Delincuentes no dan tregua en la ciudad de Granada

En diferentes sectores de la ciudad de Granada, se reportan grupos juveniles que asaltan a peatones y apedrean las casas, por lo que urge más presencia policial

La ciudad de Granada urge de mayor seguridad en sus calles, tanto en el centro histórico como en sus barrios periféricos. LA PRENSA/L.VARGAS

En el reparto Julián Quintana, al norte de la ciudad de Granada, se reportan ataques de grupos juveniles que asaltan a los peatones, apedrean las casas y mantienen en zozobra a los vecinos.

El taxista José Santos Zambrana dijo que la zona se ha vuelto tan peligrosa que ni de día se capean de los ladrones. “El lunes asaltaron a mi cuñado al mediodía cuando caminaba rumbo a su casa. Dos chavalos lo detuvieron y le pusieron un cuchillo en las costillas para quitarle el celular”, dijo el cadete.

Lea también: Sector verduras y granos básicos están renuentes a la limpieza en el mercado de Granada

La zona señalada como más peligrosa se ubica al oeste de la iglesia Espíritu Santo. “Esa zona del callejón para adentro es bien peligrosa, ahí se mantienen varios sujetos robando al que pasa y de noche nadie se atreve a pasar por ahí”, aseguró Zambrana.

Críticas

La jefatura policial sostuvo una asamblea con prestadores de servicios turísticos del parque y La Calzada, asimismo con representantes de algunos barrios y hubo críticas al trabajo de la Policía.

Lea además:  Autoridades de Granada prometen reparar vía hacia El Fortín

Representantes del reparto La Sabaneta denunciaron a una familia que se encargan de asaltar y agredir a los que entran al barrio. “No son pandilleros, ni drogadictos, es una sola familia la que está haciendo el alboroto ahí”, denunció una señora ante las autoridades y pidió mayor presencia de los uniformados.

Durante la asamblea la Policía recibió la denuncia de que en la calle La Calzada hay presencia de prostitutas, vendedores de narcóticos y enfermos mentales que ocasionan problemas en los negocios. Citaron que se sienten invadidos de borrachos y huelepega provenientes de los mercados capitalinos Roberto Huembes y Oriental, pero dicen que la Policía no hace nada.

Le puede interesar: Migrantes centroamericanos son criminalizados en su tránsito por México

El comisionado mayor Ramón Avellán, quien presidió la asamblea, dijo que el modelo de trabajo descansa en la comunidad, la Policía y el resto del Estado. Manifestó que la situación no se solucionará solo con poner en la cárcel a los delincuentes e invitó a la gente a seguir denunciando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: