Dieciséis muertos y más de 30,000 evacuados tras el paso de Harvey por Houston

La tormenta tropical Harvey dejará las aguas del Golfo de México para tocar tierra de nuevo en Estados Unidos, según los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes

Harvey es el huracán más poderoso que llega a Estados Unidos desde el Katrina en 2005, el cual ocasionó pérdidas humanas y económicas. LA PRENSA/AFP

“Esto no ha acabado”, advirtió Dennis Feltgen, un portavoz del Centro Nacional de Huracanes (NHC). La situación es “catastrófica”. La tormenta tropical Harvey dejará este miércoles las aguas del Golfo de México para tocar tierra de nuevo en Estados Unidos, según los pronósticos del NHC, que alerta de nuevas lluvias torrenciales sobre Texas.

El ciclón, que ha cobrado la vida de al menos 16 personas, tiene vientos de 85 kilómetros hora y se mueve a 9 kilómetros por hora rumbo al este, pero se esperaba un cambio de dirección hacia el noroeste anoche para alcanzar tierra a primeras horas de este miércoles.

Cuando el ciclón alcance la costa de nuevo, no se prevén cambios significativos en la fuerza de los vientos de Harvey, que tocó tierra por primera vez en Texas el pasado viernes con vientos de 215 kilómetros por hora, lo que le convirtió en huracán de categoría 4 en la escala Saffir Simpson, para un máximo de 5.

Lea también: Una familia sale al rescate de sus amigos afectados en Texas por la tormenta Harvey

Sin embargo, el NHC anticipa un “debilitamiento gradual” a partir de ese momento y ya situado sobre la zona fronteriza de Texas y Luisiana.

Así, Harvey podría degradarse a depresión tropical en la tarde del miércoles en su rumbo hacia el interior del país.

Meteorólogos alertan

A pesar de ello, los meteorólogos alertan de que Harvey podría producir nuevas lluvias con acumulaciones de 6 a 12 pulgadas (de 15 a 30 centímetros) en la zona metropolitana de Houston, la ciudad más afectada por las inundaciones, así como el noreste de Texas y el suroeste de Luisiana.

Nuevas tormentas en la costa norte de Texas, donde se encuentran Houston y Galveston, podrían dejar un total de 50 pulgadas (1.2 metros).

Estas lluvias, indica el NHC, producen actualmente inundaciones “catastróficas y potencialmente mortales” en grandes áreas de Texas y Luisiana.

Le puede interesar: Harvey: Muere mujer en Texas al caer árbol sobre su casa

El otro gran peligro es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos, y en algunas zonas se esperan aumentos del nivel del mar hasta un metro de altura.

Trump en Texas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó este martes las zonas del estado de Texas golpeadas por las inundaciones dejadas por la tormenta Harvey, desde donde envió un mensaje de solidaridad y liderazgo ante la catástrofe, mientras la costa del Golfo se prepara para más lluvias torrenciales.

Cuatro días después de que Harvey tocara tierra como un huracán de categoría cuatro, desatando un diluvio sin precedentes que convirtió las calles de Houston —la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos— en ríos, los equipos de emergencia siguen intentando salvar a cientos de damnificados en una frenética operación de rescate.

Portando en la cabeza una gorra con las siglas “USA” (EE.UU.) y ondulando la bandera de Texas, Trump intentó imprimir un tono de unidad al visitar con su esposa Melania la ciudad de Corpus Christi, elogiando la labor de funcionarios locales y federales en respuesta al primer desastre natural de su presidencia.

“Queremos que en cinco o diez años nos digan que reaccionamos como se debía hacer”, dijo el mandatario, señalando que la elevación de las aguas ha tomado una dimensión “épica”.
“Pero pasó en Texas y Texas puede enfrentar cualquier cosa”, aseguró.

La cifra de muertos por la tormenta, que se dirige al vecino estado de Luisiana, se elevó oficialmente a 16. Entre ellos hay un policía que desapareció el domingo y fue hallado por buzos dos días después.

Las autoridades esperan albergar a un total de 30,000 personas en refugios y estiman que unos 450,000 pedirán ayuda al Gobierno federal.

“Estamos aún en gran parte en la fase de emergencia, donde salvar vidas y garantizar la seguridad de los habitantes es una prioridad”, dijo en una teleconferencia un alto funcionario de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Toque de queda

El alcalde de Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos, que se encuentra anegada por las torrenciales lluvias dejadas por Harvey, impuso el martes un toque de queda entre las 10:00 p.m. y las 05:00 a.m. Sylvester Turner explicó en Twitter que la medida tiene por objetivo “impedir robar en las viviendas evacuadas en los límites de la ciudad”.

“Hay miles de personas fuera de sus casas, en refugios, esperando a que baje el agua”, dijo el alcalde. “Debido a la situación actual y al hecho de que mucha gente ha dejado sus casas y no hay electricidad, y de que sigue siendo peligroso estar en la calle por la noche, he decidido imponer un toque de queda esta misma noche”, argumentó.

Art Acevedo, jefe de la Policía de esta ciudad, en el estado de Texas, recomendó a Turner tomar esta medida porque ha habido “saqueos”. “Delincuentes armados robaron este lunes a nuestra comunidad”, afirmó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: