Nueve años de cárcel más multas a dueños de falsos call center en Managua

Según la Fiscalía, los procesados tuvieron ingresos por 125 mil 438 dólares en concepto de remesas provenientes de Estados Unidos, Costa Rica, México, Colombia, China, Guatemala y Argentina, según un informe financiero de la Dirección de Investigaciones económicas de la Policía Nacional, que fue presentado en juicio.

Los condenados por crimen organizado están presos desde el 15 de febrero de 2017. LA PRENSA / ARCHIVO

Siete procesados por instalar ilegalmente varios call center (centros de llamadas) en distintos barrios de Managua, para estafar a personas radicadas en Estados Unidos y otros países fueron sentenciados a nueve años y seis meses de cárcel por crimen organizado y estafa agravada.

El juicio se desarrolló ante la juez suplente María Lourdes Corea, del Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio Managua.

Según la Fiscalía, los procesados tuvieron ingresos por 125 mil 438 dólares en concepto de remesas provenientes de Estados Unidos, Costa Rica, México, Colombia, China, Guatemala y Argentina, según un informe financiero de la Dirección de Investigaciones económicas de la Policía Nacional, que fue presentado en juicio.

El informe corresponde al período 2010 a diciembre del 2016.

Los condenados son Jimmy Hernández Rizo, Martín Dabdud Saenz, Melvin Castellón Tijerino, Mauricio Gaitán López , Sandra Rivas e Idania López Gámez, condenados a cinco años por crimen organizado y a cuatro años y seis meses de cárcel por estafa agravada y uso falso de documentos. Las víctimas son varios bancos nacionales y ciudadanos estadounidenses.

Mientras el acusado Rafael Morán Aragón fue condenado a dos años de prisión por uso falso de documentos, pero le fue suspendida la condena por ser menos a los cinco años y a cambio le impusieron otras medidas alternas como la presentación periódica a los juzgados.

Los procesados que resultaron no culpables son Guillermo Hernández Rizo, Marvin Miranda Pérez y Miguel Gutiérrez Bustamante. Según la judicial no se encontró prueba suficiente para desvirtuar el principio de inocencia.

Falsos empresarios

Los condenados, según el Ministerio Público utilizaron equipos técnicos especializados, falsificaron documentos y se hacían pasar por empresarios con vínculos en bancos del sistema financiero nicaragüense y como trabajadores de estas entidades, para inspirar confianzas en sus víctimas.
Las penas se cumplirán en el 2026.

Ofrecían tarjetas

Según acusación del Ministerio Público los condenados realizaban comunicación a través de llamadas en línea con ciudadanos estadounidenses, mediante las cuales les ofrecían tarjetas de crédito, servicios de venta de acciones de banco, reembolsos de casos de reclamos, franquicias por servicios de limpiezas, entre otros servicios que supuestamente eran brindados por tres bancos nicaragüenses.
En la sentencia la juez María Lourdes Corea ordenó el decomiso de bienes incautados entre estos celulares y computadoras.

22,552 córdoba, es la multa que se les impuso a los siete conminados por estafa agravada y crimen organizado. Dicha multa equivale a 400 días multa que la judicial les impuso en sentencia

Los condenados por instalar falsos call center están presos desde el 15 de febrero del 2017, tiempo que se les restará a su condena.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: