Daniel Ortega elimina los estudios de impacto ambiental por medio de un decreto

El presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, eliminó mediante un decreto ejecutivo la obligación de los inversionistas de realizar Estudios de Impacto Ambiental antes de iniciar sus obras y faculta al Marena otorgar los permisos correspondientes, según el artículo 3 del nuevo decreto

estudios de impacto ambiental, Daniel Ortega

El decreto presidencial de Daniel Ortega elimina los estudios de impacto ambiental para los nuevos inversionistas. LA PRENSA/ARCHIVO

El presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega, eliminó mediante un decreto ejecutivo la obligación de los inversionistas de realizar Estudios de Impacto Ambiental antes de iniciar sus obras y faculta al Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) otorgar los permisos correspondientes, según el artículo 3 del nuevo decreto.

El artículo 3 del decreto 15-2017 publicado en La Gaceta, referido a las facultades del Marena, indica que esta institución es la que puede dar permisos y autorizaciones para el uso sostenible de los recursos naturales de Nicaragua.

Puede leer: Jugarse la vida es parte de ser ambientalista en Centroamérica

El decreto 76-2006 del Sistema de Evaluación Ambiental, aprobado por el entonces presidente Enrique Bolaños, en su artículo 2 establecía que dicha norma era aplicable a “Planes y Programas de Inversión Sectoriales y Nacionales”, así como a “Actividades, Proyectos, Obras e Industrias sujetos a realizar Estudios de Impacto Ambiental”.

Rechazo a decreto

Tras la publicación del decreto ejecutivo 15-2017, organizaciones ambientalistas manifestaron su profunda preocupación por la suerte de los recursos naturales del país y han anunciado que coordinan la emisión conjunta de un pronunciamiento de rechazo a tal iniciativa.

Lea además: Impactos del Canal “en la oscuridad”

El decreto 15-2017, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, número 163 del 28 de agosto del año en curso, en su artículo 7 deroga el decreto 76-2006 del Sistema de Evaluación Ambiental, de manera que ya no se realizarán estudios de impacto ambiental para cualquier obra y bastará el aval del Marena y otras instituciones públicas para la ejecución de las obras.

“Con este (decreto) se pasa por alto las restricciones ambientales para permitir la extracción de recursos minerales, forestales, biodiversos y favorecer aquellos que andan haciendo negocio con los recursos naturales. Es lamentable que en Nicaragua en lugar de proteger los recursos suspendamos los estudios de impacto ambiental”, dijo el científico y ambientalista Jaime Incer Barquero.

Ortega derogó con su nuevo decreto la normativa vigente desde diciembre del 2006 aprobada para garantizar que el Estado de Nicaragua protegiera sus recursos obligando a los inversionistas a realizar Estudios de Impacto Ambiental y presentarlos a las autoridades para su evaluación.

Legalizan lo prohibido

Incer asegura que este decreto de Ortega viola las leyes nacionales, los acuerdos y convenios internacionales y regionales, creados con el fin de proteger y conservar en forma ordenada los recursos naturales de Nicaragua.

Puede leer: Costa Rica preocupada por impacto ambiental de canal en Nicaragua

“Se vuelan de un solo plumazo convenios y leyes que protegen áreas de conservación, ahí están las áreas protegidas, las reservas naturales, de biósferas, es permitir a personas o empresas operar de forma legal lo que por tanto tiempo ha sido ilegal”, agregó Incer Barquero.

Por otra parte, el decreto 15-2017, en su artículo 6, Actividades, obras y proyectos de emergencia nacional establece: “Por motivos de fuerza mayor, tales como proyectos formulados para mitigar desastres o proyectos de interés nacional o de seguridad nacional que den respuesta a situaciones de emergencia nacional, el Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales podrá dictar una resolución de excepción de estudio de impacto ambiental y podrá dar trámite de urgencia a proyectos o actividades que requieran un estudio de impacto ambiental”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: