Ocho poemas inéditos de Fernando Silva

Este próximo 1 de octubre es el primer aniversario de su muerte. Nacido en Granada un 1 de febrero de 1927, Fernando Silva fue un notable médico pediatra, cultivó la poesía, narrativa, ensayo y pintura. Lea sus últimos poemas...

LAPRENSA/Thinkstock

En enero del 2016 Fernando Silva, poeta del habla nicaragüense, escribió sus últimos versos y les tituló Poemas, Simplemente,  hoy los damos a conocer.

Este próximo 1 de octubre es el primer aniversario de su muerte. Nacido en Granada un 1 de febrero de 1927, fue un notable médico pediatra, cultivó la poesía, narrativa, ensayo y pintura.

A inicios de este año la Academia Nicaragüense de la Lengua publicó como homenaje póstumo, la antología de cuentos y poemas El hombre más nicaragüense del mundo, ahora la editorial de Hispamer publicará un nuevo tiraje de los cuentos  De tierra y agua, con anteriores ediciones en 1965 y 2001.


LAPRENSA/Thinkstock

Memorias adentro

Viento cortado en su pasar

como cerrando la ventana

que todo lo que es eco

cae como una cuerda

reventada de guitarra.

Déjala

que así es como llora

y me recuerda el desasosiego

triste de pensar

que ya no tengo más

que el mismo sitio

que la luz me dejó

ahí dorado entre sombras

como lirio tronchado

entre otras flores marchitas.

(20 Enero, 2016)


LAPRENSA/Thinkstock

Nindirí

Nindirí tiene el mismo ritmo

de un camino

como un pequeño silbo

de un pájaro que vuela

Nindirí, sus calles son de monte

como las cercas son de montes

el cuadrado de un patio

es de sombra verdadera.

 

Nindirí, en el corazón

como si fuera un limón verde

cortado con cáscaras.

 

(10 de enero del 2016)


 

 Un poema escrito…

Como una fe en la vida es la Poesía

en

el empleo del lenguaje que

pone las palabras

en los versos el Poema,

que

alguien

que lo está leyendo

baja simplemente la vista

para saber el nombre del

que escribió esa Poesía

que le ha de haber gustado.

 

(2 de Enero, 2016)


Ciruela

No se hiere con mi amor

ningún gesto cualquiera,

son los labios rosados

 de la tarde

los que guardan la voz de mi corazón.

Así se encarnan crepusculares

 las uvas de mis sueños.

El tiempo mueve de un lado a otro

su cabeza

con el revuelo de mis ilusiones

que van y viene y

yo no escojo la que mejor me parece;

Una imagen que carga un gato,

y otras imágenes;

pero la que a mí me gusta más

es la imagen de una niña comiéndose  una

ciruela

que después me la ofrece a mí.

(7 de enero, 2016)


LAPRENSA/Thinkstock

Nuevo año, cualquiera

Este año,

en este día se acumula

como un objeto que no tiene

nada que ver

con el tiempo; sin embargo la vida es la misma.

 

El año, este grande

tuyo y mío

como amor dormido

es tempestad del ruido que se olvida.

 

Este año se anuncia de memoria

como se hace el mismo,

cada día, cada hora

en añicos de algo perdido.

 

(15 de enero, 2016)


 

Almuerzo

Arroz y frijoles

carne tapada

ensaladita.

Sopas y papas y

pipián con queso.

Un dulcito

       Y luego

La siesta…

Para más tarde…. ya verá.

(30 de Enero, 2016)


 

Cada día

Uno hace todos los días

todo lo que tienen que hacer:

en la mañana,

en la tarde,

en la noche y luego

se acuesta y se duerme.

Al otro día se levanta

Y otra vez empieza.

Así es la vida,

Simplemente la vida.

(7  de enero, 2016)


LAPRENSA/Thinkstock

Poeta y poemas

Todos los poetas

están en sus poemas

ellos mismos en algunos versos y

guardan sus nombres junto con

poesías:

pero si las pierden o se les

rompe el papelito escrito…

(…qué pasa con la poesía…)

Je ne sais pas.

(21 de enero, 2016)

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: