Ramón Maldonado García

México lindo y querido

Un 16 de febrero del año 1977 viajé a la capital mexicana, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) me concedía una beca para estudios de posgrado.

Durante mis tres años de estudios, solamente un fuerte sismo se produjo en la capital mexicana. Por lo que pude conocer mucho de los grandes edificios, avenidas, calles, monumentos, vías de comunicación, hoteles y ciudades del interior.

El terremoto del 19 de septiembre de 1985, produjo 20,000 víctimas, según reportes finales.

A partir de esa fecha, el Gobierno y pueblo mexicano emprendieron un trabajo tesonero de manera que la ciudad de México sufrió una verdadera transformación, desapareciendo muchos edificios antiguos, reestructuración de otros, por lo que la ciudad volvió a ser lo que siempre ha sido.

Es impresionante recorrer las grandes avenidas Insurgentes, Cuauhtémoc, visitar Chapultepec, Xochimilco, las Pirámides de Teotihuacán, etc.

Nación visitada por miles de turistas de todo el mundo que aportan gran cantidad de divisas para que esta nación mantenga su progreso.

Sin embargo, a pesar de innumerables tragedias, hoy, en septiembre de 2017, treintidós años después de la catástrofe causada por el terremoto de 1985, y por coincidencia, 19 de septiembre, otro sismo sacudió el sureste de México, afectando a los estados de Morelos, Puebla y Ciudad de México, causando hasta el momento trescientos treintitrés muertos, infinidad de heridos y desaparecidos.

Es interesante ver la unión de este pueblo luchador, que siempre se levanta de las cenizas. Semanas antes un huracán había golpeado el territorio mexicano, causando inundaciones y víctimas

Lo lamentable es que un sector de afectados por el terremoto se queja de la falta de ayuda del Gobierno. Aunque se ha visto la llegada de ayuda externa de gobiernos de Israel, Japón, Panamá, Honduras, El Salvador, el Vaticano, deportistas de fama internacional y representantes de instituciones informáticas.

Pero un dato discordante en la tragedia, es lo ocurrido con algunos medios televisivos que se ubicaron en un barrio de la capital, frente al edificio colapsado de un colegio de niños con el fin de presenciar y transmitir el rescate de una niña viva atrapada en esos escombros, y que al final no hubo rescate. Esto causó protestas, confusión, malestar en la población que se aglomeró en el sitio de los escombros con la esperanza de ver a la criatura con vida.

Pero los mexicanos siempre superan crisis de cualquier naturaleza y llevan arraigado su nacionalismo, por eso dicen: México para los mexicanos, sin apartar su hospitalidad para extranjeros, por eso el turismo es un factor importante para la economía de este país.

Donde está un mexicano, celebra sus fiestas con sus costumbres y tradiciones, sus canciones lo dicen todo. El gran cantante y artista mexicano Jorge Negrete interpretó esa canción titulada México lindo y querido, que en unas de sus estrofas dice:

“Voz de la guitarra mía, al despertar la mañana, quiere cantar su alegría a mi tierra mexicana, México lindo y querido, si muero lejos de ti que digan que estoy dormido y que me traigan aquí”.

Y así sucedió, un 5 de diciembre de 1953, en la ciudad de Los Ángeles, California, el cantante fallece a causa de enfermedad crónica prolongada.

Queda demostrado que el mexicano, además de luchador, vislumbra su futuro, dadas las circunstancias que enfrenta en su vida. Guerras, revoluciones, que llevaron a la independencia a esta nación, fenómenos naturales, dictaduras, narcotráfico, pero siempre el ciudadano de esta nación encuentra la forma de cómo obtener el sustento para él y su familia.

Este pueblo, hoy más que nunca, merece ayuda de todas las naciones del mundo, sobre todo las que han sufrido esta clase de tragedias.

El autor es médico

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: