Operación policial en Río por presunta compra de votos en JJOO de 2016

La policía brasileña hizo varios allanamientos, en una operación por la presunta compra de votos para la elección de Río como sede de los JJOO 2016

Carlos Nuzman, presidente del Comité Olímpico Brasileño, se presentó a la sede la Policía Federal en Río, para presentar declaración en torno a la investigación de la supuesta compra de votos para el otorgamiento de la sede de los Juegos Olímpicos 2016. LA PRENSA/AP/Leo Correa

Carlos Nuzman, presidente del Comité Olímpico Brasileño, se presentó a la sede la Policía Federal en Río, para presentar declaración en torno a la investigación de la supuesta compra de votos para el otorgamiento de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. LA PRENSA/AP/Leo Correa

La policía brasileña lanzó este martes varios allanamientos para desbaratar «un esquema de corrupción internacional» relacionado con la presunta compra de votos para la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

Unos setenta agentes participan en la operación, bautizada «Unfair play» (juego desleal), cumpliendo dos órdenes de prisión preventiva y 11 de búsqueda de pruebas, precisó la Policía Federal (PF) en un comunicado.

Lea: Cierran unos juegos imperfectos y memorables

El objetivo del operativo es desmantelar un presunto esquema de «compra de votos para la elección de Río por el Comité Olímpico Internacional como sede de las Olimpíadas de 2016», dice el texto.

La operación se realiza en cooperación con autoridades de Francia y Estados Unidos, y en presencia de agentes franceses.

La AFP constató que un allanamiento se realizó en el domicilio del presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Nuzman, en el acomodado barrio de Leblon, mientras que la prensa local reportaba otro en la sede del COB.

«No hay fuertes indicios de nada. Él (Nuzman) afirma que no actuó de ninguna manera de forma irregular, que nada fue hecho de forma incorrecta durante la campaña», dijo a periodistas su abogado, Sergio Mazzillo.

Nuzman está «tranquilo y sereno», aseguró el letrado.

Le recomendamos: Los Ángeles llega a acuerdo para albergar Juegos Olímpicos de 2028

Globonews mostró imágenes del jefe deportivo, vestido de traje y corbata y con gafas de sol, entrando a declarar en la sede de la PF en Río.

Las informaciones del mayor grupo mediático de Brasil apuntan a que Nuzman habría participado directamente en los sobornos al COI y que fue intermediario entre los emisores y receptores de esos sobornos.

COI sorprendido

En Lausanne, Suiza, un portavoz del COI parecía haber sido tomado por sorpresa. «El COI tuvo conocimiento de esas circunstancias por la prensa y está haciendo todos los esfuerzos por tener toda la información. Está en los más altos intereses del COI clarificar esta cuestión», dijo el vocero.

La investigación brasileña, que empezó hace nueve meses y es una ramificación de la megaoperación ‘Lava Jato’, se centra en «un esquema criminal que involucra el pago de sobornos a cambio de la contratación de empresas tercerizadas por el gobierno de Río de Janeiro», detalló la policía.

Esos pagos habrían sido efectuados «tanto directamente con la entrega de dinero en especie, como a través de la celebración de contratos de prestación de servicios ficticios y también por medio de pagos de gastos personales», añadió.

La PF anunció que dará una conferencia de prensa el martes por la mañana sobre el caso.

Podría interesarle: COI promoverá la participación de mujeres en Juegos Olímpicos

El legado olímpico empañado

Los Juegos de Río de Janeiro fueron asociados a un gran éxito deportivo y de organización, pero ese legado se ha visto empañado por la revelación de un gran esquema de corrupción durante los preparativos.

En junio, el exgobernador de Río, Sergio Cabral, fue condenado a más de 14 años de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de dinero, acusado de dirigir una red que habría desviado el cinco por ciento de todas las obras públicas, incluida la de la renovación del mítico estadio de Maracaná.

La otra persona con orden de detención es el empresario Arthur Soares, quien aparentemente se lucró con contratos del gobierno de Río por las Olimpíadas. Soares supuestamente se encuentra en Miami.

La «Ciudad Maravillosa» fue elegida como sede de los Juegos Olímpicos en 2009 en Copenhagen, superando a las ciudades de Chicago, Madrid y Tokio. Esa elección y la de acoger la Copa del Mundo en 2014 fueron medallas exhibidas por el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), envuelto ahora en varias investigaciones por corrupción.

En paralelo a las pesquisas brasileñas, las autoridades francesas realizan desde hace meses sus propias investigaciones sobre el caso.

El periódico Le Monde dijo que Soares, conocido en Brasil como «El Rey Arturo», pagó 1.5 millones de dólares al hijo de un miembro del COI antes de ese voto.

El pago supuestamente habría sido para Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack, que en ese momento era el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: