Francisco Aguirre Sacasa: “Empleo el sabroso vocabulario de nuestro campo”

El excanciller Francisco Aguirre Sacasa confiesa algunas intimidades en esta entrevista. “Voy a jugar al ping pong con la revista Domingo”, dijo antes.

Francisco Aguirre Sacasa, excanciller de la República. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

Sus amigos le dicen “El Canciller” y en efecto fue canciller de la República a inicios de los años 2000. También fue embajador de Nicaragua en los Estados Unidos. Está casado desde hace 48 años y tiene tres hijos. Conozca mejor a Francisco Aguirre Sacasa en esta jovial entrevista.

¿Su miedo más grande?
No potenciar a lo máximo los talentos que Dios me ha dado.

¿Su mayor defecto?
Ser desorganizado.

¿Lo más atrevido que ha hecho?
Osar impulsar la “Ley Nacara”, una amnistía para los nicaragüenses indocumentados en Estados Unidos, a un año de la ley más severa antimigración en la historia estadounidense. ¡Y lo logramos!

¿De qué se arrepiente?
Haber sido llanero solitario en mi juventud. No haber aprendido a “jugar en equipo” y delegar en otros hasta mediados de mi vida profesional.

¿Su posesión más preciada?
Sin duda mi familia, incluyendo especialmente a mis cuatro nietecitos.

¿Con qué personaje histórico se identifica?
Tomás Moro.

¿Cuál es la cualidad que más le gusta de una mujer?
La belleza, sobre todo interna.

¿El hecho militar que más admira?
La heroica defensa de los espartanos en Termópilas.

¿Qué es la muerte para usted?
El ingreso a la etapa final de mi vida: la eterna.

¿Cómo le gustaría morir?
Satisfecho con lo que hice en mi peregrinación por este mundo.

¿Qué persona viva le inspira más desprecio?
¡Sin comentario!

¿Qué apodo le dicen?
“El Canciller” me dicen muchos.

¿Qué no perdonaría?
Los ociosos, los que andan de “ride” en la vida.

¿Dice malas palabras?
Sí. Empleo el sabroso vocabulario de nuestro campo.

Lea también – Eddy Kühl: “No puedo salir sin mis botas Timberland”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: