¡Así gana un campeón! Félix Alvarado noquea en tres asaltos a Fahlan Sakkreerin Jr.

Félix Alvarado salió con una violencia telúrica, fuego en los puños y alma en el corazón. El tailandés Fahlan Sakkreerin Jr. se refugió en las cuerdas siendo esa su perdición

Félix Alvarado fue contundente frente al tailandés Fahlan Sakkreerin Jr, en la última pelea. LAPRENSA/ CARLOS VALLE

Félix Alvarado salió con una violencia telúrica, fuego en los puños y alma en el corazón. El tailandés Fahlan Sakkreerin Jr. se refugió en las cuerdas siendo esa su perdición, la cárcel en la cual no tendría boleto de salida. En una noche que las gradas vibraban de emoción en el Puerto Salvador Allende alentando al nicaragüense, “El Gemelo” no defraudó.

Se esperaba que el rival fuera más peligroso, que complicara al nuestro, que lo llevara al límite, y ahí en la frontera del riesgo, que Alvarado sacara su casta. Sin embargo, eso no fue necesario, Félix hizo la mejor pelea de su carrera y ganó como un campeón, noqueando en tres asaltos a Sakkreerin.

Era el momento para decir la verdad. El tailandés venía de perder con el campeón de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el filipino Milán Melindo por dos puntos, había resistido la pegada y contrarrestado sobre la marcha. Así que esta era la prueba de fuego que Alvarado necesitaba para espantar fantasmas, y lo hizo de una forma impresionante. Una máquina tirando golpes sacando fuegos artificiales del rostro del oponente. La pelea prevista que sería un campo minado, terminó siendo el reflejo que Nicaragua podría tener en “El Gemelo” el próximo campeón mundial cuando se enfrente a Melindo tras ganar el combate eliminatorio.

Precisión, resistencia y golpe fulminante

“El Gemelo” comenzó dando una clase a los boxeadores ¿Para qué sirve el round de estudio? Para nada cuando ahora se pueden ver todas las peleas de su oponente. Félix sabía que alargar la pelea solo le convendría a Sakkreerin. Desde el primer segundo, Alvarado se fue encima del rival. Corajudo y tirando sin descanso. El tailandés retrocedía a las cuerdas y pensó que podía desgastar al pinolero, pero Félix aprendió a cortar las salidas.

En Japón Kazuto Ioka se le salió a Alvarado constantemente de las cuerdas. No obstante, esta vez la historia sería diferente. Félix sabía que para hacer fácil lo complicado tenía que disparar el pulso y el nivel de adrenalina sin perder la puntería. Faltando siete segundos del final una derecha del “Gemelo” mandó a la lona al tailandés, salvado por la campana.

Sakkreerin mostró una gran condición física. Regresó como si nada hubiera sucedido y en el segundo asalto, aunque Félix siempre seguía al frente con su golpeo constante y usando su mano izquierda en gancho y cruzado de manera repetida, finalizando con el upper de derecha, el tailandés terminó brindando buenas combinaciones al rostro del nicaragüense. Pero en el tercer asalto Alvarado no cedió ni un segundo. Salió a la caza como si el ring fuera un safari. Y esa derecha a la quijada mandó a la fría lona al tailandés. Euforia total: Félix mejoró sus defectos y se ganó el boleto a la grandeza. ¡Así gana un campeón!

Por otro lado, en el combate semiestelar de la noche, Melvin López noqueó en tres asaltos al mexicano Andrés García.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: