Comercio regional no mejorará mientras no haya facilidades

El comercio regional no avanzará mientras no se se reduzcan los trámites de salida en cada frontera, no se brinde seguridad a los transportistas y no haya diseños de rutas para bajar los costos de operación, señalan representantes vinculados a ese sector.

El puesto aduanero en El Guasaule, Chinandega, es uno de los de mayor tránsito de furgones con carga. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Mientras no se reduzcan los trámites de salida en cada frontera, no se brinde seguridad a los transportistas, no haya diseños de rutas para bajar los costos de operación y que las políticas de cada país estén alineadas a la estrategia regional, la movilidad del comercio en el istmo y la aplicación de los acuerdos de facilitación de comercio seguirán avanzando a paso lento, coincidieron representantes vinculados con este tema.

Jorge Briz, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) y de la Cámara de Comercio de Guatemala, considera que la región cada vez más se aleja de la agilización de tránsito de mercancías, porque siempre se habla que se va a suprimir los trámites burocráticos, las barreras no arancelarias, pero sin un logro claro.

Lea también: ¿Por qué Costa Rica duda de la unión aduanera entre Guatemala y Honduras?

El problema, señala, es que no hay sostenibilidad en el tiempo de los avances que se logran en cada uno de los países, principalmente porque cuando ocurren cambios de gobiernos también se modifican las normas y los procedimientos acordados.

“El problema que hay son las grandes colas en las fronteras, sale de Guatemala, tiene que pasar por el puesto fronterizo de Guatemala, ingresa a El Salvador, pasa por otro puesto fronterizo, sale a Honduras, otro puesto fronterizo y así no se puede ser competitivo. Veamos la Unión Europea: en Europa usted no se da cuenta cuándo cambia de país por el libre tránsito de personas y libre tránsito de mercancías, la región centroamericana tiene convenios regionales desde finales de los cincuenta y a la fecha seguimos enfrentando los mismos problemas de movilidad. En Europa comenzaron después y hoy tienen una integración real que les permite ser competitivos”, señaló el presidente de Fecamco, durante su participación en el conversatorio: “Política de movilidad en Centroamérica y su impacto comercial”, realizado en semanas anteriores en Managua.

Le puede interesar:  Centroamérica: ¿Unión Aduanera a dos velocidades?

Gerson Martínez, ministro de Obras Públicas de El Salvador, menciona que si bien se ha avanzado poco a poco en la infraestructura, aún se necesita trabajar en una estrategia que vaya hacia esa dirección y que pueda juntar las voluntades políticas de toda la región donde participen el gobierno, empresa privada y academia.

“En materia de integración se debe dar otro giro, necesitamos el salto logístico para dinamizar el comercio interregional e internacional, pero también (necesitamos) elevar la calidad del capital de las pequeñas y medianas empresas, del trabajo y la administración pública”, afirma Martínez para aumentar la oferta exportadora de la región.

Altos precios de combustibles y multas

Para Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN), el principal problema que existe en la región es el precio de los combustibles que representa el 60 por ciento de los costos de operación.

A lo anterior se suman las diversas multas al sector transporte que existen en la región, que van desde las de tipo aduanero hasta migratorias, lo que ocasiona que los conductores estén sometidos a estrés, derivando en muertes por accidentes o se les desarrolla enfermedades crónicas como diabetes y presión arterial.

Lea también:  Oficializan unión aduanera entre Guatemala y Honduras

“Estas leyes centroamericanas que se aprueban regionalmente de repente se vuelven sancionadoras y no educadoras”, lamenta Altamirano, quien reclama mayor regulación para los funcionarios que están involucrados en todo el proceso de facilitación de comercio.

Eso permitiría “aminorar la corrupción porque si se demuestra y hay sanciones a los funcionarios públicos (sic) eso va a terminar la corrupción y cumpliendo la ley, va a ayudar a facilitar el comercio”, enfatiza.

A su vez puntualizó que a Honduras, Guatemala y El Salvador les conviene decir que son inseguros para adquirir fondos para combatir la inseguridad, pero que eso debería de ser una responsabilidad de cada nación garantizar las condiciones para la libre circulación sin vivir con la zozobra que serás víctima de la delincuencia.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo que el tema de la seguridad en la región está dentro de las prioridades de la estrategia de agilización de la movilidad en Centroamérica.

“Esperamos que para el 30 de septiembre tengamos terminadas las diferentes recomendaciones que estamos incluyendo en la política (de movilidad y logística), entre ellos, el de seguridad, que es un tema importantísimo en Centroamérica en las carreteras”, aseveró Aguerri.

Fletes Caros

Los representantes del sector señalan que el hecho que en el istmo el traslado de carga se mueva a 17 kilómetros por hora, ocasiona que el costo de operaciones sea mayor.

“Muchas veces los fletes son mucho más baratos de China a Centroamérica, que de Guatemala, por ejemplo, a Nicaragua”, señaló el presidente de (Fecamco).

El secretario general de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), Melvin Redondo, afirmó que “según la medición económica de América Latina, la facilitación de comercio podría reducir los costos hasta por un 25 por ciento en promedio lo que ayudaría a la competitividad en cada uno de los países” .

Faltan fondos

Cinco medidas se establecieron hace dos años por el Consejo de Ministros para la Integración Económica (Comieco), y el Comité Consultivo de la Integración Económica, pero no todos los países han tenido la capacidad de ponerlas en práctica.

Las medidas están relacionadas con: declaración anticipada de documentos en transporte de carga, realización única de control de migración de país de salida, sistema electrónico de emisión y envíos de certificado fitosanitarios, registros de unidades encargados en dispositivos de radio frecuencia e instalación de cámaras en puestos fronterizos.

José Adán Aguerri, presidente de Cosep, señala que todas las medidas que no se han ejecutado es por falta de fondos.

“Es importante que no dependamos de la ayuda internacional únicamente sino de los presupuestos de cada país tengan la visión integracionista”, dijo.

Las contradicciones

Marvin Altamirano, presidente de la ATN, dice que el principal problema que existe con estas políticas de agilización de comercio es que quienes las diseñan son profesionales que no conocen el día a día en los trámites. “El último documento digital que se está haciendo se llama DUCA (Documento Único Aduanero Centroamericano) que se va a utilizar entre 15 y 20 minutos para llenar. En la actualidad trabajamos con uno que se llama DUC que se tarda entre ocho y diez minutos. No le entendemos nosotros cuál es la facilitación cuando se dice para procedimientos sencillos, ellos incorporan muchos más documentos, muchos más insumos, que el documento se vuelve más tardado”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: