Celebran los milagros de San Jerónimo, el patrón de Masaya, con buena música y mucho baile

Este sábado por la mañana, luego de la misa oficiada por el cardenal Leopoldo Brenes, la venerada imagen de San Jerónimo, acompañada por San Miguel recorrió las calles de Masaya.

San Jerónimo

La imagen de San Jerónimo recorrió las calles de Masaya, luego de la misa presidida por el cardenal Leopoldo Brenes. LAPRENSA/ Uriel Molina.

En un rincón de la parroquia estaba doña Hilda Martínez, bailando al son de los filarmónicos, como parte de una promesa a San Jerónimo, que la viene cumpliendo desde que andaba con su hija en brazos. Y es que desde tempranas horas de hoy sábado, esta devota salió desde el municipio de Nagarote para llegar a Masaya y bailarle al santo con mucha fe y devoción, sin importante la distancia y el sofocante calor del mediodía.

Este sábado por la mañana, luego de la misa oficiada por el cardenal Leopoldo Brenes, la venerada imagen de San Jerónimo, acompañada por San Miguel y miles de devotos y promesantes, recorrió las calles de Masaya. Cargado en hombros de sus cofrades San Miguel visitó los hogares de los masayas y por la tarde llegó hasta la parroquia San Jerónimo a visitar al patrono de esta ciudad, como parte de la hermandad entre las dos parroquias.

“Vengo desde tan largo por la fe que le tengo a San Jerónimo, porque es muy milagroso, por eso mucha gente viene bailarle. Toda la celebración ha sido bastante ordenada. Mientras tenga vida y fuerzas voy a seguir viniendo todos los años a bailarle”, agregó Hilda Martínez.

 San Jerónimo
El colorido de las festividades de San Jerónimo nunca falta en su celebración.
La Prensa/ Uriel Molina.

Una vez que la venerada imagen salió en procesión, al igual que doña Hilda, también Luisa Zúñiga, oriunda de Masaya, bailaba, mientras cargaba a su pequeño retoño, al mismo tiempo que explicaba que tiene muchos años de pagar su promesa, porque no podía procrear hijos, pero su fe y la insistencia en que por la intercesión de San Jerónimo se le concediera el regalo de gestar, al fin dio sus frutos.

“Y ya tengo tres años de traer a mi hijo (a bailar) con mucha devoción y amor a San Jerónimo, el doctor que cura sin medicina. Siempre lo voy a traer (a su hijo) aunque ya esté grande, tiene que venir conmigo. Siempre le voy a pedir al santo que me lo mantenga con salud. A la gente de Masaya y Nicaragua les digo que venga a pedirle un milagro a San Jerónimo”, comentó la joven.

El santo fue acompañado por centenares de personas entre promesantes, disfrazados y visitantes. Muchos bailaban al son de los tradicionales chicheros, mientras era llevado de forma lenta sobre la avenida principal de la llamadda Ciudad de las Flores.

“Quiero invitar a nuestra gente a acercarse a las sagradas Escrituras, (porque) esa era la intención de San Jerónimo, de que se conociera la palabra de Dios, y al conocer la palabra, se conoce a Jesucristo. En Masaya hemos vivido un momento muy hermoso porque hubo gente de todos los departamentos y que bonito que vivimos este momento festivo”, comentó el Cardenal Leopoldo Brenes, tras la Eucaristía.

Lea También: Masaya festeja a San Jerónimo, su santo patrono

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: