Aumento de temperatura amenaza café de calidad en Nicaragua

El cambio climático no solo incide en el aumento de la temperatura, sino que vuelve a las plagas más resistentes, lo que amenaza el cultivo de café de calidad en el país.

temperatura

La fumigación es necesaria para la prevención de plagas y enfermedades. El clima, este año, ha permitido las aplicaciones oportunas. LA PRENSA/ARCHIVO L.E. MART͍NEZ M.

En los primeros ocho meses del año, el café oro representó en exportaciones 446.8 millones de dólares, según datos del Centro de Trámites de las Exportaciones. Sin embargo, esa cifra podría ser afectada en los próximos años debido a que el aumento de la temperatura reduciría el área para cultivar café de calidad.

Según un estudio del Centro Humboldt, el café se puede producir en un rango entre los 17 y 26 grados centígrados y de forma óptima entre 19 a 22 grados. Debido al aumento de la temperatura, los productores han tenido que migrar a zonas más altas, pero de estas quedan pocas.

La investigación tomó en consideración las zonas de Boaco, Jinotega, Matagalpa y Madriz. Se estima que para el período 2016- 2020, la tendencia del incremento de la temperatura en los territorios cafetaleros sería de 0.9 grados centígrados, pero este número podría variar por zona, advierte el estudio.

Lea además: Robusta entre contradicciones 

Según Roderick Cano, integrante de la investigación, si el cambio climático sigue al paso que va se necesitaría de más altura para cultivar un café de calidad, pero Nicaragua no cuenta con espacios superiores a los dos mil metros.
Al no tenerlos, el área de producción de café de calidad se va reduciendo en el tiempo, refirió Cano.

De acuerdo con las estimaciones de los expertos, actualmente se cuenta con un poco más de 100 mil hectáreas para el café de calidad, pero en una década esto podría reducirse a unas 23 mil hectáreas, a causa de las nuevas condiciones climáticas.

Sumado a esto, se espera una reducción en las lluvias, de al menos, un 15 por ciento, es decir, unos 200 milímetros al año, y se prevé que la canícula sea más acentuada.

Como parte de las recomendaciones que se brindan en el estudio ante los desafíos que implica el clima “será necesario establecer un diálogo técnico y social para establecer la pertinencia de las acciones de adaptación en este sector (cafetalero)”, se lee en el documento.

Café robusta es una medida de adaptación a cambios en temperatura

Según declaraciones brindadas por el oficial de cambio climático del Centro Humboldt, Alejandro Alemán, es necesario que se apueste por cultivos resistentes a diversos escenarios climáticos, y en ese sentido, el café robusta podría ser una medida de adaptación. Pero Cano aclara que no es que el café va a desaparecer de inmediato sino que gradualmente se irán disminuyendo las áreas óptimas, mientras que el terreno para el cultivo de cacao van a ir en aumento. “Debería (de) irse esperando la migración para ese rubro”, dijo.

Plagas más fuertes

Los nuevos rangos de temperaturas no solo implican un desafío en términos de clima apto para el desarrollo del café de calidad. El cambio climático tiene incidencia en la generación de plagas y enfermedades que se vuelven más agresivas, explicó Roderick Cano, investigador del Centro Humboldt. Por ello, aconsejó que es necesario la búsqueda de alternativas rentables. Una de las posibilidades es que las tierras puedan ser aprovechadas para el cultivo de cacao.

Lea más en: Cambio climático aumentará plagas 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: