Francisca Ramírez

La dirigente campesina denunció la represión que han enfrentado por luchar contra el canal. LA PRENSA/ARCHIVO

Ambientalista acusa: «Soberanía nicaragüense fue entregada en concesión canalera»

A pesar que el Gobierno aduce que el proyecto del Gran Canal Interoceánico respeta la soberanía nacional, esto no se cumple, asegura ambientalista Rosario Sáenz.

A lo largo del Libro Blanco sobre el Proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua se sostiene que prevalece el respeto absoluto a la soberanía nacional de Nicaragua; sin embargo, la abogada ambiental, Rosario Sáenz, aseguró que la soberanía fue entregada desde que se brindó al concesionario atribuciones exclusivas sobre los recursos naturales.

Sáenz explicó que en el documento presentado por el Gobierno asegura que respetan la soberanía, “cuando sabemos que la soberanía la entregaron completamente, desde el mismo momento que en cinco artículos repiten que el concesionario tienen atribuciones exclusivas sobre el suelo, el subsuelo, las aguas superficiales, las aguas subterráneas, las áreas protegidas por decretos nacionales y el espacio aéreo”, aseguró.

Le puede interesar: Cuestionan supuestas consultas en territorios indígenas para construcción del canal interoceánico

Esto se contempla en la Ley canalera 840 en el artículo 16, que establece que “el concesionario ni ningún otra parte de subproyecto serán responsables o tendrán responsabilidades frente a ninguna persona, incluyendo entidades gubernamentales, con respecto a condiciones ambientales preexistentes, ya sean de limpieza, manejo o alguna otra acción vinculada a condición ambiental preexistente de ninguna de las áreas donde el proyecto está ubicado o de las áreas que podrían utilizarse en el proyecto, incluyendo en cada caso las superficies de tales áreas así como el espacio aéreo, subterráneo y el agua ubicada bajo, sobre o a través de tales áreas”.

Esto fue señalado por Sáenz, quien aseguró que la disposición para el concesionario no solo abarcó el suelo sino “se fueron hacia arriba-haciendo referencia al espacio aéreo- (…) el Estado lo libera de responsabilidades”, sostuvo.

Lea también:  Imagen policial está deteriorada en ruta del canal interoceánico

A la vez, dijo que se concibe al Gran Canal como una medida para detener el avance de los daños en la Reserva Biológica Indio Maíz. En el Libro Blanco se afirma que “la opinión de la población, que coincide con el proyecto, es que este serviría de barrera de contención para la Reserva Biológica Indio Maíz y serviría para restaurar las Reservas Naturales de Cerro Silva y Punta Gorda”. Eso no coincide con la disposición de la Ley 840, donde asegura que el concesionario no tiene obligaciones en mejorar las condiciones existentes, señaló Sáenz.

Reserva y Lago

El científico Jaime Incer Barquero sostuvo que el Gobierno puede defender y justificar su proyecto (Gran Canal), pero “ha sido condenado por un grupo de organizaciones”. Explicó que especialistas de todas partes del mundo han dicho: “cuídense, no se metan a eso, el lago de Nicaragua es algo que hay que preservar, y es el ultimo recurso que los nicaragüenses tenemos para que en el futuro podamos calmar la sed”, dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: