“El régimen sigue a Maquiavelo”, dice el poeta venezolano Rafael Cadenas

“De la palabra patria se abusa muchísimo. Cuando haya un cambio de gobierno, va a haber que lavar la palabra patria con un buen detergente”, dice con ironía el poeta venezolano Rafael Cadenas

El poeta y ensayista venezolano Rafael Cadenas, durante el ciclo Diálogos poéticos impulsado por Abanca y Afundación, A Coruña. LA PRENSA/ EFE/Cabalar

El poeta y ensayista venezolano Rafael Cadenas, durante el ciclo Diálogos poéticos impulsado por Abanca y Afundación, A Coruña. LA PRENSA/ EFE/Cabalar

Uno de los escritores clásicos de Venezuela, Rafael Cadenas reconoce vivir “con temor” en su país, entre otras razones por la delincuencia, y aseguró que el régimen de Nicolás Maduro “sí tiene parecido al régimen fascista” y es “absolutamente antidemocrático”.

Rafael Cadenas nació en 1930 en Venezuela y su militancia comunista le llevó a exiliarse en Trinidad huyendo de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, para regresar a su país natal en 1957. Tres años después, en 1960, publicó Los cuadernos del destierro, que es en la actualidad su obra más conocida.

Destacado miembro de la generación de la década de 1960 en Venezuela, su poema Derrota es considerado como la obra que mejor define a esos jóvenes que sentían que el fracaso de la revolución en su país era su propio fracaso.

Lea además: ¡Repatriación literaria de Solón Argüello!, el poeta que luchó en la revolución mexicana

Más de medio siglo después, ve “muy difícil” una solución a la situación política que vive su país, con un Gobierno que «refleja crueldad» en sus decisiones y «no cede» en el reconocimiento de la Asamblea Nacional, la libertad de los presos políticos o el canal humanitario para medicinas y alimentos que no se consiguen, enumera con voz pausada y reflexiva.

“La fuerza del régimen se debe a que tiene el apoyo de todas las dictaduras que existen en este momento”, sostuvo el poeta venezolano en un encuentro con periodistas en La Coruña (noroeste de España), en el que se refirió al “indispensable culto a la personalidad en una dictadura”, mientras que en una democracia “no hay ídolos”.

Hay un aferrarse al poder que es “absolutamente antidemocrático”, continúa sobre el régimen actual de Venezuela, en el que encuentra “parecido al régimen fascista” por “los grupos armados de civiles, la represión brutal en las manifestaciones o las detenciones”.

Puede también leer: Los libros más populares de la historia de los años 80 en Nicaragua

“Es un régimen que no es democrático, más bien odia la democracia” y “tiene en sus manos a casi todos los medios de comunicación”. “Más que a Marx, el régimen sigue a Maquiavelo”, apostilla.

Cadenas, también profesor universitario, es uno de los clásicos vivos en la historia de la literatura de su país y protagoniza la tarde de este viernes en La Coruña el ciclo Diálogos poéticos, impulsados por Abanca y Afundación, en el marco de la gira que realiza por España y que le llevará el próximo lunes a Santiago de Compostela.

“Entre democracia o barbarie”

El poeta ve en esta gira un recorrido a través de la civilización, la democracia y la libertad “sabiendo que nada de eso es perfecto», porque «no pasa” que la civilización esté al servicio de la cultura, una situación que deja al ciudadano “en el dilema entre democracia o barbarie”, dijo al mencionar el título del ensayo sobre actualidad política del chileno Fernando Mires.

No obstante, “es justo decir”, añade, que en Venezuela “todavía quedan espacios de libertad, amenazados, pero se mantienen” en el ámbito cultural, lo que no deja de ser “paradójico”, dice el poeta, porque “el gobierno es sumamente sectario”.

Lea además: La insurrección y caída de Somoza ahora puede ser vista en celulares

Ejemplo de ello es también su último libro, En torno a Basho y otros asuntos, que en España cuesta unos 15 euros pero en Venezuela no se puede adquirir, lamenta.

Rafael Cadenas, Premio Nacional de Literatura de Venezuela en 1985, Premio San Juan de la Cruz en 1992 y Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances de Guadalajara (México) en 2009, sigue escribiendo a bolígrafo sobre la vida, el pensamiento, el idioma, inagotable, una tarea de siempre y llave de la libertad.

“De la palabra patria se abusa muchísimo. Cuando haya un cambio de gobierno, va a haber que lavar la palabra patria con un buen detergente”, termina.

También puede leer: Diez libros que retratan historias macabras de los Somoza en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: