Embajada de EE.UU. advierte a empresas sobre relaciones comerciales con Albanisa

Embajada de Estados Unidos recomendó a empresas de capital estadounidenses, o personas con residencia de ese país, consultar sobre los riesgos de establecer relaciones con PDVSA o funcionarios venezolanos sancionados.

William Muntean en conferencia de prensa con el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Álvaro Rodríguez.

Antes de establecer relaciones comerciales con Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), el consejero económico de la Embajada de Estados Unidos en Managua, William Muntean, exhortó a empresas de capital estadounidense radicadas en Nicaragua consultar con la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro sobre los riesgos o sanciones a los que se exponen, tomando en cuenta que esa empresa tiene como socia principal a Petróleos de Venezuela SA, que está castigada por EE.UU.

La advertencia se extiende a los ciudadanos de Estados Unidos y a personas que poseen tarjeta de residencia de ese país, señaló Muntean, quien explicó que tampoco se deben establecer de manera directa o indirecta relaciones financieras o comerciales con 22 funcionarios de Venezuela, que el gobierno de Donald Trump ha sancionado ante los atropellos a los derechos humanos y los retrocesos en la democracia en el país sudamericano.

Las operaciones de Albanisa

Entre estos funcionarios figura el presidente de esa nación, Nicolás Maduro. Desde su creación, Albanisa es la entidad rectora de los negocios entre Nicaragua y Venezuela, mediante la cual inclusive se realizan las exportaciones hacia ese mercado. Además bajo el alero de Albanisa operan en el país otras empresas vinculadas a distintas actividades económicas.

“Las transacciones prohibidas son transacciones comerciales o financieras y otras transacciones en las que personas estadounidenses no pueden participar a menos que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) lo autorice o exima expresamente por Ley. No hay un monto mínimo o máximo sujeto a las regulaciones”, explicó.

Le puede interesar: Estados Unidos insiste en la falta de un Estado de Derecho en Nicaragua

El funcionario explicó que a petición de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), este jueves se realizó una videoconferencia con un funcionario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en la que empresarios locales de distintos sectores evacuaron varias dudas sobre este tema.

Entre las inquietudes que expresaron los empresarios resaltaron las relaciones con Albanisa. Al respecto, Muntean dijo “porque PDVSA es el dueño de más del 50 por ciento de Albanisa, había muchas preguntas sobre el efecto de estas sanciones en Albanisa. La orientación era que los ciudadanos y las entidades estadounidenses debían revisar de cerca todas las transacciones con Albanisa para asegurar el cumplimiento de las sanciones OFAC”.

Lea también: William Muntean: “Es difícil invertir cuando no hay manera de proteger tu tierra”

No obstante, el funcionario recordó que las prohibiciones alcanzan a aquellas empresas donde algunos de los sancionados tengan una participación accionaria de un cincuenta por ciento o más.

“Las personas estadounidenses deben tener cuidado al realizar negocios con entidades no bloqueadas (no sancionadas) en las que están involucrados individuos bloqueados (sancionados)”, indica.

Las sanciones por el gobierno de Donald Trump fueron emitidas en cuatro períodos: el 26 de agosto 2017, el 9 de agosto 2017, el 31 de julio 2017 y el 26 de julio 2017.

AmCham analiza

El presidente de AmCham, Álvaro Rodríguez, dijo que la reunión se derivó de la inquietud de los riesgos que existen en caso que sus empresas socias establezcan relaciones con personeros venezolanos sancionados. “En AmCham Nicaragua creemos que las leyes, la libertad de elección en economía y política son los derechos básicos que el Gobierno debe garantizar a los ciudadanos”, afirmó.

Lea además:  Enemigo de Rusia abrirá embajada en Nicaragua

“Nos preocupa que estas acciones vayan a perjudicar a nuestros miembros y por eso le hemos sugerido a la embajada, que ha accedido muy gentilmente a poder invitar a nuestra membresía” a la videoconferencia.

A la reunión asistieron representantes de la banca, seguros, abogados y empresarios, a quienes se les facilitaron correos electrónicos y números telefónicos en Estados Unidos para hacer consultas.

AmCham tiene más de 300 socios, pero se desconoce si alguno tiene vínculo comercial con Albanisa o con funcionarios sancionados de Venezuela.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: