Crisis humanitaria de Venezuela es más alarmante que posible default

La crisis humanitaria en Venezuela y su impacto en la región genera más alarma que un posible incumplimiento del pago de la deuda soberana, cuyos efectos estarían "contenidos", advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI) quien considera el "marcado aumento" de la diáspora venezolana como un efecto negativo mayor para sus vecinos que un eventual default.

El Puente Internacional Simón Bolívar es el principal cruce migratorio entre Venezuela y Colombia.

La crisis humanitaria en Venezuela y su impacto en la región genera más alarma que un posible incumplimiento del pago de la deuda soberana, cuyos efectos estarían «contenidos», advirtieron el FMI economistas y autoridades.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera el «marcado aumento» de la diáspora venezolana como un efecto negativo mayor para sus vecinos que un eventual default, en tanto Venezuela «continúa inmersa en una grave crisis económica, humanitaria y política sin solución a la vista».

Lea además: Cómo entender los cien días de la crisis en Venezuela

«Los efectos de un posible incumplimiento del pago de la deuda soberana por parte de Venezuela estarían contenidos porque las carteras de los inversionistas ya han incorporado este riesgo», indicó el FMI en su último informe de perspectivas económicas en las Américas.

Presiona finanzas de los países vecinos

«En cambio, el principal riesgo para la región está relacionado con la crisis humanitaria y la consiguiente migración de ciudadanos venezolanos a países vecinos», en particular a Colombia y Brasil, apuntó.

Lea más en: Unión Europea prepara sanciones a personalidades venezolanas responsables de represión

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, subrayó «las presiones sobre las finanzas públicas que esto supone en términos de demanda de ciertos servicios» en los países limítrofes.

«Los refugiados de Venezuela son un desafortunado efecto secundario de la crisis, que es extremamente severa», dijo por su parte su adjunto Robert Rennhack.

Falta de pago no provocará efecto dominó

El Estado venezolano y su petrolera PDVSA deben pagar unos 3,800 millones de dólares en vencimientos de deuda en octubre y noviembre, pero analistas desestiman un efecto dominó en la región.

«Una cesación de pagos puede perjudicar a acreedores privados, pero la economía mundial no colapsará por culpa de Venezuela», dijo a la AFP un especialista del mercado de bonos bajo condición de anonimato y añadió que «por otro lado, existe un problema real de refugiados y fuga de población, que probablemente sea más importante».

Lea también: Íconos de las protestas en Venezuela indecisos para votaciones regionales

Ludovic Subran, economista jefe de la aseguradora Euler Hermes, coincidió en que «el peligro de que la crisis venezolana se extienda a otros países es bastante bajo», y considera improbable que un default venezolano provoque una crisis que golpee a otros países emergentes, fuertemente endeudados en los últimos años en los mercados internacionales aprovechando tasas de interés muy bajas.

«El tema hoy es más humanitario que económico», afirmó Subran. «Para Colombia, por ejemplo, es una gran carga», agregó.

Desafío para Colombia

El FMI reconoció que esta realidad es «un desafío» para el gobierno de Juan Manuel Santos. «Eso es algo con lo que el gobierno tiene que lidiar y está causando muchos problemas», señaló Rennhack. Colombia, que estima en unos 300.000 los venezolanos asentados en el país en los últimos meses, ha hecho ajustes presupuestales para atender esta realidad, otorgando atención en salud y acceso a educación.

«Colombia tiene una actitud solidaria, como Venezuela la tuvo en el pasado, pero obviamente si esto escala puede generar grandes dificultades económicas», dijo a la AFP el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas y agregó que  «la solución al problema de Venezuela, tiene que ser rápido, con medidas económicas que permitan reversar esa tendencia de deterioro tan fuerte», urgió.

Vea además: Imágenes | Cadáveres de buses y largas colas: así se encuentra el sistema de transporte venezolano

«Si no lo hace, lo que viene es una implosión acompañada de unos flujos migratorios muy fuertes que van a generar un problema en la región».

Colombia, Brasil, Argentina, México, Panamá, Paraguay y varios países centroamericanos expresaron su preocupación por la situación en Venezuela el miércoles en una reunión de ministros con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Manejo económico ha sido equivocado

«El consenso es que el manejo económico venezolano ha sido totalmente equivocado», dijo Cárdenas.

«No es un tema ideólogico, no es un tema de izquierda o derecha, es un tema de haber roto con principios fundamentales, como la sostenibilidad fiscal, el control a la emisión monetaria, el manejo flexible del tipo de cambio», explicó.

Le puede interesar: El sistema de transporte en Venezuela a punto de colapsar

La agencia de calificación financiera SP Global Ratings rebajó en julio la nota de la deuda de Venezuela de CCC a CCC- y advirtió del riesgo de default en los siguientes seis meses por el agravamiento de la crisis política y financiera.

Un mes después, la agencia calificadora Fitch estimó que el riesgo de incumplimiento había aumentado tras las nuevas sanciones financieras de Estados Unidos, que a fines de agosto tomó medidas para complicar la emisión de deuda pública venezolana y restringir la repartición de dividendos en el exterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: