Guías para construir una casa segura en Nicaragua

Una guía para construir una vivienda resistente, que parte desde antes de empezar a hacerlo al tomar en cuenta el lugar donde se pretende, y recomendaciones para darle mantenimiento si ya está construida, aparecen en dos documentos que fueron elaborados por la UNI.

hipotecas, casas

Una guía para construir una vivienda resistente, que parte desde antes de empezar a hacerlo al tomar en cuenta el lugar donde se pretende, y recomendaciones para darle mantenimiento si ya está construida, aparecen en dos documentos que fueron elaborados por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y presentados este martes 17 de octubre.

Ambos productos forman parte de proyecto Construcción Segura, que con apoyo de la cooperación suiza para América Central, se desarrolla desde hace dos años y pretende que las ediciones habitacionales resistan al tiempo y los desastres naturales.

Lea también: Gobierno ofrece subsidio para los que compren viviendas en edificios

En la presentación, Marcela Galán, coordinadora del proyecto Construcción Segura, explicó que la idea es que las personas conozcan de forma sencilla qué hacer y qué deben evitar para conservar sus casas y que así sus habitantes estén más protegidos.

“Nosotros en la segunda guía hacemos una tabla de todas esas recomendaciones, cada cuanto se debe hacer mantenimiento”, sostuvo Galán, quien aseguró que el material es de fácil compresión para la ciudadanía y que está acompaño de dibujos que ilustran las explicaciones.

Guías
Marcela Galán, coordinadora del proyecto Construcción Segura, presenta las guías de buenas prácticas. LA PRENSA/ W.LÓPEZ

Lea además: Nicaragua está mejor preparada ante un posible sismo

El número de ejemplares sobrepasa las 5,000 unidades, que se entregarán a las alcaldía y otros instituciones públicas de Nicaragua.

Frecuencia de mantenimiento

Según la guía dos de buenas prácticas, a las paredes, vigas y columnas de una casa se le debe brindar mantenimiento una vez al año y después de un sismo. Los techos se deben limpiar previo al inicio de cada estación lluviosa, el sistema de agua potable y aguas servidas cada dos años. En el caso de puertas, ventanas y cerrajerías, lubricar una vez al año, limpieza profunda cada 15 días y pintura anualmente.

Para las paredes exteriores aplicar pintura una vez al año e interiores una vez cada tres años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: