Teletón suma voluntades por la discapacidad

Fundación Teletón a lo largo de su existencia ha contribuido al reconocimiento de la discapacidad en el país y se ha logrado que un pueblo dividido como el nuestro se una al menos un día al año para reconocer una causa social que no es excluyente.

A propósito de la resolución del 7 de septiembre del Ministerio de Gobernación (Migob) que falla la queja de la Asociación Los Pipitos en contra de Fundación Teletón, el 20 de septiembre, página 11, del Diario LA PRENSA y bajo el título “Justicia para Los Pipitos”, doña Ligia Elizondo aplaude “que se tiene una resolución clara y contundente” resolviendo la controversia entre ambas organizaciones. Algunos mensajes de aprobación por redes sociales la han secundado.

Lo primero lamentable es aplaudir la invasión de la esfera del Poder Judicial para resolver disputas entre dos asociaciones, lo que es claramente inconstitucional. Igual aplaude la confiscación de propiedades al privar a Teletón las propiedades conocidas como Centros Teletón adquiridas entre el 2002 y el 2010, gracias a la solidaridad de los nicaragüenses y a donaciones de dos alcaldías, para pasarlos a Los Pipitos. Esa moral de doble estándar es lamentable: si la violación de la Constitución me favorece, la aplaudo.

Igual aplaudo si la confiscación beneficia mi causa. Pero la critico si la inconstitucionalidad o la confiscación es en casos ajenos a los propios intereses. Afortunadamente, el Migob rectificó dicha resolución ante el recurso de revisión interpuesto por Fundación Teletón, dejando sin efecto la resolución del 7 de septiembre, por no ser de su competencia y advirtiendo a los recurrentes que podrán recurrir a la vía judicial.

Igualmente lamentable es escribir que “esa fundación no ha podido entregar cuentas claras al Migob”. Reforzando la tónica que han utilizado algunos dirigentes de Los Pipitos en este artificial conflicto, insiste en sembrar dudas sobre la honestidad y transparencia de Teletón en el uso de los recursos que ha recibido, enfoque explotado inescrupulosamente en las redes sociales.

Para esa campaña oculta que doña Ruth Elizondo, su hermana, directora de Los Pipitos, y por varios años, directora también de Teletón, había aclarado que la diferencia entre Los Pipitos y Teletón era de visión, nunca problemas de transparencia o integridad en el uso de los recursos. Igualmente, oculta que doña Ruth, su hermana, igual que diferentes directivos de la Asociación Los Pipitos han integrado la directiva de la Fundación Teletón desde el 2002, y que, año tras año, han aprobado los estados financieros de la fundación, los que han sido auditados por Price WaterHouse Cooper, divulgados anualmente a la población, presentado a las autoridades del Migob y las fiscales, sin haber sido jamás objeto de reparo.

La ley permite la contabilidad computarizada y así modernamente se llevan.  Desde el año 2006, Teletón lleva su contabilidad computarizadamente y así se la ha presentado ante la DGI y ante el Migob, que anualmente ha dado a Fundación Teletón su Constancia de Cumplimiento por presentar los informes contables que la ley exige. Y eso lo saben doña Ruth, por directora de Teletón, y su hermana doña Ligia.

Entonces, ¿por qué arrojar duda sobre la claridad y corrección de las cuentas? ¿por qué querer incapacitar a Teletón de su posibilidad de ayudar a la niñez con discapacidad, calumniándole, tratando de destruir su credibilidad? ¿Desacreditando a Teletón se favorece a la niñez con discapacidad?

Fundación Teletón a lo largo de su existencia ha contribuido al reconocimiento de la discapacidad en el país y se ha logrado que un pueblo dividido como el nuestro se una al menos un día al año para reconocer una causa social que no es excluyente. Por lo tanto, reiteramos nuestro llamado: la necesidad de la niñez con discapacidad es muy grande; necesitamos más segadores para atender esa necesidad; no incapacitemos con calumnias a las organizaciones comprometidas a servir a las personas con discapacidad. Podemos seguir por rumbo separado siempre con el compromiso de ayudar a la niñez con discapacidad.  ¡Sumemos esfuerzos!

El autor es Tesorero de Fundación TELETÓN.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: