En Poneloya y Las Peñitas procesarán los desechos de la pesca artesanal

El procesamiento de los desechos evitará el daño ambiental que actualmente producen estos residuos al ser depositados en alta mar o enterrados en las playas, y hará más atractiva al turismo esta zona costera

pesca artesanal

Pescadores esperan buena temporada

Para contrarrestar la contaminación en las costas y a la vez hacerlas más atractivas para los turistas, pescadores artesanales de Las Peñitas y Poneloya (León) transformarán los desechos de esa actividad en harina, que podrá utilizarse para alimentar a otros animales.

Dos cooperativas que aglutinan a unos treinta pescadores artesanales recibirán un molino eléctrico cada una y junto con unas diez familias de la zona transformarán en promedio unas 2,400 libras de vísceras y cabeza de pescado, en unas 800 libras de harina diariamente, ya que por cada tres libras de desecho se obtiene una libra de harina.

Le puede interesar también: Xolotlán, el lago contaminado que aporta alimento y empleo a decenas de familias

“Esta es una iniciativa piloto que estamos iniciando en esta zona específica, conscientes de la necesidad de buscar opciones para los desechos que reciben nuestras costas”, dijo Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur).

Evitará contaminación ambiental

El procesamiento de los desechos evitará el daño ambiental que actualmente producen estos residuos al ser depositados en alta mar o enterrados en las playas.

Puede leer también: En Nicaragua capturan langostas con “casitas cubanas”

“Esto ha generado problemas porque se filtra en el agua subterránea y contamina la localidad”, dijo Arturo Cano, coordinador del proyecto, y ejemplificó que en “Poneloya, como la marea no logra llevarse todo el desecho, este queda flotando y genera contaminación, mal olor y moscas que afectan a las empresas, a los pequeños restaurantes y hoteles que están en la zona”.

El proyecto, que es apoyado por el Fondo Canadá para iniciativas locales, también contempla capacitar a los pobladores de la zona para garantizar la reducción de la contaminación, a través del manejo adecuado de los desechos generados por la actividad turística y la basura doméstica.

pesca en Nicaragua

También el mangle

Según Dionisio Noel Suárez, de la Cooperativa Estrella del Pacífico, y Santos Pravia, presidente del Proyecto Palo de Oro, la transformación de los desechos de la pesca en harina es otro paso en beneficio del medioambiente de la zona.

Puede leer también: No más captura por buceo en Nicaragua

“Tenemos cuatro años de estar protegiendo a la tortuga marina y el bosque de mangle húmedo y ahora estamos trabajando para recoger los desechos para convertirlos en harina”, dijo Suárez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: