En Panamá hay testigos del trabajo de los tres nicas acusados por extorsión

Los nicaragüenses habían sido amenazados con que serían reportados a Migración por su condición de indocumentados o acusados por algún delito si insistían en reclamar sus derechos ante las autoridades del Trabajo en Panamá, asegura abogado que les asesora

Julia Centeno, Petrona Moreno y Alan Martínez, familiares de los nicas detenidos en Panamá denunciaron el caso ante el funcionario del Cenidh, Gonzalo Carrión. LA PRENSA/E. ROMERO

Por alrededor de diez meses trabajaron sin devengar salario para una empresa panameña tres nicaragüenses que ahora junto a dos venezolanos son acusados en Panamá de haber integrado un grupo delictivo para extorsionar. Los nicaragüenses reclamaron al empresario para el cual trabajaron sus salarios que nunca les pagó.

Los nacionales Yasser Addiel Soto Henríquez, Yamil Moreno González y Pedro Joaquín Acevedo, trabajaron en la construcción de 23 viviendas, en una comunidad localizada a 300 kilómetros al sur de la capital panameña llamada Bahía Honda, en la Provincia de Los Santos, donde “lo primero que hicieron fue quitarles los pasaportes”, expresó el abogado Manuel de Jesús Ávila.

Lea además: Rescatan a nicaragüense víctima de trata de personas en Panamá

Justa Peralta, autoridad del Corregimiento del Corozal, Panamá, confirmó a través de una grabación que los nicaragüenses detenidos en Panamá, son parte de un grupo que trabajó para Rómulo Ledezma, que ahora los acusa del delito de extorsión.

Sospechas

Ávila quien también es  activista de derechos humanos que les brinda acompañamiento a los nacionales, confirmó a través de correo electrónico, que es mayor el número de afectados, pero solo los tres nicaragüenses y dos venezolanos se atrevieron a reclamar, por lo que los propietarios de la empresa para lo cual trabajaban supuestamente utilizaron tráfico de influencias para acusarlos.

El abogado resalta que el empresario les había prometido pagar cuando entregaran las casas “listas de ocupar”, pero al finalizar la obra fueron despedidos sin cobrar con la amenaza de que “eran ilegales”, por lo que sí reclamaban les reportarían a las autoridades de Migración para que los deportara o les meterían a la cárcel.

En Nicaragua sus familiares han solicitado a las autoridades del Estado de Nicaragua, les brinde asistencia consular.

Le puede interesar: Puede haber un subregistro de delitos de trata de personas en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: