Manchester City golea y arrebata liderato al United que tampoco no falla

La sexta jornada de la Premier prolongó el mano a mano entre el Manchester City y el Manchester United, alzados en la cima de la clasificación aunque con el conjunto de Pep Guardiola asentado en la primera plaza

Jugadores del City celebran uno de sus cinco goles. LAPRENSA/AFP

La sexta jornada de la Premier prolongó el mano a mano entre el Manchester City y el Manchester United, alzados en la cima de la clasificación aunque con el conjunto de Pep Guardiola asentado en la primera plaza gracias a su goleada frente el Crystal Palace.

Los cinco tantos que el City endosó en el Etihad Stadium al equipo londinense rompieron la igualdad absoluta que mantenía con el cuadro de Jose Mourinho antes del arranque de la sesión, que contempló el reencuentro con el triunfo del Chelsea guiado por el español Álvaro Morata, autor de un hat trick.

El Manchester City no tuvo piedad del colista. El Crystal Palace, que ha perdido todos sus partidos, resistió casi la primera parte. No llegó al descanso con opciones el equipo de Londres, que encajó su primero gol en el 44, cuando un buen pase de David Silva fue aprovechado por el alemán Leroy Sané.

El Crystal Palace careció de capacidad de reacción. Es un equipo entregado a su suerte. Fue evidente en la segunda parte, cuando recibió el chaparrón citizens.

En el 51 apareció otra vez Sané para servir una pelota a Raheem Sterling, que hizo el segundo. Ocho minutos después, el atacante inglés volvió a marcar tras una asistencia del argentino Sergio Agüero. El sudamericano reivindicó su protagonismo en el tramo final. A diez del cierre marcó el cuarto. El quinto fue obra de Fabian Delph, con un disparo de media distancia.

Morata figura

Los mismos puntos, dieciséis, que el City acumula el Manchester United, que salió con los tres puntos del St. Marys Stadium. El cuadro de Jose Mourinho supo resguardar el tanto logrado por el belga Romelu Lukaku, a los veinte minutos, tras aprovechar un balón suelto dentro del área del Southampton.

El Chelsea sigue a tres puntos de la cabeza después de la exhibición del delantero español Álvaro Morata, que firmó su primer hat trick en la Premier y guió al Chelsea al triunfo en el Bet 365 Stadium (4-0), redondeado por su compatriota Pedro Rodríguez.

A cuatro días de visitar al Atlético Madrid en la Liga de Campeones, el conjunto de Antonio Conte sumó tres puntos con autoridad en la sexta jornada de la competición inglesa.

Tottenham gana derbi

El Tottenham (3º) de Harry Kane, autor de un doblete, se empleó a fondo para ganar 3-2 a un combativo West Ham (17º), este sábado en el partido que levantó el telón de la sexta jornada del campeonato inglés.

Con este triunfo los Spurs ascienden al podio provisional con 11 puntos, a dos de los colíderes Manchester City y United, que juegan más tarde ante Crystal Palace y Southampton.

El argentino Mauricio Pochettino parecía tranquilo a la hora de juego, cuando su equipo ganaba 3-0 gracias al doblete de Kane (34 y 38) y al gol del danés Christian Eriksen (60).

Pero el West Ham provocó un final de infarto gracias a los tantos del mexicano Chicharito Hernández (65) y del senegalés Cheikhou Kouyate (87).

En medio de los goles del West Ham, el Tottenham sufrió la expulsión del marfileño Serge Aurier, que vio una segunda tarjeta amarilla por una entrada dura a Andy Carroll (70).

En un final muy caliente, en el que Chicharito Hernández se encaró con el internacional español Fernando Llorente para recriminarle que usara los codos en un salto, los Spurs supieron sujetar a su rival y atar los tres puntos fuera de casa.

Coutinho ilumina

El brasileño Philippe Coutinho iluminó al Liverpool, que salió con los tres puntos del King Power Stadium tras batir al Leicester (3-2), que pudo haber evitado la derrota si Jamie Vardy no hubiera marrado el penalti que suponía el empate.

La vuelta al equipo de Coutinho ha alimentado las variantes de los reds, que se reencontraron con la victoria después de la derrota encajada ante el Manchester City y del empate frente el Burnley en sus últimos dos partidos.

Un brillante centro de Coutinho al cuarto de hora propició que el Liverpool tomara ventaja en el marcador. Su centro fue culminado de cabeza por el egipcio Mohamed Salah.

Ocho minutos después el centrocampista brasileño marcó el segundo. Fue en un lanzamiento de golpe franco ajustado al poste derecho lejos del alcance de Kasper Schmeichel.

Sin embargo, el Leicester, que acumula cuatro partidos sin ganar, tres de ellos derrotas, se metió en el partido en el tiempo añadido de la primera parte, cuando el japonés Shinji Okazaki aprovechó un saque de esquina botado por Harry Maguire.

En la segunda parte el Leicester buscó el empate. Pero fue el Liverpool el que amplió su renta gracias al acierto de Jordan Henderson, a pase de Daniel Sturridge en el minuto 68.

El partido parecía cerrado, pero el cuadro local respondió con otro tanto, anotado por Jamie Vardy, que aprovechó un balón suelto dentro del área.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: