Los premios de Almagro

Luis Almagro asegura que esta actúa con independencia y que después del 5 de noviembre informará con veracidad sobre los comicios municipales

Estados Unidos

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha recibido un par de premios muy honrosos en los últimos días.

El 26 de octubre recibió en el Miami Dade College el Premio Francisco de Miranda, que le otorgó el Instituto Americano por la Libertad y la Democracia por su vigorosa y sostenida denuncia de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela y en solidaridad con la heroica lucha del pueblo venezolano por la recuperación de la democracia.

El sábado 28 de octubre le tocó recibir el Gran Premio de la Libertad de Prensa, que otorga la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a quienes se destacan de manera excepcional en la defensa de esa libertad primordial, soporte fundamental de la democracia.

Almagro recibió este reconocimiento en la 73ª Asamblea General de la SIP, reunida del viernes 27 al lunes 30 de octubre en la ciudad estadounidense de Salt Lake City. El secretario general de la OEA dedicó el premio a la memoria de los 33 periodistas asesinados el año pasado en la región, y lo compartió con “la prensa independiente de Venezuela” que —dijo el galardonado— “ejerce su labor a pesar de las constantes amenazas y la violencia permanente, bajo una dictadura que criminaliza toda forma de disenso”.

La parte esencial del discurso que pronunció Almagro al recibir el Gran Premio a la Libertad de Prensa, es publicada hoy en la sección de opinión de LA PRENSA. Es importante conocer lo que dice el líder hemisférico sobre el valor de la libertad de expresión y de información y acerca de los ataques y maniobras de los gobiernos autoritarios.

Almagro también aprovechó su presencia en el escenario de la asamblea general de la SIP, para pronunciarse sobre las elecciones municipales en Venezuela que han sido convocadas precipitadamente por la ilegítima asamblea constituyente de Nicolás Maduro, para diciembre próximo.

“No tiene sentido ir a un proceso electoral que no tiene garantías, porque no se puede jugar con el voto de la gente”, aseguró el secretario general de la OEA. Almagro agregó que en Venezuela los procesos electorales “están falseados” y que “el Gobierno se burla incluso del resultado de los comicios”. “Ninguna elección en Venezuela dará garantía a los electores a no ser que se realice con observación internacional calificada y especialmente por parte de esta Organización”, sentenció el líder de la OEA.

Sobre la problemática electoral de Nicaragua Almagro no se pronunció, a pesar de que una parte muy importante de la oposición y los organismos independientes de observación electoral, sostienen con abundantes pruebas y razones que aquí tampoco existen garantías electorales, que el sistema de elecciones está falseado y que participar en los comicios es “jugar con el voto de la gente”. Sin embargo, Almagro tiene un acuerdo de observación y mejoramiento del sistema electoral con Daniel Ortega y ha pedido un voto de confianza para la misión de la OEA. Asegura que esta actúa con independencia y que después del 5 de noviembre informará con veracidad sobre los comicios municipales.

Esperamos que cumpla su palabra. Quizás nadie le daría un premio formal por eso, pero tendría el reconocimiento de toda la gente honesta de Nicaragua, lo que no es poco.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: