Exceso de tráfico en Managua afecta la salud mental

Algunos estudios señalan que una de las consecuencias crónicas del estrés dañino, producido entre otras cosas por el tráfico, puede ser el Alzheimer.

El ritmo de crecimiento de la red vial pavimentada de Managua es menor al aumento del parque vehicular. Esta disparidad crea caos viales más allá de las llamadas horas pico. LA PRENSA/Óscar Navarrete

Estar sometido constantemente al tráfico vehicular pesado puede tener serios efectos en la salud mental, asegura Víctor Noguera, psiquiatra.

El experto calcula que una persona que vive en Managua fácilmente puede pasar de 12 a 14 días al año atascada en el tráfico, suponiendo que un conductor maneja al menos durante una hora cada día.

“Cuando estás sometido constantemente al tráfico vehicular pesado hay aumento sostenido de una hormona llamada cortisol, conocida también como la hormona del estrés, y puede provocar efectos en la salud mental, como ansiedad, depresión, ira”, explica Noguera.

Más vehículos

Entre 2012 y 2016 la flota vehicular de Nicaragua pasó de 511 mil 631 vehículos a 800 mil, según registros de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional.

Y si al estrés del tráfico, dice el experto, se le agregan los problemas en casa, en el trabajo, en la escuela, “van haciendo un caldo de cultivo que te pueden llevar a problemas agudos y crónicos de salud mental”. Algunos estudios incluso mencionan que una de las consecuencias crónicas del estrés dañino, producido entre otras cosas por el tráfico, puede ser el Alzheimer.

Por otro lado, el epidemiólogo Leonel Argüello, asegura que el estrés incluso puede llevar al consumo excesivo de alcohol y drogas. “Ese estrés te va dañando el cuerpo de tal manera que vos podés tener infartos al corazón, accidentes cerebrovasculares o derrames. Podés tener aumento de la presión, que te va arruinando diferentes órganos. Y el estrés además va disminuyendo tu capacidad defensiva”, dijo en entrevista con LA PRENSA.

Víctor Noguera también explica que el tráfico puede influir negativamente en la vida personal de un individuo.

“Muchos conductores, al saber que ya son las 6:00, las 7:00 de la noche, que es la hora pico, prefieren quedarse trabajando un rato más para no ir a ‘pelear’ al tráfico. Eso también te quita tiempo de familia, tiempo de pareja y tiempo de convivencia”, dice.


800 mil

vehículos en total se registraron en 2016, según datos de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional. En 2012 se contaban unos 511 mil, según la misma fuente.


Cómo evitar el estrés

Ante la impotencia y la frustración por no avanzar cuando se está atascado en el tráfico, una técnica efectiva para no estresarse tanto es la música relajante, señala el psiquiatra Víctor Noguera. “Otra también es aceptar que por mucho que pités, por mucho que vociferés, por mucho que maldigás a la Alcaldía, al Gobierno, a los buseros, a los motociclistas, las cosas a veces escapan de tu control”, dice.

Además, en ciudades más grandes donde se avanza 300 metros cada hora, se recomienda alguna lectura ligera o aprovechar para hacer llamadas telefónicas con manos libres, señala el psiquiatra. “A veces pegar un grito o un bocinazo también ayuda a liberar un poquito la tensión y frustración, pero no va a contribuir a que el tráfico vaya más rápido”. A las personas que creen en “un ser superior” el especialista les recomienda dedicar los minutos de embotellamiento a la oración, a fin de evitar tensiones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: