CSE crea en Centros de Votación una JRV «flotante»y viola la Ley Electoral

El CSE dispuso que se habilite una Junta adicional, en la que se disponga de 350 boletas para que se reciba a los ciudadanos que aparezcan en el listado de cedulados o padrón pasivo

El CSE dispuso que se habilite una Junta adicional, en la que se disponga de 350 boletas. LAPRENSA/ARCHIVO

Para Haydée Castillo, miembro del consorcio Panorama Electoral, las últimas modificaciones de las autoridades que alteran el procedimiento de las votaciones municipales buscarían confundir a los ciudadanos que no son simpatizantes del partido de Gobierno, sobre la Junta Receptora de Votos (JRV) en que podrán votar. Y además, según Castillo, evidencia que el Consejo Supremo Electoral (CSE) está actuando fuera de la Ley.

El CSE dispuso, de último momento, que adicional a las JRV ya constituidas en los Centros de Votación conforme la circunscripción de electores registrados en el padrón, se habilite una Junta adicional, en la que se disponga de 350 boletas para que se reciba a los ciudadanos que aparezcan en el listado de cedulados o padrón pasivo. La Ley indica que cada JRV debe tener inscritos a 400 votantes.

Lea además: Poder Electoral altera votación en Juntas Receptoras de Votos

Recordó Castillo que la Ley es clara en que los Centros de Votación y sus JRV se determinan “con base en los datos poblacionales y territoriales”, por lo que para Castillo “inventar una JRV adicional donde habrá un número menor de boletas a las que manda la Ley” lo que evidencia es que el CSE actúa “fuera del marco de la Ley”.

La medida, tomada a 10 días de las votaciones, fue confirmada este viernes por los representantes legales del Partido de Restauración Democrática (PRD), Saturnino Cerrato; del Partido Conservador (PC), Alfredo César, y Mario Asensio Flórez, del Partido Liberal Independiente (PLI), y quienes la respaldaron. Esas organizaciones son consideradas colaboracionistas del FSLN y su participación se daría para validar las elecciones municipales del próximo 5 de noviembre.

Según esos partidos, la existencia de una JRV “flotante” con 350 boletas es parte del nuevo procedimiento de que en los Centros de Votación donde los ciudadanos que no encuentren boletas disponibles en su JRV sean trasladados a otra en el mismo Centro de Votación para votar. Sin embargo, en el documento oficial del CSE no se dejó por escrito la creación de esa Junta “extra” en los Centros de Votación, constató LA PRENSA.

Lea también: Yatama formaliza denuncias electorales

“Se está esperando una masiva participación de electores, por eso en cada Centro de Votación habrá una Junta (adicional) con espacio de 350 personas para (los) que están cedulados pero no están (registradas) en el padrón. Todos los representantes de los partidos estuvimos de acuerdo con eso”, afirmó Saturnino Cerrato, presidente del PRD.

Argumento no se sostiene

Sin embargo, el argumento de Cerrato no tiene asidero, ya que la Ley establece que como máximo cada JRV tendrá 400 votantes y el CSE debe proveer un poco más de esa cantidad a cada Junta por cualquier percance, por lo tanto, es imposible que “sobren” votantes.

“No hay razón”, dice Castillo

Castillo, de Panorama Electoral, lamentó que “se estén levantando los pocos candados que daban cierta confianza al proceso electoral actual” y se sumen más “ineficiencias” a las que han venido señalando ese consorcio y otros organismos.

La Ley Electoral (Ley 331) manda a establecer en cada municipio “el número suficiente” de JRV “ante quien ejercerá su derecho al voto un máximo de cuatrocientos electores”.

Lea más en: Partidos políticos usan nombres de migrantes nicas para llenar listas de candidatos en Nicaragua

“No hay ninguna razón de sentido común que explique por qué se tendrán más boletas de las cuatrocientas por Junta Receptora que manda la Ley, ni de por qué se va a andar en procesión a los ciudadanos”, cuestionó Castillo.

Teme la representante de Panorama Electoral que deliberadamente se quiera causar confusión entre los ciudadanos no afines al FSLN, porque el CSE no está informando a la población de los cambios de último momento que afectan el funcionamiento de las JRV.

“Todo esto suma al estado de desconfianza y a la desesperanza de que las elecciones sean un vehículo para mejorar gobernabilidad en Nicaragua”, lamentó Castillo.

No creen en votación masiva

Mover electores de JRV lo justificó el CSE en la última reforma a la Ley Electoral, que permite que los ciudadanos del listado de cedulados que no aparezcan en el padrón electoral activo el día de la elección, con solo presentar su cédula de identidad, se le registre en el padrón activo y pueda votar.

El mover a electores de una JRV a otra, “en el lenguaje popular en Nicaragua, se le llama ‘ratón loco’ (…). Con esta decisión probablemente estemos asistiendo a una situación que va a favorecer al partido en el poder, porque es quien cuenta con recursos para trasladar a sus votantes, pero el resto de ciudadanos andarán confundidos por no estar claros si podrán votar en la JRV que les corresponde”, dijo Castillo.

Puede leer también: Estos son los aliados formales del FSLN en votaciones municipales 2017

Otra irregularidad que se facilitaría es el voto múltiple, “por lo que no será fácil ni transparente tener un conteo en el momento preciso de cada Junta Receptora de Voto, como lo mandata la Ley”, afirmó Castillo.

No es creíble para Panorama Electoral esperar “un desborde de personas” el próximo 5 de noviembre, cuando se celebrarán las elecciones municipales, teniendo como antecedente que en los comicios nacionales de 2016 hubo una abstención calculada en el setenta por ciento, y el comportamiento histórico es que en las municipales participan menos personas.

Aliados del FSLN respaldan

El PC, PRD y el PLI avalaron que en los Centros de Votación donde los ciudadanos que no encuentren boletas disponibles en su JRV sean trasladados a otra en el mismo Centro de Votación que tenga boletas disponibles, según el nuevo procedimiento del CSE. También respaldan que exista una JRV con 350 boletas extras.

Mario Asensio Flórez, del PLI, dijo que aprobaron el nuevo procedimiento del CSE, “porque es idóneo” para evitar que los ciudadanos del padrón pasivo se queden sin votar.

Alfredo César, del PC, expresó que “no fue una decisión unilateral del Consejo Supremo Electoral”, sino que “los partidos convenimos que esta es la decisión más acertada”.

 

400
electores es el máximo que deben ejercer el sufragio por JVR, según la Ley Electoral.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: