Cuatro obispos de la CEN votaron en las municipales

El obispo Báez no votó el domingo. “No por simple indiferencia o abstencionismo”, sino porque “un proceso electoral fruto de este sistema no es confiable”

El cardenal Leopoldo Brenes fue reelecto presidente de la CEN. LA PRENSA/ Tomada de El 19

De los ocho obispos nicaragüenses que conforman la Conferencia Episcopal (diez en total), al menos cuatro ejercieron su derecho al voto este domingo, otros dos no asistieron a las urnas y de dos más no se conoció qué decisión tomaron.

El cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN); el obispo de la Diócesis de León, César Bosco Vivas Robelo; el obispo de la Diócesis de Juigalpa y Río San Juan, Sócrates René Sándigo Jirón y el obispo de la Diócesis de Jinotega, Carlos Enrique Herrera, asistieron a votar el domingo.

Lea además: Se frotaron las manos y el dedo les quedó limpio en las Segovias

Los dos jerarcas católicos que no votaron son el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez y el obispo de la Diócesis de Granada, Jorge Solórzano Pérez.

LA PRENSA no logró conocer si el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Rolando José Álvarez Lagos y el obispo de la Diócesis de Estelí, Juan Abelardo Mata, ejercieron su derecho al voto este domingo.

Mensaje del cardenal Leopoldo Brenes

La agencia ACAN-EFE reportó que Brenes destacó la importancia de votar en las elecciones de Nicaragua de forma “libre” y “sin presiones”. Recordó que “cuando nosotros celebramos el matrimonio le preguntamos a los contrayentes: ¿venid a contraer matrimonio libre y espontáneamente, sin que nada ni nadie los presione?”

Lea más en: Ni el “pastoreo” logró ocultar apatía electoral en las municipales

“Creo que también muchos ciudadanos tienen que hacerse esta pregunta: ¿voy a asistir a mi Junta Receptora de Votos libre y espontáneamente sin que nada ni nadie me presione?”, se cuestionó a continuación el cardenal Brenes en declaraciones a periodistas.

Para Brenes “ese es el mayor gesto de libertad que cada uno de nosotros tenemos”.

Lea también: Alta abstención en Matiguás y Río Blanco: boletas quedaron en “blanco”

“Lo importante es que todos podamos ser verdaderos constructores de paz, verdaderos constructores de reconciliación, ir formando una familia en la cual cada uno de nosotros, como lo he dicho, desde nuestras perspectivas, desde nuestros pensamientos, de manera libre, lo importante es que podamos aportar lo mejor para el desarrollo y la prosperidad de la patria“, añadió Leopoldo Brenes.

Obispo de León

Por su parte, Vivas Robelo dijo que “en toda ocasión que se brinda a un ciudadano para aportar algo al bien común hay que aprovecharla, hay que tomar conciencia, es por el camino cívico que nosotros tenemos que ir resolviendo nuestros problemas”.

Le puede interesar: Voto tranquilo, pero por falta de votantes en Jinotega y Matagalpa

“Sabemos bien que en este mundo las cosas no son perfectas, pero las vamos perfeccionando conforme vamos comprometiéndonos en el campo de las leyes hacia la búsqueda del bien común”, expresó Vivas Robelo.

Sobre los obispos que expresaron que no votarían, Vivas Robelo dijo: “No lo sé, pero eso ya, como digo yo, respeto la conciencia de cada quien”.

Obispo Báez: “Un sistema electoral viciado”

El obispo Báez no votó el domingo. “No por simple indiferencia o abstencionismo”, sino porque “un proceso electoral fruto de este sistema no es confiable”. “Un sistema electoral viciado, con una historia de fraudes documentados y unas autoridades que no ofrecen confianza al pueblo de Nicaragua”, alegó el líder religioso a periodistas, tras ofrecer una eucaristía en Managua.

También lea: Gobierno presionó a fiscales opositores en Granada

Sobre el voto ejercido por el cardenal Brenes, Báez opinó que “en principio en una democracia el voto es una decisión personal, libre y secreta”. “En algunos personajes se hace público por el rol que juega en la sociedad pero nunca el voto de una persona debe condicionar a los demás, como tampoco en el caso mío, la decisión de no votar, debe condicionar a los demás”, expresó.

Y aclaró que la relación entre los obispos de Nicaragua es “de amistad y fraternidad”. “Nuestra comunión es fundamentalmente en la fe y en el amor como pastores de la Iglesia católica. En cuestiones de decisión personal en el campo social y político cada quien se deja orientar por su conciencia y por la verdad que aflora en lo profundo del corazón. Pero esto no significa división entre los obispos. Nunca la diferencia es empobrecimiento. Estamos unidos en lo fundamental, en lo que tenemos que estar unidos”, destacó Báez.

“Yo respeto a quienes han optado de forma distinta. El voto es una decisión muy personal en la que todos debemos actuar con respeto sumo”, añadió.

El obispo de Granada

El obispo Solórzano Pérez, quien ofició la misa de las 11:00 a.m. este domingo en la catedral Inmaculada Concepción, invitó a leer bien el numeral 2 del último mensaje de los obispos que habla de la problemática electoral en Nicaragua.

“En la problemática de las cuestiones electorales, la cosa sigue igual desde el 2012, el 2014, no ha cambiado nada”, refirió el obispo.

Puede leer más en: En León se cerró con tensión y anomalías

Hizo referencia del mensaje del evangelio de este domingo 5 de noviembre que promueve el servicio a los demás. “El servicio lo podemos aplicar también a los políticos, a los alcaldes, a la familia. (…) un político que no sirve o un padre de familia que no sirve, no es un buen guía”, refirió.

Explicó que el evangelio habla del servicio de Jesús, por lo que si un padre de familia se come todo lo que le corresponde a sus hijos, no es un buen padre. “Entonces si un político, también solo busca sus intereses, busca sus bienes para él y no sirve al pueblo, es un mal líder”, dijo Solórzano.

El obispo dijo que este domingo los templos de la ciudad estuvieron más llenos que de costumbre y se puede interpretar que el pueblo católico está orando por estas elecciones. “Porque la gente quiere un país mejor y desde la fe aportan para construir un país mejor”, expresó.

Además: Opositores en municipios de Buenos Aires y San Jorge señalan fraude en Rivas

Al terminar la misa, aproximadamente a las 12:30 del mediodía, Solórzano no había votado. Al preguntársele si votaría, dijo que respondía con el numeral 2 del último mensaje de los obispos.

El obispo de Chontales

Después de celebrar la homilía en la Catedral Nuestra Señora de la Asunción de Juigalpa, Chontales, el obispo Sándigo ejerció su derecho al voto.

Sándigo dijo que la votación es un “proceso cívico y espiritual”, pues mencionó que incluso la Biblia se refiere a las elecciones de autoridades y el deber de servicio de los funcionarios públicos.

“En esta ocasión lo bueno es que los ciudadanos tienen opciones para escoger, todos los candidatos son personas con valores y con cualidades para aportar al desarrollo”, comentó al referirse a los candidatos de Juigalpa.

Obispo Báez: hay que “purificar el poder”

Cuando “alguien manda y manda de forma indebida”, cuando alguien “usa el poder para enriquecerse” y lo utiliza para “generar desconfianza” y “conducir a la corrupción”, el pueblo tiene “una gran responsabilidad”, afirmó este domingo el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, quien no votó.

Para el obispo, “es una gran obligación del pueblo ser una instancia crítica”. Se trata de “purificar el poder” y hacerlo constantemente, pues “todo poder humano debe ser purificado porque todo poder humano tiende al autoritarismo”, aseveró Báez, quien el domingo llamó a sus feligreses a ser “actores y no espectadores”.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: