Educación técnica es menospreciada en Nicaragua

Los retornos económicos en la educación técnica son 19 por ciento mayores que los de las escuelas generales, aun así en Nicaragua esta es vista como "clases para los pobres".

carrera técnica

La educación técnica es considerada una opción de «segunda clase», pese a los ingresos que genera. LA PRENSA/ ARCHIVO

En Nicaragua solo el dos por ciento de los estudiantes se matricula en una escuela técnica, mientras que en México esta cantidad asciende hasta el 36 por ciento, según el informe Aprender Mejor, un análisis de la educación en la región, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El documento señala que históricamente la educación secundaria técnica buscó facilitar el ingreso al mercado laboral a jóvenes que no iban a continuar estudiando luego de finalizar la secundaria. Por esa razón, “los padres y alumnos a menudo perciben la educación técnica como una opción de ‘segunda clase’”, agrega.

El exministro de Educación, Carlos Tünnermann Bernheim, considera que en Nicaragua desafortunadamente la educación técnica ha sido vista como “clases para los pobres”. “Lo cierto es que los buenos técnicos (en refrigeración, electrodomésticos, mecánica, electricidad) son bien pagados”, afirma.

Importancia de la educación técnica

Un estudio de Bassi y Ñopo, elaborado en 2016, sobre los estudios a nivel de secundaria, revela que los retornos económicos en la educación técnica son de un 19 por ciento más que los de las escuelas generales.

Tünnermann sostiene que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) debería de orientar, promocionar y mejorar las carreras técnicas del Tecnológico Nacional (Inatec) que financia.

Para él este informe del BID revela que no existe una estrategia de educación bien orientada que promueva y estimule a los jóvenes a seguir estudiando carreras técnicas. “Deberíamos de darle el mismo reconocimiento social que se les da a las demás carreras. En Alemania, por ejemplo, los institutos técnicos tienen el mismo nivel superior que las universidades», apunta.

Según Tünnermann, los mejores técnicos del país son los que emigran a países como Costa Rica, pues reciben mejores salarios.

El experto recordó que el gran progreso económico de India y China empezó cuando se crearon institutos tecnológicos en cada una de sus provincias. “En Nicaragua debería existir un instituto técnico de nivel superior en cada uno de los departamentos del país y eso estimularía el crecimiento económico del país”, señaló.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: