las bases sandinistas, por la imposición de candidatos a alcaldes, en los municipios de Masaya, San Juan de Río Coco (Madriz), Jalapa (Nueva Segovia), pero también se ha conocido inconformidad en otros municipios por esta misma situación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: