David Villa: «Llevo dos días que no termino de creérmelo»

El delantero asturiano llegó a las inmediaciones de la residencia de jugadores de la Ciudad del Futbol de Las Rozas, y poco antes se acercó al pasillo en el que los jugadores atienden a los medios.

David Villa pasa un buen momento en el New York City. LAPRENSA/ EFE

El delantero de la selección española David Villa, que regresó este lunes a una convocatoria del combinado nacional tres años y dos meses después de su última participación, aseguró que no esperaba que “tanta gente” se alegrara de su vuelta y confesó estar “un poquito nervioso”.

El delantero asturiano llegó a las inmediaciones de la residencia de jugadores de la Ciudad del Futbol de Las Rozas, y poco antes se acercó al pasillo en el que los jugadores atienden a los medios, al que llegó junto al jugador del Atlético Saúl Ñíguez y donde fue saludado por el barcelonista Gerard Piqué y el jugador del Chelsea inglés Álvaro Morata.
Villa dijo que “para ser sincero” le sorprendió la llamada del seleccionador Julen Lopetegui, que le notificó que sería citado el pasado jueves.

“Estoy muy contento, no sé qué más decir, no tengo palabras. Estoy viviendo un sueño, estar aquí otra vez para mí es algo que me llena de orgullo, no solo por la llamada sino por las muestras de cariño. Quizás no me esperaba que tanta gente se alegrara de mi vuelta. Llevo dos días que no termino de creérmelo”, reconoció.

Agradecido

En este sentido, no solo agradeció los mensajes de sus amigos sino la reacción a la noticia de su regreso en toda España, tanto por parte de los aficionados como de los medios de comunicación. “Quizás me esperaba más polémica, como que quizás no debería estar aquí y sin embargo la reacción ha sido fantástica. Han sido dos días muy especiales para mí”, comentó.

El Guaje, máximo goleador histórico de la selección con 59 tantos en 97 partidos con la Roja, dijo estar “un poquito nervioso” en este regreso. “Un poquito nervioso estoy, es normal. Todos saben la ilusión que me hace estar aquí, la ilusión que me hizo cada vez que vine convocado y esto no cambia. O si cambia es a más, quizás no diría nervioso pero sí excitado”, dijo.

El delantero del New York City de la MLS estadounidense dijo que “humildemente” ha hecho “cosas importantes en el futbol”, pero que lo que más orgulloso le hace es “defender a su país”, una posibilidad que nunca descartó en estos tres años.

“Cada noche antes de una lista tenía ese gusanillo antes de irme a dormir de que, con la diferencia horaria, me levante y esté en la lista. Y eso no va a cambiar. Me voy a retirar y seguiré teniendo ese gusanillo”, comentó.

Dispuesto a aportar otra vez

David Villa agradeció al técnico Julen Lopetegui no solo la llamada, sino también que se tomara “la molestia” de coger un avión para ir a verle en uno de los partidos de la MLS estadounidense, algo que para él es “motivo de orgullo”.

”Ha visto lo que he estado haciendo allí, me ha metido en la lista, por lo tanto vengo preparado para estar en la selección, obviamente de la forma que él decida, soy uno más y espero ponerme el mono de trabajo y ayudar a la selección como siempre he hecho”, dijo.

Respecto a los dos duelos contra Italia y Liechtenstein los días 2 y 5 de septiembre, decisivos —especialmente el primero en el Santiago Bernabéu —para la clasificación al Mundial 2018, Villa dijo que la selección “se juega la vida” y le hace ilusión que le llamen para partidos importantes.