¿Qué hace seguro a un hospital?

Existen normas internacionales que garantizan la seguridad del paciente. ¿Las conoce?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada cinco pacientes en países en desarrollo se ven afectados por algún error durante su estadía hospitalaria. Para hacer frente a esta situación la OMS lanzó, en 2005, la Alianza Mundial para la Seguridad del Paciente y eligió a la Joint Commission (JC) y a la Joint Commission International (JCI), para que conjuntamente buscaran soluciones óptimas que minimicen los riesgos a que se ven expuestos los pacientes en hospitales de todo el mundo.

En 2007, la JCI definió seis Metas Internacionales para la Seguridad del Paciente, consideradas como fundamentales para lograr estos objetivos: identificar correctamente a los pacientes; mejorar la comunicación efectiva; mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo; cirugía correcta, en el lugar correcto y al paciente correcto; reducir infecciones asociadas con la atención médica y reducir el riesgo de daños por caídas.

¿Qué hacer frente a este desafío?

En Nicaragua, el Hospital Vivian Pellas (HVP) decidió asumir el reto de la seguridad del paciente poniendo en práctica una gestión de calidad y seguridad del paciente, la cual ha sido verificada y renovada por el sello de oro de la JCI desde 2010 hasta la fecha.

“La visión del Hospital Vivian Pellas desde sus inicios fue ser la organización que eleva el estándar de salud privada en Nicaragua al más alto nivel internacional en profesionalismo médico, trato humano y seguridad del paciente. Para alcanzar esta visión se debe desarrollar una cultura enfocada en la disminución de riesgos, tanto para los pacientes como para el personal. Esto ha permitido que nuestro hospital esté certificado como un hospital seguro”, señala Agnes Saborío, gerente de calidad del Hospital Vivian Pellas.

“La certificación de la JCI demuestra un compromiso y pasión por mejorar la seguridad y la calidad de la atención al paciente, por garantizar un entorno de atención seguro y trabajar permanentemente con procesos que disminuyan riesgos de salud, tanto para los pacientes como para el personal clínico y no clínico”, agrega Saborío.

Le puede interesar: Nicaragua, primer país centroamericano en realizar microcirugía reconstructiva

Un compromiso de todos

Cada año el Hospital Vivian Pellas recibe cien mil visitas entre ambulatorias y hospitalizadas, siendo el personal de enfermería el primero en tener contacto con los pacientes.

María Elsa Gámez, gerente de enfermería del HVP, indica que la cultura de calidad en la atención tiene un valor muy relevante para la salud, por lo que el personal a su cargo se ha incorporado con actitud proactiva a las metas internacionales por la seguridad del paciente.

“Para nosotros no es una carga el cumplimiento de estas metas, por el contrario, nos apasiona atender a los pacientes bajo nuestro cuidado con la garantía de que contamos con procesos de calidad certificados”, expresa Gámez, quien dio a conocer que el personal a su cargo recibió 103 capacitaciones en 2016 y 86 en lo que va del 2017, con el objetivo de brindar excelencia y seguridad a los pacientes, con el trato humano que les caracteriza.

BENEFICIOS DE METAS INTERNACIONALES

Para obtener la certificación de la Joint Commission International, los hospitales que han declarado su compromiso con la calidad y la seguridad del paciente, se someten voluntariamente cada tres años a un proceso intenso de revisión, efectuado por evaluadores expertos en salud, quienes revisan el cumplimiento de más de 1,300 elementos medibles contenidos en 320 estándares de calidad, lo que asegura que sus procesos están orientados a garantizar una mejora sostenible y continua de la calidad de la atención y seguridad del paciente.

“Los beneficios de seguir metas internacionales de seguridad son incontables. Agrega valor a la parte asistencial, a la atención profesional y sobre todo a recibir el cuidado personalizado al que todo paciente aspira”, indica Elisa de Lewis, vicepresidenta de la Asociación de Hospitales Privados de Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

“Tecnología e instalaciones por sí mismos no representan la seguridad en la atención médica. Estas deben alinearse a un monitoreo y mejora continua, procesos y programas de calidad, el recurso humano competente y el cumplimiento de los estándares de la acreditación internacional”.

Ing. Gilberto Guzmán, director general del Hospital Vivian Pellas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: