¿Por qué la crisis del INSS sigue sin tocar fondo?

Hasta junio del año en curso los ingresos sumaron 11,881.7 millones de córdobas, los que resultaron insuficientes para cubrir los 12,223 millones que se requirieron para cubrir los gastos administrativos.

FMI, pensionados, INSS, Nicaragua, pensión reducida

La primera interrogante que se hacen los jubilados es ¿dónde está la contribución del Estado correspondiente a 2014?LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua cerró el primer semestre con déficit global en el Seguro Social de 587.6 millones de córdobas, afectado principalmente por el aumento desacelerado de los ingresos totales, según el reporte de Estadísticas del Sector Público no Financiero publicado por el Banco Central.

Solo en gasto operativo (ingresos totales menos gastos administrativos), el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registró hasta junio un hueco financiero por 341.3 millones de córdobas, superior al déficit por 25.8 millones de córdobas acumulados en similar lapso del año pasado.

Le puede interesar: Funides recomienda transparencia y reglas claras en el INSS

Entre los elementos que habrían incidido en el mal desempeño de las finanzas de la Seguridad Social figura la fuerte desaceleración que sufren los ingresos provenientes de los contribuyentes y las inversiones, que creció 12.6 por ciento hasta junio frente al 16.5 por ciento que se registraba hasta la primera mitad del año pasado.

Inversiones en activos

Hasta junio del año en curso los ingresos sumaron 11,881.7 millones de córdobas, los que resultaron insuficientes para cubrir los 12,223 millones que se requirieron para cubrir los gastos administrativos, sin incluir los flujos destinados para inversiones en activos no financiero (246.3 millones de córdobas).

Lea también: Banco Mundial: Reformar el INSS es “crucial”

El déficit se genera pese a que los gastos administrativos del INSS se desaceleraron ligeramente al crecer 16.5 por ciento frente al 19.1 por ciento en el período de referencia en ambos años. “El pobre desempeño de los ingresos totales estaría reflejando, por un lado, y con toda probabilidad, el hecho de que el esfuerzo considerable que se hizo en años previos por lograr el crecimiento de la afiliación, extendiéndola hacia sectores de trabajadores independientes no asalariados, de menores ingresos promedio, se estaría agotando, tanto porque estaría rindiendo cada vez menos afiliados, como porque los ingresos por afiliado adicional estarían declinando”, analiza el economista Adolfo Acevedo en un análisis difundido el pasado domingo.

Lea además: Déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social crece 1,587%

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) estimó la semana pasada que con base al comportamiento de las finanzas del INSS en lo que va del año, el déficit de 2017 superará los 2,100 millones de córdobas.

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial ha urgido al Gobierno a buscar una solución antes de 2019, cuando se prevé se agoten las reservas del INSS.

En diciembre será peor

Acevedo señala que las finanzas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social estarán sometidas a mayor presión en los últimos meses del año, cuando se pague el aguinaldo a los jubilados y a los trabajadores del INSS, que reciben doble treceavo mes.

“Si ahora tenemos en cuenta que en noviembre-diciembre los gastos operativos del INSS se incrementarán en unos 1,400 millones de córdobas adicionales, debido al pago del doble aguinaldo a los trabajadores del INSS (unos 240 millones de córdobas), y del treceavo mes a los pensionados (unos 1,220 millones de córdobas), y si asumimos que la erogación en activos no financieros terminará el año reduciéndose en 45 por ciento respecto al año anterior, entonces quedará claro por qué, a estas alturas del año, hemos estimado que el INSS finalizaría el año con un déficit de efectivo del orden de los 1,900 millones de córdobas”, explica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: