¿Por qué las exoneraciones benefician tan poco a las mujeres nicaragüenses?

Las micro, pequeñas y medianas empresas en Nicaragua son las que menos se están beneficiando de las exoneraciones, según reveló un estudio presentado ayer por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Las micro, pequeñas y medianas empresas en Nicaragua son las que menos se están beneficiando de las exoneraciones, según reveló un estudio presentado ayer por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides). El mismo señala que la falta de conocimiento para acceder a estos beneficios y los trámites engorrosos están ocasionando que este segmento empresarial vinculado con el cuero calzado y panificador renuncie a dicho incentivo fiscal.

Para este estudio, Funides entrevistó a 290 mipymes —139 formales— de los sectores antes mencionados de Masaya, Estelí, Granada, Carazo y Managua.

El estudio denominado Obstáculos que enfrentan las mujeres emprendedoras en Nicaragua para acceder a beneficios fiscales reveló que del total de las mipymes que hace dos años gozaban de exoneraciones fiscales, al menos ¡el 44.9 por ciento desistió de continuar usándolas debido a las múltiples barreras. La situación empeora cuando estas empresas están en manos de mujeres.

Lea: Proponen cambiar régimen de Cuota Fija

Esta reducción en el número de mipymes que acceden a estos incentivos fiscales, según el estudio en el que también participó la Red de Empresarias de Nicaragua (REN), coincidió con la puesta en marcha por parte del Fisco de las declaraciones y pagos de impuestos en línea a través de la Ventanilla Electrónica Tributaria.

Ese sistema en línea obliga que los dueños de negocios tengan un sistema de contabilidad formal o al menos que lleven registros en cuadernos. En este sentido, las mujeres tienen mayores dificultades con el sistema porque solamente el 71 por ciento de las mipymes en manos de empresarias llevan algún tipo de registros contables frente al 74.1 por ciento de las que están en poder de hombres.

En el país hay suficiente cuero para la elaboración de calzado. LA PRENSA/ ROBERTO FONSECA

Camilo Pacheco, autor del informe y economista de Funides, explicó que ese sistema en línea facilita al sector público tener mayor control y supervisión de las exoneraciones, pero a los dueños de negocios los ha obligado a formalizarse, porque en el sistema solo han quedado las mipymes que llevan cuentas claras.

Le puede interesar:  Mujer con más carga en Nicaragua

“Las empresarias nos comentaban que este nuevo sistema en línea impone una mayor complejidad, mayor dedicación y tiempo para realizar los procedimientos. Y las mujeres que se enfrentan a la doble jornada (obligaciones del hogar y del negocio) se le dificulta poder realizar ese tipo de procedimientos, porque requiere de tiempo. Muchas comentaban que no tienen el tiempo para poder cumplir con todos los pasos que te pide el sistema en línea, que implica hacer consultas a las instituciones públicas”, aseveró Pacheco durante la presentación del informe.

“Si bien la contabilidad formal no mejora las probabilidades de acceder a una exoneración, definitivamente sí ayuda a conservarla”, indica el estudio.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, dice que a medida de que las empresarias vayan realizando un registro de sus cuentas se les facilitará gozar de las exoneraciones, porque el sistema pide un plan anual de adquisiciones de los productos en un formato específico.

“Si vos no llevás un sistema de contabilidad aunque sea en un cuaderno, se te hace más difícil llevar un plan de compras porque no sabemos más o menos cuándo compraste la harina, el polvo para hornear, etc. Y eso te hace más difícil que la panadería tenga acceso a los beneficios fiscales”, menciona Chamorro.

panaderías
Una panadería genera como mínimo diez empleos directos dice Canipan. LAPRENSA/L.VILLAGRA

La investigación también arrojó que las empresarias están menos informadas sobre los procedimientos en el pago de impuestos y acceso a exoneraciones, lo que también incide en los resultados antes mencionados.

Lea además: Ley de Seguridad Social está obsoleta en Nicaragua

“Está comprobado que cuando las mipymes hacen uso de los beneficios fiscales invierten en tecnología y tecnificación, esto es crucial porque mejora la competitividad de nuestras empresas y aumenta la tasa de crecimiento de nuestro PIB”, dijo Hilaria Salinas, presidenta de la REN.

“Esto nos da una alerta en que nosotras tenemos que trabajar más para que las mujeres accedan a las exoneraciones. El reto que tenemos que superar a corto plazo es que se logren conocer los procesos para hacer el trámite en línea”, señaló Blanka Callejas, miembro de la REN.

Exoneraciones y competitividad

El gozar de exoneraciones ayuda a las empresas a ser más competitivas, porque destinan parte de este flujo financiero para invertir en los negocios. Al respecto, según el estudio, el 54.1 por ciento de las empresas que sí reciben estos beneficios fiscales lo destinaron para invertir en tecnología y el 35.1 por ciento para compra de insumos.

“Las exoneraciones les permiten a los negocios reducir costos, por medio de la adquisición de insumos y maquinarias libres de impuestos (IVA e ISC). En especial, los negocios del sector de panificación y aquellos que son propiedad exclusiva de mujeres son los que percibirían una mayor pérdida en su competitividad si se eliminasen las exoneraciones”, detalla el informe.

También: Nicaragua no está exenta del “impuesto rosa”

Chamorro mencionó que los empresarios utilizan el alivio que les genera las exoneraciones para fines tan variados como mantener el precio del producto y cubrir gastos operativos de la empresa como el pago de servicios básicos y aguinaldo de los trabajadores.

El sector cuero calzado espera que de Centroamérica también vengan compradores de otros productos escolares en la medida que se perfeccionan. LA PRENSA/*ARCHIVO

¿Qué exoneran?

Del 10 por ciento de las mipymes en el sector panificador que hacen uso de exoneraciones, los productos que logran ese beneficio son: gas, margarina, polvo de hornear, dulce de leche, saborizante, bolsas, pasas, canela, sartén de aluminio, mejorador de pan y lámina.

Esa misma proporción de empresas del sector cuero calzado las exoneraciones se concentran en los productos de: cuero, pega y suela.

Camilo Pacheco, economista de Funides, explica que en el caso del sector cuero calzado el uso de las exoneraciones se concentra en tres productos porque “no conocen quiénes les pueden suplir el resto de bienes exonerados, porque tienen una lista de más de ochenta ítems. Ellos solo saben dónde pueden comprarlos estos tres bienes principales, pero el resto no”.

Educación influye

La mitad de los encuestados tienen estudios universitarios, lo que facilita el acceso a las exoneraciones. “Cuanto mayor sea el nivel educativo así será de fácil la asimilación de los procesos para aplicar a las exoneraciones, porque buscan información y se capacitan”, enfatizó Camilo Pacheco, investigador de Funides. Las propietarias de negocios predominan en el segmento de pequeñas y medianas empresas y los hombres tienen mayor participación en los pequeños negocios. Las mujeres tienen más presencia en las empresas jóvenes, es decir no más de cinco años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: