Comunidades de Masaya temen quedar incomunicadas

El camino hacia las comunidades El Corozal, El Palenque, El Comején, Pablo Valdivia y otras al este de la ciudad de Masaya se encuentra en mal estado

Masaya

El camino de El Corozal, Palenque y El Comején de Masaya, necesita adoquinado con urgencia, según sus pobladores. LA PRENSA/ N. GALLEGOS

Cada año la concurrencia a los actos religiosos, la asistencia a clases, la salida de la producción agrícola y la cobertura de salud, se vuelven más difíciles en las comunidades El Corozal, El Palenque, El Comején, Pablo Valdivia y otras ubicadas al este de la ciudad de Masaya. La razón es que el camino está deteriorado, por lo que el paso peatonal y vehicular es casi imposible.

En consulta anterior, el vocero de la municipalidad, Allan Gutiérrez, aseguró que para el próximo año, estas comunidades serán beneficiadas, como parte de los 75 kilómetros de adoquinado que se ejecutarán en barrios y comarcas de Masaya, según el PIA 2018.

Las recientes lluvias en el territorio nacional, desbarataron esta vía principal que comunica con varias comunidades.

Lea además: Agua potable falta hasta tres días en el mercado de Masaya

“Nosotros tenemos que salir a las comunidades a hacer las consultas médicas, pero se nos ha hecho bastante difícil porque el camino está partido y es difícil el acceso a las comunidades, por eso no lo hemos hecho al ciento por ciento y los pobladores que viven más lejano no pueden asistir al centro de salud”, dijo la doctora Gloria Sáenz, directora del centro de salud de El Comején.

Zona desatendida

El pastor evangélico Reymundo Zeledón lamentó que la municipalidad de Masaya tenga desatendida esta zona rural. “Y si le enseñara más adelante, está totalmente desbaratado, nosotros lo que pedimos es que se adoquine este camino porque de aquí sale toda la producción de perecederos y frutas hacia Masaya”, dijo Zeledón.

“La misma comunidad se ha encargado de reparar este camino, sabemos que hay presupuesto para adoquinar, pero lo que no hay es voluntad, esta comunidad va creciendo cada año y a veces los pastores no hacemos los cultos porque la gente no puede pasar”, explicó el religioso.

Puede interesarle: Reducido espacio para pasajeros en paradas de Masaya

Las pobladoras Griselda Pascua y Teodora Jiménez, coincidieron que es apremiante el adoquinado de la mencionada vía porque en cada invierno se va socavando más y podrían quedar incomunicados con la ciudad, asimismo aseguraron que tienen que usar botas de hule para cruzar las corrientes cuando están las lluvias.

«En ocasiones nos hemos caído porque nos trasladamos en moto. Realmente es imposible poder dar una buena asistencia médica por el pésimo estado del camino”, doctora Gloria Sáenz, directora del centro de salud de El Comején.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: