Hasta 47.7 millones de dólares se ha invertido en subsidio a tarifa social de energía

La Ley 898, de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor, que mantiene congelada la tarifa social, tiene plazo hasta el 31 de diciembre de este año

Subsidio

En el 2016 el subsidio fue de 61.3 millones de dólares. LAPRENSA/ARCHIVO

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) reporta en página web que hasta el mes de septiembre se ha otorgado US$47,740,669.41 (47.7 millones de dólares) en subsidio a clientes con consumo residencial menor o igual a los 150 kilovatios al mes.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC) manifestó que es posible que con los meses que hacen falta de subsidio, a final del año se habrá invertido alrededor de 63 millones de dólares, un poco más de lo que se invirtió el año pasado.

Lea además: Aquí te explicamos por qué los nicaragüenses pagan la energía más cara de la región

“Es notable que hay un aumento en la inversión del subsidio cada año; comenzamos en el 2005 cuando se invertía un millones de dólares, la diferencia es que para entonces la cobertura eléctrica no superaba el sesenta por ciento y después con el cambio de Gobierno vino incrementando y ahora un noventa por ciento del país está conectado al Sistema Interconectado Nacional (SIN) lo cual es positivo, sin embargo eso significaba un mayor inversión en el subsidio”, dijo López.

Vence el plazo del subsidio

Cabe señalar que la Ley 898, de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor, que mantiene congelada la tarifa social, tiene plazo hasta el 31 de diciembre de este año, es decir que a partir del 1 de enero del 2018 si no se renueva la ley o el plazo, aproximadamente 755,564 clientes que son beneficiarios con el subsidio comenzarán a pagar la tarifa real.

Puede leer: Energía renovable podría erradicar los efectos del cambio climático, de acuerdo al Centro Humboldt

El año pasado según estadísticas del INE, se invirtió 61,383,420.79 millones de dólares, sin incluir el subsidio que se le da a los asentamientos y barrios en situaciones vulnerables.

López explicó que si bien es cierto que hay más beneficiados con la tarifa social, muchos también han perdido el beneficio y eso no significa que tiene un mejor nivel económico.

“¿Por qué lo pierden? No es porque dejaron de ser pobres y ahora consumen mas energía, sino porque hay casas donde habitan hasta cuatro familias y es muy difícil que el consumo de energía se mantenga en el límite de la tarifa social”, expresó López.

Lea también: Comercio nicaragüense ahogado por la tarifa energética

Señaló que aunque el subsidio representa una inversión fuerte, es necesario que se mantenga, pues muchas familias no podrían pagar el servicio, que es considerado uno de los más caro de la región, debido a las pérdidas energéticas.

Inversión y número de beneficiados

En el 2014 había 723,272 clientes y para entonces se invirtió 66.6 millones de dólares, posteriormente en el 2015 el número de clientes pasó a 745,272 y el subsidio bajó a 63.8 millones de dólares y en el 2016 que subió el número de clientes a 755,564, el subsidio fue de 61.3 millones de dólares.

Le puede interesar: Sector industrial de Nicaragua se hunde por el elevado costo de la energía eléctrica

David Castillo, expresidente del INE, al dejar el cargo a inicios del año planteó al poder legislativo revisar la política de subsidios a la tarifa de energía debido a que sostener ese beneficio ya presiona las finanzas públicas y a los sectores que no reciben ese beneficio, pero que aportan para mantenerlo.