Consumo seguirá frío

La reducción de la cooperación petrolera venezolana y el menor auge de las exportaciones hacia ese país sería la principal causa de la desaceleración que registra el consumo local desde el tercer trimestre de 2016. Dicho enfriamiento se ha visto reflejado en el comportamiento del IMAE y en la desaceleración de las importaciones

Viernes Negro en Managua

La drástica reducción de la cooperación petrolera venezolana y el menor auge de las exportaciones hacia ese país serían las principales causas de la desaceleración que registra el consumo local desde el tercer trimestre de 2016.

Dicho enfriamiento se ha visto reflejado en el comportamiento del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) y en la desaceleración de las importaciones hasta junio, según el Segundo Informe de Coyuntura Económica de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

“La desaceleración viene por el lado del consumo, donde negocios han mostrado una reducción en el crecimiento de sus ventas. Esta situación contrasta con el buen desempeño que han tenido las exportaciones, que han mostrado un incremento del 9.1 por ciento durante el primer trimestre de 2017, después de un año 2016 bastante decepcionante”, dice el director ejecutivo de Funides, Juan Sebastián Chamorro, y añade que el crecimiento de la llegada de remesas también estaría amortiguando este enfriamiento.

COMERCIO

Se mantendrá el resto del año

Chamorro explica que la reducción de la cooperación de Venezuela y el menor auge de las exportaciones hacia ese mercado ha provocado que haya menor crecimiento en el circulante.

Dicha desaceleración en la demanda tanto de bienes de consumo masivo como de bienes duraderos, según Funides, se mantendrá durante 2017, por lo que la organización redujo a 4.6 por ciento la proyección de crecimiento del PIB para este año. La anterior era de 4.7 por ciento.

Chamorro considera que aún es prematuro hablar del impacto que esta reducción en el consumo podría provocar en el empleo, pero Funides considera que se debe dar seguimiento al tema, ya que continuará perdiendo fuerza y se estabilizará hasta en 2018 con un crecimiento aproximado del 4.5 por ciento.

Funides proyecta el consumo cierre del 2017 con un crecimiento del 4.5 por ciento, menor al 6 por ciento que registró en 2016.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: