Roberto Arriaza regresa al gimnasio deseando pelear en el extranjero

Instalado serenamente entre las 140 y 147 libras, donde a la postre pudiera chocar con el éxito por su calidad, Roberto Arriaza regresa en el gimnasio

Roberto Arriaza es uno de los boxeadores con mejor proyección en suelo nica. LAPRENSA/ MAYNOR VALENZUELA

Instalado serenamente entre las 140 y 147 libras, donde a la postre pudiera chocar con el éxito porque la calidad la tiene, el chinandegano Roberto “Dinamita” Arriaza está de vuelta en el gimnasio Róger Deshón, en San Judas, Managua, mientras lo que pudiera venirle es una oportunidad en el extranjero.

Parece ser este el momento para que Arriaza pruebe carne nueva en el exterior, después de noquear a dos oponentes este año en suelo nacional, llevando su récord a 15 victorias, 13 de estas logradas por la vía del nocaut, sin conocer la derrota.

Relacionado: Roberto Arriaza: «Estoy listo para Castillo»

“Dinamita”, apodado así por su fuerte golpeo, desapareció del radar boxístico desde el mes de mayo, luego de vencer al colombiano Francisco Cordero.

“Estuve mal de mi pie derecho, me caí y eso me provocó una lesión. Por poco y me fracturo, eso hubiera sido lo peor para mi carrera”, justifica Arriaza el tiempo perdido.

De la mano del entrenador Wilmer Hernández, quien fuera desterrado de la esquina del tetracampeón Román “Chocolatito” González, ahora Arriaza espera sacarle el máximo provecho a sus cualidades.

Te puede interesar: Roberto Arriaza: “Walter Castillo necesita una paliza”

“Estoy trabajando con Wilmer. Hemos empezado de a poco y si me siento bien es posible que vuelva a pelear en noviembre, en el extranjero”, apunta “Dinamita”, de 27 años, cuyo salto al boxeo rentado lo dio en enero del año 2013.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: