Honduras dice que reapertura comercial tomará su tiempo

Las autoridades agropecuarias de Honduras dicen que no hay fecha para reabrir el mercado. Admiten que además de velar por el cumplimiento de los requisitos sanitarios, deben tomar en cuenta la demanda de esos productos en el mercado hondureño

Los mataderos de Nicaragua están aumentando el volumen de carne que colocan en el mercado internacional. LA PRENSA/ARCHIVO

Los mataderos de Nicaragua están reduciendo el volumen de carne que colocan en el mercado internacional. LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) confía en que el bloqueo comercial impuesto por Honduras —desde hace casi dos años a la leche y desde ocho a la carne bovina de Nicaragua— se resuelva el próximo año, las autoridades agropecuarias de ese país dicen que no hay fecha para reabrir ese mercado. Y admiten que además de velar por el cumplimiento de los requisitos sanitarios, deben tomar en cuenta la demanda de esos productos en el mercado hondureño, ya que no pueden “echarse encima” a los sectores productivos de su país.

Según el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, Nicaragua ha utilizado todos los recursos que la Ley le permite y que el problema ahora está en manos del Consejo de Ministros para la Integración Económica (Comieco) y del Comité Consultivo de la Integración Económica (CCIE).

Le puede interesar:  Pasividad ante cierre hondureño a productos nicaragüenses

Aguerri, quien también es presidente del CCIE, considera que la solución a esta crisis surgirá a partir de la primera reunión de estas instancias a inicios de 2018.

“Lo que es un hecho y estamos conscientes es de que no va a haber ningún tipo de avance en lo que resta de este año, ya que Honduras está en un proceso electoral y cuando sucede este tipo de situaciones la prioridad es el proceso político y no este tipo de disputas comerciales”, aseguró Aguerri.

Honduras no tiene fecha

Sin embargo, el subsecretario de ganadería de Honduras, José Luis Osorio Medina, dice que no puede adelantarse a dar una fecha para la reapertura de ese mercado, porque este es un proceso que seguirá caminando.

“No me gustaría adelantarme al tema de la fecha, porque eso lo tengo que manejar en conjunto con la dirección sanitaria y tendría que consensuarlo con ellos… pero hemos tratado de ser cuidadosos, porque si no, también nos echamos encima al sector productivo, que usted sabe que estamos en las mismas condiciones. Son dos países que luchamos en la misma vía y tenemos que ser muy cuidadosos en ese sentido”, aseguró Osorio vía telefónica y añadió que el desarrollo del proceso electoral no tiene ninguna relación con esta decisión.

Lea además: Leche abunda en Nicaragua, ¿pero se consumen imitaciones?

El funcionario explicó que este es un proceso “y de repente tenemos también que analizar cuáles son las necesidades en cuanto al abastecimiento de esos productos” y que “se debe partir de eso para tomar medidas para seguir siendo sostenibles dentro del rubro”.

Según Osorio, el criterio de autorizar el ingreso de productos con base en la demanda del mercado no se aplica exclusivamente a la carne y la leche, sino también al maíz y al arroz y otros productos.

“De acuerdo con el desabastecimiento que hay en el mercado local, se autorizan las compras a otros países y ese es un tema bien interesante que hemos venido manejando también con los embutidos y otros productos, como las pastas de pollo, que son necesarias para los embutidos. De acuerdo con el desabastecimiento se autorizan las importaciones”, insiste Osorio.

Niega proteccionismo

Pese a reconocer que en la solución de esta crisis se antepone el interés de evitar una sobreoferta en el mercado, el funcionario niega que estas sean medidas proteccionistas que violentan el libre comercio centroamericano.

“En ningún momento estamos hablando de medidas proteccionistas, es más, yo no he mencionado ese tema. En ningún momento he dicho eso. Estoy hablando de única y exclusivamente de poder medir qué es lo que nosotros necesitamos. Una muestra de eso es que el queso es un producto que sí sigue viniendo desde Nicaragua y también sigue pasando cuando va en tránsito hacia El Salvador”, añadió Osorio.

Lea también: Ganaderos de Nicaragua amenazan con paralizar vías

Las estadísticas del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex) detallan que de generar 11.14 millones de dólares en 2011, el envío de queso a Honduras, se redujo a 270 mil dólares en los primeros ocho meses del presente año.

¿Y con el queso?

“En eso se tiene que tomar en cuenta que probablemente se han caído por alguna razón las necesidades de consumo aquí en Honduras. Esa probablemente sea la razón por que se hacen compras de acuerdo con requerimientos del mercado. También hay que recordar que los novillos, es decir, el ganado en pie, sigue entrando sin problemas”, dice Osorio.

Según el Cetrex, en los últimos años las exportaciones de ganado hacia Honduras han crecido. Esto es atribuido por la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) a la necesidad de los mataderos hondureños de abastecerse de ganado para producir la carne.

Lea además: Ganadería de Nicaragua aún espera reconversión

Con respecto al tema del queso, Osorio explicó que este se compra a partir de los requerimientos del mercado y además se sigue permitiendo su tránsito hacia El Salvador.

“Por tanto en el tema específico de queso no hemos tenido ningún problema, hay un mercado fluido. Tampoco hay impedimento para el ingreso de novillos o ganado en pie. Este es un proceso que continuará y que las autoridades trabajan para resolverlo en tiempo y forma”, asegura Osorio.

Cuestión de requisitos

El subsecretario de ganadería de Honduras, José Luis Osorio Medina, sostiene que la falta de entrega de las certificaciones que las procesadoras lácteas y los mataderos nicaragüenses requieren para colocar sus productos en el mercado hondureño obedece, primordialmente, al incumplimiento de algunos requisitos sanitarios.

Estos se habrían establecido tras la reestructuración del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa), el cual tomó algunas medidas correctivas “en algunos procesos que se habían llevado a cabo con anterioridad. En eso está trabajando esa instancia para poder corresponder en tiempo y forma a este proceso”, detalla Osorio.