¿Por qué es difícil asegurar los negocios turísticos en las playas de Nicaragua?

Las afectaciones que dejaron las recientes lluvias en la infraestructura turística del país —especialmente en las playas de Rivas— pusieron en la agenda la necesidad de que las aseguradoras desarrollen productos que permitan proteger inversiones que actualmente no son asegurables

inundaciones en Rivas, Rivas

La fuerza de las olas arrastró un pequeño barco hasta estrellarlo contra un restaurante en la costa de San Juan del Sur. LA PRENSA/JADER FLORES

Las afectaciones que dejaron las recientes lluvias en la infraestructura turística del país —especialmente en las playas de Rivas— pusieron en la agenda la necesidad de que las aseguradoras desarrollen productos que permitan proteger inversiones que actualmente no son asegurables.

Sin embargo, algunos negocios tendrán que mejorar su infraestructura para gozar de este tipo de beneficios, dice un representante de las aseguradoras, ya que hay riegos que no pueden ser cubiertos.

“El tema de los seguros es parte de lo que se discutió el lunes (en la reunión con los empresarios en San Juan del Sur, Rivas), es uno de los temas que se están abordando y es parte de las propuestas que se tienen que hacer y del seguimiento que se tiene que dar”, sostuvo la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, al concluir la reunión semanal del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Según Valenti, aunque algunos negocios afectados por las recientes lluvias sí estaban asegurados, la gran mayoría de los existentes en las zonas afectadas no contaban con este tipo de respaldo, “por eso el tema de los seguros ha sido un clamor de los empresarios”.

Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Empresa Turística, estimó esta semana que cerca del noventa por ciento de los negocios en San Juan del Sur no tienen seguros contra desastres. Entre las razones, porque desconocen cómo funcionan o bien porque las compañías no ofrecen precios atractivos.

San Juan del Sur

No cumplen requisitos

No obstante, Valenti dijo que en la mayoría de los casos estos negocios carecen de seguros porque no cumplen las condiciones que exigen las aseguradoras, ya sea porque los empresarios turísticos no son dueños de la infraestructura o porque esta no cumple los requerimientos que establecen las compañías.

“Hay una serie de temas ahí que son los que estamos valorando con las autoridades nacionales y locales. Pero sí, definitivamente el asunto de los seguros es uno de los que vamos a darles seguimiento en las próximas reuniones que se van a realizar como seguimiento y la siguiente es el próximo lunes”, anunció Valenti.

Giancarlo Braccio, gerente general de ASSA Compañía de Seguros, explica que como empresa tienen muchos clientes en San Juan del Sur y otras playas aledañas que incluso “se vieron más golpeadas que San Juan (del Sur)”, entre ellas las playas de Tola, Rivas.

“Ahí tenemos hoteles chiquitos, casas de habitación, edificios de apartamentos que existen en diferentes proyectos urbanísticos que hay en la zona y otras propiedades. Pero de repente te encontrás negocios con ciertas características, muy mala calidad en su construcción, techos de paja o palmeras como le llaman que son sujetos a un no de las aseguradoras”, explica Braccio.

Y añade que dada la vulnerabilidad de Nicaragua ante los embates de las consecuencias del cambio climático, “efectivamente la gente tiene que acercarse más a las aseguradoras”.

“Lo que te puedo decir es que las aseguradoras lo que hacen es evaluar un riesgo, pero si el riesgo es cierto, es un siniestro cierto la aseguradora dirá que ese riesgo no lo puede asegurar, porque es un riesgo latente… entre las cosas que toman en cuenta las aseguradoras están la cercanía al mar, la calidad de los materiales de la construcción, la presencia de bomberos, servicio de agua potable, tanques, cisternas y otras condiciones para mitigar”, detalla Braccio.

Por tanto, según Braccio, al final no importa el producto que se diseñe, ya que hay condiciones que no pueden pasarse por alto y deben cumplirse, entonces lo que queda es que los negocios que no cumplen los requisitos mejoren sus condiciones para cumplir con estos y poder acceder a los seguros.

Mejorar infraestructura

“Lo que queda es mejorar la infraestructura y es lo que ha venido pasando en San Juan del Sur, donde muchos negocios han hecho inversiones considerables para construir sus locales, pero siempre se encontrarán negocios que las aseguradoras se van a reservar el derecho de asegurar”, dice Braccio y añade que las embarcaciones, yates, barcos pesqueros, lanchas y otras se aseguran sin problema.

En el sector agropecuario y micro y pequeñas empresas también se hizo más evidente la necesidad de asegurar cultivos, ganado y negocios, ya que las afectaciones también fueron evidentes.

“Nosotros como Asomif (Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas) tenemos una compañía que brinda microseguros y tenemos contemplado diseñar un producto vinculado a seguro no solo vinculado a daños materiales en cuanto a inventarios, infraestructura, incendios y otros sino también seguro agrícola que es algo que ya veníamos trabajando pro las afectaciones climáticas”, confirma Verónica Herrera, presienta de Asomif.

Herrera admite que el diseño y desarrollo de estos productos tomarán más tiempo, sin embargo, espera que “si se presenta una situación similar a la ocurrida recientemente el microempresario pueda rápidamente restablecer su negocio y volver a la vida normal”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: