Detenciones y más abusos en Masaya por las municipales

El representante legal del PLC en Nindirí, César Castillo, denunció la detención de Alexander Torres, concejal propietario, así como de Wilber Avellán y dos de sus hijos

Los opositores denunciaron que el proceso electoral en Masaya estuvo plagado de irregularidades. LA PRENSA/ N. GALLEGOS

Antes que los pobladores asistieran a votar, en la JRV número 12 del Centro de Votación Alejandro Vega Matus, del barrio Pancasán, ya habían tres boletas firmadas y marcadas a favor del FSLN.

La situación provocó la denuncia del fiscal Luis Adán Silva, del PLC, que, sin embargo, vio como la junta fue abierta en unas votaciones que estuvieron plagadas de irregularidades en este municipio.

Lea además: Wilfredo Penco: CSE publicará acta por acta en su sitio web los resultados de las votaciones

“Una vez más se repitieron las mismas anomalías que hemos registrado en anteriores elecciones. Nos encontramos con algunas juntas con más de ochocientas boletas, quinientas boletas, el actuar fue descarado. Mucha gente del propio Frente Sandinista le dio la espalda a su candidato porque ya están cansados de lo mismo”, comentó Lester Villarreal, presidente departamental del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

“Nuestros fiscales nos reportaron todas las anomalías que se dieron en los Centros de Votaciones de los municipios que conforman este departamento que es meramente liberal”, dijo Villarreal.

Denuncian detención

El representante legal del PLC en Nindirí, César Castillo, denunció la detención de Alexander Torres, concejal propietario, así como de Wilber Avellán y dos de sus hijos.

Lea también: Panorama Electoral reporta 56 incidencias durante la apertura de los Centros de Votación

La Policía los detuvo por el supuesto delito de tenencia ilegal de armas, las cuales no fueron encontradas en sus casas se habitación, según Castillo.

Este hecho se realizó el domingo en horas de la madrugada, y hasta la hora de nuestro cierre los detenidos seguían en la estación policial de Masaya en calidad de “investigados” según miembros del PLC.

La tinta indeleble del CV 501, en la comarca de Pacayita, se estaba borrando con solo sudar, indicó por su parte el presidente de dicho centro. En cambio, Jasmin Madriz Salinas no pudo votar porque no estaba registrada en la junta que le correspondía.

“Abstención marcada”

La Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos (ANPDH) informó que una de las irregularidades de esta elección es que hubo cambios de último momento en el padrón electoral.

Lea más en: FAD: Hay una “gigantesca abstención” como rechazo al fraude electoral

Además se vio propaganda oficialista dentro de los mismos CV en Masaya.

Álvaro Leiva Sánchez, secretario ejecutivo de la ANPDH, dijo que detectaron muchas irregularidades en este proceso electoral, lo que redundó en apatía de la población. “Vimos un alto índice de abstencionismo muy marcado, los ciudadanos estuvieron indiferentes a su derecho a votar”, agregó Leiva al describir un proceso electoral cuestionado por su falta de credibilidad y las denuncias del control del FSLN en el sistema electoral.