ENTREVISTA

Bayardo Cuadra, historiador: “Nunca le he dado mucha importancia a las elecciones”

El historiador Bayardo Cuadra, recuerda las elecciones más históricas de Nicaragua, los personajes más importantes y aquellos días en los que el país recién se había convertido en república y las mujeres aún no tenían derecho a votar.

05/11/2017

Las primeras elecciones que Bayardo Cuadra recuerda fueron en 1947. Él tenía 15 años y en aquel entonces las mujeres aún no tenían derecho a votar. Según él, solo votaban los hombres, “de raza pura” que pertenecían a la alta sociedad y tenían recursos económicos para sus campañas.

En esta entrevista, el historiador recuerda elecciones importantes como las de 1984, 1974, 1990 y las pasadas elecciones presidenciales de 2016. Además, analiza la historia electoral de Nicaragua. Cuando los norteamericanos vigilaban los comicios y cuando aún era prohibido votar para los indios, negros y las mujeres.

¿Cómo se empezó a elegir en Nicaragua?

Nicaragua, cuando nace como república, cuando se independiza, es cuando empieza a tener necesidad de elegir autoridades, pero que salgan del mismo seno de esa pequeña república que está recién formada. Cuando Nicaragua formaba parte de una federación con los otros países centroamericanos, empezaron a darse ya esas formas de elección donde la consulta con los electores, con los votantes, era de forma directa o indirecta. Hay una disposición de los primeros años de la república federal, de que por cada 300 mil habitantes se podía elegir un elector. Este elector después iba a elegir a las autoridades superiores que eran el ejecutivo, porque no había entonces presidente, y elegir a los diputados. Una vez que había una elección, se empezó a ver también ¿quiénes podían votar o no? Cuando uno lo ve con perspectiva dice: “Qué absurdo esto”, porque solo podían votar los que tenían educación, los que tenían algún dinero, los que podían ser de clase alta. El bajo pueblo no tenía acceso a esto. Durante los años de 1850 y los que continuaron esa era la forma de elegir. Las mujeres no votaban, pero ni remotamente.

¿Por qué no podían votar?

El voto femenino se vino a generar aquí hace 60 años. ¿Por qué? Porque decían que la mujer por su sensibilidad, por su carácter, llamémosle emotivo, podía ser objeto de manipulación. Yo te puedo mostrar que eso aparece en documentos. Y esa manipulación podía ser hecha por autoridades que tuvieran capacidad de convencer a la mujer de que ese era el camino correcto. Entonces decían que los curas y los religiosos tenían una gran influencia sobre las mujeres y que podían orientarlas, por ese mismo dominio espiritual que tenían sobre ellas, a votar a favor de uno u otro candidato. Decían que las mujeres no tenían capacidad de discernimiento. En el siglo XIX se daba mucho. Inclusive, para optar a los cargos se exigía tener cierta calidad educativa, intelectual y de recursos.

¿Incluso para ser candidato?

Incluso para ser candidatos. Bueno, las mujeres no podían entrar a la universidad. Hay un caso terrible ahí de una hija de Fulgencio Vega que quería estudiar leyes, no había universidad, era una escuela de Derecho, y le dijeron que por ser mujer no podía entrar. Pero era una figura prominente. Las discriminaciones que nos pueden resultar absurdas en este momento tenían mucha influencia en la forma en que ese ambiente social se desarrollaba. Los indios, los negros, y demás, no votaban.

¿Y quiénes votaban? ¿Quiénes ocupaban cargos?

Para ejercer un cargo necesitabas tener limpieza o pureza de sangre. Si eras hijo de algún negro no podías optar a cargos. Se tiene que ver la historia de las elecciones también en función del votante. Aquí no hubo Consejo Supremo Electoral ni nada parecido. Creo que cuando la intervención americana, que se empezó a tratar de que Nicaragua entrara en un periodo de paz, las primeras elecciones que se dieron, cuando resultó electo el presidente (José María) Moncada, había una supervisión norteamericana. Supervisión en el sentido de que no iba a haber ese juego donde secuestraran votos o trasladaran votos de aquí para allá. Podría ser, aunque suene un poco contraproducente, que esas eran una de las primeras elecciones en el siglo XX donde los resultados podían considerarse como bien hechos. Con supervisión americana nadie podía andar escondiendo urnas y cambiando los votos.

¿Cómo obtuvieron su derecho a elegir las mujeres? Me cuenta que fue hace relativamente poco.

Esta era una reivindicación que las mujeres habían tenido años atrás, pero no se empezó a sentir esa presión de las mujeres hasta que ya estaba avanzado el siglo XX. Pero hubo un fenómeno bien interesante porque alrededor de Somoza García se empezó a formar a lo que le decían “El ala femenina liberal”. Eran mujeres con mucha energía, muy capaces, y le dijeron a Somoza: “Bueno, nosotros lo respaldamos a usted y formamos un grupo de mujeres liberales, pero usted tiene que apoyarnos a nosotras”. Y una de las cosas que le pidieron fue el voto femenino. Pero Somoza no quería entrar en ese lío. Así que dejó en manos de los diputados que decidieran eso. Las mujeres eran combativas. Iban al salón de sesiones a decirles cosas a los diputados y senadores. Creo que la primera vez que se permitió el voto femenino, que se instituyó, fue para las elecciones que se hicieron después que mataron a Somoza García. (Las elecciones se realizaron el 3 de febrero de 1957). Con el tiempo, lo que ha variado también son las edades en las que te permiten votar. Ahora es a los 16 años, antes era a los 18.

¿Y antes cómo era?

Antes simplemente para poder votar necesitaban tener un ascendiente dentro de la sociedad. Los chavalos no tenían discernimiento para poder votar. Entonces los que votaban eran las personas mayores, solo hombres y tenían que ser de raza pura. Pero había una lógica detrás de eso, porque si no sabés leer sos como un ciego.

¿Y sí era negro y sabía leer?

Si no tenía pureza de raza, no.


Lea también – Nicolás López Maltez: “Esto es un carnaval de politiquería”


¿Uno tenía que ser blanco para aprender a leer?

En la escuela era difícil. Cuando Rubén Darío nace, y examinás cuál era la situación educacional en Nicaragua, te morís de las ganas de llorar. No había educación primaria suficiente, mucho menos secundaria. Si querías ascender a ser abogado tenías que ir al Seminario San Ramón, pero después para titularte tenías que ir a Guatemala. Las personas que tenían posibilidades de viajar al extranjero, tenían que tener recursos. Y los negros no tenían recursos. Los indios no sabían ni hablar español.

¿Cuál es la primera elección que usted recuerda?

Que yo recuerde que hubiera una elección en Nicaragua, probablemente la de 1947. Esa es la que yo más recuerdo. Pero viendo hacia atrás, fijate que no había elecciones en Nicaragua, solamente en tiempo de los conservadores. Y la que dio lugar a que fuera electo Moncada y después el presidente Sacasa, porque Somoza siempre hacía trucos con la Constitución y se reelegía. Estaba yo chavalo en el 47. Y para atrás, no es que no las haya vivido, es que no hubo elecciones en Nicaragua.

¿Y la elección más importante que usted recuerda?

Si me pongo a ser un analista del desarrollo de la democracia en Nicaragua y de las elecciones como un medidor del avance democrático de Nicaragua, pienso que las últimas pueden ser un buen modelo. Me interesa ver, más que el aspecto institucional, la parte del votante. Ahora los chavalos ya pueden votar y los chavalos son los que van a gobernar este país. El presidente de Nicaragua ya nació, ahí anda. Porque cuando llegue a ser presidente va a tener 50 años. Y puede ser una mujer.

En la historia de Nicaragua ¿qué tan importantes fueron las elecciones de 1990?

Fue la primera vez en muchísimos años que en Nicaragua el partido perdedor era el partido que estaba en el poder.

¿Recuerda la última vez que votó?

Hace un año, en las presidenciales. Aquí cerquita tenemos el cantón en que se vota.

¿Y por quién votó?

(Ríe).

¿A Modesto Salmerón lo recuerda?

Sí. Yo lo conocí, es de una familia muy, muy honorable de Jinotepe. A Modesto se le acusa de haber sido el que ejecutó el fraude de 1947, porque para entonces él era una especie de presidente del Consejo Supremo Electoral. Esa es una mancha que existe y que lleva un nombre: Modesto Salmerón. Modesto era un instrumento nada más, de Somoza García. Pero ha quedado como un sinónimo. Dicen fraude electoral y usan a Modesto Salmerón. Pobre don Modesto, porque se conoce quién era el que mandaba en este país, y cuando te oponías a él te pasaba lo del presidente destituido que fue a vivir a México, Leonardo Argüello. Si te ponés como Sandino, te matan. Somoza era un hombre que al momento de tomar una decisión política era muy duro.

En toda la historia de las elecciones ¿cuáles diría usted que han sido las más democráticas que hubo?

Te vas a morir de risa, pero cuando alguien de afuera está en capacidad de darte el visto bueno, en esa misma medida las elecciones son buenas. ¿Por qué quieren a la OEA? Porque la OEA va a venir a decir: hubieron elecciones bien hechas, no importa quién ganó. Nos dimos cuenta de que no hubo chanchullos, y que por tanto se respetó el voto. Cuando los americanos vinieron aquí, cuando eligieron a Moncada, se cree que Moncada ganó libremente. Estaban súper vigiladas.

¿Cómo recuerda las de 1984?

Tenés que verla en un período donde la revolución sandinista tenía simpatía extrema. Oposición prácticamente no había. Pero había una guerra ya. No podés pensar que es un país que estaba en paz. Las condiciones alrededor de eso no eran para sentirte animado, dispuesto, con una sensación de mejora porque el panorama era bien oscuro. Había un embargo comercial, había guerra, había una crisis económica en el país tremenda. Lo que era la ropa, los artículos de uso cotidiano, escaseaban mucho. Pero si se trataba de simpatía por los sandinistas, sí la había.

¿Cuál ha sido el peor fraude en la historia de las elecciones de Nicaragua?

Siempre ha habido en mayor o menor medida. Pero lo más connotado es probablemente el que se dio cuando la elección de Leonardo Argüello. Porque el hecho de haber puesto dos filas era un termómetro. Vos sabías dónde estaban la mayoría de los votantes en relación con el otro partido que era el somocista. Hizo más creíble la protesta de que había habido un fraude, y que se habían cambiado los votos. El más notorio, el más recordado, el que ha sido más grosero. Era forma muy burda de organizar fraude. A Roberto Rivas se le acusa también, pero no hay pruebas, como eso de la fila. Las últimas elecciones presidenciales son quizás el segundo.

Bayardo Cuadra, historiador nicaragüense hace un recorrido por todas las elecciones que se han dado en el país desde el siglo XIX hasta nuestros días. LA PRENSA/Óscar Navarrete

¿Usted podría comparar a Modesto Salmerón y a Roberto Rivas?

Modesto y Roberto son inclinados al partido en el poder. Ya desde esa simpatía abierta que uno y otro han tenido, te dan la sensación de su independencia. Comparado, por ejemplo, con Mariano Fiallos, Mariano es la antítesis de ellos. Porque Mariano le dijo a Daniel: “La perdiste, la perdiste”. Daniel se tiró al suelo y todos los sandinistas lloraron en el Olof Palme, pero Mariano dijo: “Yo no voy a cambiar, la perdiste, la perdiste”. Mariano ha quedado como un símbolo de identidad, a la hora de ser él el eje de una decisión de quién ganó y quién perdió. Mariano no se prestó a eso. Y a los otros los tienen como los bichos más malos del mundo. ¿Salmerón? Uy, dicen. ¿El gordo este? Uy, dicen. Mariano era sandinista y lo pusieron ahí. Y a la hora de perder le dijo a Daniel: “La perdiste y no hay forma”.

Y hablando de las elecciones del 90, Nicaragua estaba paralizada con esos resultados. En la madrugada y al día siguiente ¿usted cómo vivió todo eso?

Yo lo viví con alivio porque sentí que era un buen paso. Si la mujer votaba era silenciosa, no es expresiva. Aquí lo guardan y piensan mucho en la seguridad. Si le preguntabas a una mujer que había perdido al marido, al hijo, al sobrino o al novio en la guerra, y en su horizonte ve que esa situación va a seguir lo mínimo que esa mujer va a decir es: “Alguien me ofrece una alternativa distinta y ese partido no es el partido sandinista, yo voy a votar por eso”. Era el voto de una mayoría silenciosa. Yo estaba en la noche con unos parientes que se iban a Estados Unidos. Los tenía en mi casa y al día siguiente los iba a acompañar. Me acuerdo que estaba en mi casa cuando dijeron: “¡Ganó doña Violeta!”

¿Y usted quién creía que iba a ganar?

Yo creí que iban a ganar los sandinistas.

¿Qué edad tenía usted cuando votó por primera vez?

Yo estuve fuera de Nicaragua un tiempo. Debe haber sido en el 74, fue la primera vez.

¿Y por quién votó?

No recuerdo quiénes eran. Es que yo nunca le he dado mucha importancia a las elecciones. Es como dejar de ir a misa. Sos católico y sentís ganas de ir a misa, pero un día decís: Voy todos los días desde que estoy en el colegio… Entonces prefiero irme de vacaciones el domingo. Yo tengo un programa en la radio todos los domingos del mundo. Y cuando me dicen “el domingo no hay transmisión”, me voy para la playa.

¿Y en estas elecciones va a votar?

Sí voy a votar. Es que me queda cerca y así veo a Daniel Ortega. Veo a Edén Pastora, hacemos fila a veces. Hay dos filas para votar, no es una sola y yo le digo a Edén: “Edén, estás en la fila de la derecha” (ríe).

Para concluir, usted ha visto ahorita la campaña de Ariel Montoya, me imagino. Usted que ha vivido tantas, ¿cuál es la campaña que más lo ha divertido?

Aquí hubo una que era pura ficción. Ramiro Cuadra Vega, hermano de Chepito, Manolo Cuadra y todos. Ese hizo una campaña, llegó a Masaya para que pronunciara el discurso de apertura de la campaña y contrató a un mudo. Él puso un logo que decía: “Con este signo vencerás”. Eso es cristiano, era la cruz, pero en vez de eso puso la guatusa. Fue cuando a Luis Somoza lo iban a elegir. Era jocosa, era como una burla. Pero en serio, la que más me impresionó la de Agüero.

¿Qué significa para usted el voto?

Creo que debe seguir siendo ejercido. Pero a mí lo que me preocupa es la apatía. La apatía de la gente por votar. Me preocupa sobre todo entre la gente joven. Yo puedo explicarte porque ya no voto. Hay un momento en que te volvés indiferente.

¿Por qué le preocupan los jóvenes?

Muchas veces es porque se cree que los políticos que vos elegís van a seguir haciendo lo mismo que hicieron los otros. Esa creencia es culpa de los partidos políticos y hace que la gente se vuelva apática.


Plano personal

Bayardo Cuadra nació en noviembre de 1932. Mientras era entrevistado, se dio cuenta de que ya tenía más de 80 años.

Está casado desde hace más de 50 años con una mexicana y tiene cuatro hijas. Se casó cuando él tenía poco más de 20 años y su esposa 18.

Disfruta mucho del cine. Asegura que tiene un libro que le recomienda 1,000 películas que tiene que ver antes de morir, y ha visto unas 470. Lamenta, sin embargo, que no tiene con quién hablar de cine.

La música también le gusta, pero no la moderna. Le hace preguntarse cómo los jóvenes se enamoran con música en esta época.

Asegura que es tremendo bailarín. A sus hijas y las amigas de ellas les enseñó a bailar música disco. También es bueno bailando boleros, chachachá y mambo.

Aprendió a leer a los 4 años.


 

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

  • Carlos M Alvarado

    Moncada no fue elegido democraticamente sino elegido a fuerza de fusil de los Yankis que lo habian seleccionado como el mejor traidor, es una desgracia que este mal llamado Historiador pretende ignorar la verguenza de la ocupacion y trata de vendernos al Imperialista Yanky como un angel democratico y sīn mancha…que descaro

  • El patriota

    A las 10 de la mañana del 5 de noviembre se puede observar en el colegio modesto Armijo en el reparto Miraflores que los sandinista están trayendo en caponeras gente de otras circunscripciones, ya que la prensa no habilitó ningún artículo para que la población expongas sus observaciones lo hacemos donde sea. Esta gente que está viniendo a votar al colegio Modesto Armijo es gente que no es del sector. La gente de este centro no está votando hay abstención masiva.


Recientes
25/04/2018 12:18 PM

Al menos nueve jóvenes perdieron un ojo por disparos durante las protestas

Nacionales
Al menos nueve jóvenes perdieron un ojo por disparos durante las protestas

La cibernauta Irela Iglesias realizó una lista de afectados y trabaja con amistades y organizaciones, quienes valorarán a los jóvenes que necesitarán prótesis..

25/04/2018 12:15 PM

EN VIVO | Real Madrid vs. Bayern en semifinales de la Champions

Deportes
EN VIVO | Real Madrid vs. Bayern en semifinales de la Champions

Este es el minuto a minuto del juego entre el Real Madrid y el Bayern de Múnich en las semifinales de la Champions League..

25/04/2018 12:04 PM

CIDH solicitará visita de trabajo a Nicaragua tras masacre

Nacionales
CIDH solicitará visita de trabajo a Nicaragua tras masacre

CIDH condena la muerte de al menos 25 personas por la represión gubernamental durante las protestas de los últimos días ..

25/04/2018 12:00 PM

Más de 60 desaparecidos y 200 detenidos durante protestas

LPTV

El asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Marcos Carmona, estimó que solo en Managua permanecen detenidas más de 200 personas y unas 60 aún desaparecidas..

25/04/2018 11:52 AM

Empresas de transporte terrestre reanudan operaciones al haber relativa calma en Nicaragua

Nacionales
Empresas de transporte terrestre reanudan operaciones al haber relativa calma en Nicaragua

El domingo una unidad de TicaBus tuvo daños en dos ventanas y parabrisas, por lo que no realizó viajes el lunes y fue hasta el martes que reanudaron; en el caso de TransNica los servicios se cancelar..

25/04/2018 11:46 AM

20 exjefes de Estado le piden medidas a la OEA en caso de Nicaragua

Política
20 exjefes de Estado le piden medidas a la OEA en caso de Nicaragua

Iniciativa IDEA se solidariza con “la pérdida de vidas humanas”y cuestiona represión de Ortega..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}